Cuando llegan lo meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, se hace casi imprescindible para los que no vivan en el Aljarafe, subir a este "altozano" sevillano, que eso significa Aljarafe (otero, elevación), para entre otras cosas degustar su "Mosto" o lo que es lo mismo el vino nuevo de cada año.

"Hablar de "mosto" en Sevilla, es hablar del Aljarafe, una de las comarcas que circundan la capital. Su tradición vinatera le viene de lejos - una de las primeras alusiones al cultivo de la vid la vemos reflejada en monedas, con representaciones de racimos, de época romano-republicana de Osset (San Juan de Aznalfarache) - este acervo vitivinícola a pesar de los avatares y transformaciones que ha sufrido dicha comarca, sigue presente.

Y gracias a sus viticultores y bodegueros continúa con gran pujanza la elaboración y consumo de este peculiar vino". Así comenzabamos en nuestra web de Apoloybaco, allá por el año 2001, cuando propusimos la puesta en marcha del la Ruta del Mosto del Aljarafe, atendiendo a esa larga tradición de elaboración de este partcular vino en esta comarca sevillana. 

Casi quince años después podemos decir que aquella propuesta, hecha a través de internet, algo casi desconocido por entonces, es hoy día una relaidad bastante tangible y consolidada y son mucho los pueblos que estan recuperando los viñedos abandonados en su día, entre otras cosas por la especulación inmobiliaria, para volverlos a poner en valor.

Y son mas las tabernas, bares, tascas, bodegas y bodegones, que no sólo lo ofrecen a sus clientes y visitantes sino que también, tienen una elaboración propia.

Este es el caso de la Taberna El Coco de Villanueva del Ariscal. Fundada en el año 1946, por lo menos desde entonces cuenta con licencia de apertura como nos comenta Manuel Limón Parra, biznieto del fundador de este entrañable rincón "mostovita".

Taberna El Coco, llamado así porque era el apodo que teniá el bisabuelo, cuenta ya con cerca de 70 años ofreciendo este preciado vino aljarafeño. Manuel, que supone la 4ª generación al frente de este negocio, le ha dado un importante impulso en estos últimos años, remozando sus viejas instalaciones con el objetivo de seguir elaborando mosto.

Y para ello tiene acondicionado un pequeño lagar donde se encuentra la despalilladora y la prensa de husillo, la piscina para recepción el zumo de la uva, antes de pasarlo a los correspondientes bocoyes, unos doce bocoyes de 640 litros cada uno. 

Y quizás lo mas importante para no tener que depender de nadie, poseen un viñedo propio y otro alquilado, los dos en el término municipal de Villanueva del Ariscal, con uvas de la variedad garrido fino, una variedad autóctona de la provincia de Sevilla, ideal para la elaboración de vinos jovenes por su baja acidez y sus aromas frutales como el limoncillo.

En la Taberna El Coco se realiza todo el proceso de elaboración desde el despalillado, pisa y prensado de la uva hasta la fermentación en los bocoyes durante algo mas de cuarenta días y por supuesto la venta y sobre todo el consumo en la misma taberna. 

Manuel Limón (en el centro de la foto) que ahora regenta la Taberna El Coco y ha hecho de ello su actual profesión, junto con la de viticultor y bodeguero.

Fue hasta hace poco tiempo "sacador de punto", es decir hacía el basto de las esculturas, principalmente de las esculturas religiosas, la imaginería y lo realizaba para escultores como el afamado escultor e imaginero Manolo Carmona, autor entre otras obras de la escultura del retablo del santuario del Rocío y de imaginería sacra para numeros lugares de España. También ha trabajado para Antonio Joaquín Dubé de Luque que es también un escultor e imaginero.

En la Taberna El Coco, en la época del mosto este se sirve en botellas de medio litro para que los clientes se vayan sirviendo poco a poco y este suele estar acompañado de una extraordinarias aceitunas aliñas también de la comarca. 

Manuel esta consiguiendo un mosto de una excelente calidad, muy apreciado por los lugareños y por los visitantes. A la entrada de la Taberna cuenta con unos cuantos bocoyes con los que rellena las botellas del mostrador y los envases, principalmente garrafas para su venta al exterior.

Apoloybaco visitó por dos veces en diciembre de 2014 este encantador lugar con el objeto de degustar su mosto y ciertamente que no nos defraudo, todo lo contrario salimos muy satisfechos, por lo menos con el mosto de esta cosecha, un vino blanco joven con unos 12,5% vol. de alcohol, muy afrutado, fresco, aromas herbáceos y toques citrícos, muy agradable en boca con una acidez vivaz que le da esa frescura, equilibrado e invita a tomar otro vasito.

Pero en la Taberna El Coco también se ofrecen unas deliciosas tapas que sirven para acompañar este acendrado mosto, todos son guisos caseros como su sabroso menudillo de pollo con tomate, sus jugosas espinacas, y que decir de su extraordinario menudo con garbanzos y de sus garbanzos con choco.

Tampoco falta su buena chacina y una excelente carne mechada.

Sin lugar a dudas un sitio muy recomendable, durante todo el año, aunque en estos meses invernales tiene un encanto añadido, pues su chimenea hace la estancia mucho mas agradable, la taberna que mantiene la tipicidad del lugar esta decorada también con unos originales y bellos cuadros pintados por Angela Limón, hermana de Manuel.

Para Apoloybaco fue una auténtica alegría comprobar que la que en su día llamamos Ruta del Mosto, goza de una extraordinaria salud, y tiene un gran potencial que gracias al trabajo, dedicación y buen hacer como la Taberna El Coco le augura un largo futuro.

Taberna El Coco: C/ Concepción, Villanueva del Ariscal (Sevilla). Tel: 955 711 326

Arriba