0
0
0
s2smodern

 

dmercao-navidad-2015RESTAURANTE D'MERCAO

Conde de Barajas, 23. 41002 Sevilla

Teléfono: 954 389 125
Sitio web: www.dmercao.com
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

 

Mala Aceptable Buena Muy Buena Excelente

manfredi-dmercaoCasi coincidiendo con sus dos años de vida, visitamos la directiva de ApoloyBaco el restaurante DMERCAO sito en el número 23 de la sevillana calle Conde de Barajas, justo enfrente de la casa natal de Gustavo Adolfo Bécquer.

Fuimos recibidos por su propietario el chef sevillano Jorge Manfredi, que finalizando el año 2013 abrió este establecimiento después de haber llevado con gran éxito su oferta culinaria durante diez años en Málaga. Tras saludarnos, departimos unos minutos, explicándonos la intención de su cocina y el producto que ofrece.
Jorge nos propone una cocina de temporada mezclando las culturas gastronómicas japonesas y mediterráneas basándose en el producto de temporada que le lleva a la  creación de unos platos llenos de sabor y excelente presentación. Como su nombre indica el producto fresco de calidad de nuestros mercados es la base de su materia prima, variando la carta cuatro veces al año acompañando a cada temporada.

La oportunidad que se nos presentaba era bastante provechosa para poder observar una gran diversidad de platos, ya que el número de comensales era generoso y las ganas de celebrar las fiestas navideñas compartiendo amistad, gastronomía y algún vino lo propiciaba.

brindis-dmercaoComenzamos nuestra jornada gastronómica con un aperitivo, atención de la casa; “salmorejo de naranja”, pasando a degustar dos de los platos estrella de la casa, el “tartar de pez mantequilla con aderezo de miso, huevas de masago y aguacate”, y los “fideos tostados al tenzuyu con alioli de peras y colas de gambones”. Estos platos son representantes dignos de esta mezcla de tradiciones culinarias de las que hemos hablado anteriormente. Estaban realmente deliciosos y su presentación era excelente.

Tras estos entrantes compartidos pasamos a los platos que pedimos los diferentes comensales: “Abanico ibérico caramelizado al miso, salteado de shitakes y zanahoria cítrica”, “Tataki de solomillo de buey al jengibre con salteado de setas y salsifis”, “Lomo de ciervo, patata trufada y chips de remolacha”, “Pargo a la roteña (la reinterpretación)”, “Lasaña crujiente de wantoo y ternera con bechamel de cardamomo y huevo 60º”, “Taco de cochinillo confitado, chutney de membrillo y arroz salvaje suflado” y “Lomo de buey madurado a la parrilla”. Todos los platos con una presentación excelente y por su puesto con una detallada explicación dada por el amable personal de sala. Difícilmente podríamos destacar uno, pero quizás merecería una especial mención el cochinillo.

seis-rondaLos postes no se quedaron atrás en deliciosos y bien presentados. Compartimos un recomendable “Otoño lluvioso: galleta, café, castañas y chocolate”, mezcla de sabores que contrastaban de forma espectacular. También compartimos un clásico “Coulant de chocolate negro 70%, pistacho, cardamomo y más pistacho”, aún recuerdo al escribir estas letras su delicioso sabor del chocolate templado con el delicado bizcocho.

También es destacable la selecta carta de vinos en la que podemos encontrar los de las tierras andaluzas sin olvidar los de otras regiones representativas. Como aperitivo degustamos un “Amontillado muy viejo” de Bodegas Góngora (Sevilla). Para acompañar las viandas nos decimos por un “Chinchilla 6+6”, D.O. Sierras de Málaga, elaborado con cepas Tempranillo y Syrah, caldo de la Bodega Doña Felisa de Ronda. Acompañaron los postres un Pedro Ximénez (V.O.R.S.) de Bodegas Tradición (Jerez de la Frontera). Todos estos vinos también muy recomendables.

Una excelente jornada apolobaquiana recomendable, pues nos encontrábamos en un lugar muy singular, ya que tras nuestra excelente comida (gastronomía) y los caldos degustados (enología), nos encontrábamos delante de la casa natal de Gustavo Adolfo Bécquer (Literatura), finalizando con una copa en el Café Jazz Naima (Jazz).
 
 

 

Ir Arriba