No hay nada como comenzar el año, tabernariamente hablando, que visitando la ruta del mosto del Aljarafe sevillano. Así un año mas y ya van quince, Apoloybaco volvió a visitar sus pueblos, para descubrir y redescubrir sus bares y tabernas y por supuesto ese vino típico de la comarca que cada año sorprende, porque cada año es diferente, su "Mosto".

A finales de diciembre del año pasado, detuvimos nuestros pasos en la "mostovita" localidad de Umbrete y nos llevamos una grata sorpresa; la Taberna Justicia había vuelto a abrir sus puertas, después de varios años cerrada por el fallecimiento de su anterior dueño. 

Nuestra primera visita a este bonito municipio sevillano fue en el invierno del año 2002, cuando lanzamos y propusimos la idea de crear una "Ruta del Mosto" por el Aljarafe, en este enlace puede verse la reseña a la misma: Taberna Justicia.

Varios años después es para nosotros un orgullo y una satisfación saber que esa propuesta ha cogido cuerpo y a parte del apoyo institucional como la Diputación de Sevilla y mediática por diveros medios de comunicación, tiene una gran acogida entre los sevillanos, tanto de la capital como del resto de la provincia.

Taberna Justicia ha vuelto a abrir sus puertas y esta vez de la mano de Francisco Trigo, que se atrevió a emprender esta aventura el pasado mes de julio, un joven umbreteño que procedía profesionalmente de la construcción, sus amigos le llaman familiarmente "Curro".

Francisco ha intentado mantener la esencia y la naturaleza de la antigua taberna y por tanto han sido pocas las reformas que ha llevado acabo, una buena mano de pintura, una buena liempieza y poco mas.

Quizás lo que uno puede echar en falta era sus antiguas mesas de camilla con la copa o brasero debajo para calentarse durante el invierno, creando ese ambiente familiar y casero. 

Por lo demás la actual taberna recuerda perfectamente a la anterior, creo que hasta alguno de los feligreses que nos encontramos en esta ocasión pertenecian a los elementos decorativos de la antigua taberna, bueno es normal que poco a poco vaya recuperando los tradicionales clientes que tenía este encantador rincón tabernario. Que así no lo confirma el amigo Curro, que nos muestra también su contento por la buena marcha del negocio.

En la Taberna Justicia nos encontramos con dos grandes espacios; a la entrada un amplio salón con su chimenea esquinada y varias mesas y silla de madera y al fondo el mostrador y la cocina. Todo él se encuentra profusamente decorado de aperos empleados antiguamente en los trabajos del campo, tanto en la agricultura como en la ganadeeria y algunos de ellos , como no podía ser de otra manera, dedicados a la vitivinicultura. Durante la semana es el lugar mas frecuentado. 

A mitad del salón se abre una puerta en forma de arco de medio punto, que da paso al segundo de los salones con los que cuenta la taberna.

Un espacio también amplio y confortable donde además de las mesas y sillas se encuentra la parrilla o barbacoa de leña para la elaboración de la carne a la brasa, fundamentalmente los fines de semana y fiestas.

En el rincón opuesto a la barbacoa se encuentra la zona para la fermentación del mosto y el trasiego y despacho del mismo. Tanto en la etapa anterior como actualmente, el proveedor del zumo de uva es Bodegas f. Salado, una de las bodegas con mayor prestigio de la zona, ubicada también en Umbrete. 

Cinco bocoyes de 600 litros cada uno son los encargados de llevar acabo esta fermentación, entre septiembre y finales de noviembre. Y este año desde luego es uno de los mejores mostos que hemos probado, aunque es cierto que la meteorología no ha acompañado mucho, pues ha sido un otoño y principios de invierno poco lluvioso y con altas temperaturas para estas fechas.

Y para acompañar este fresco y afrutado vino, la taberna cuenta con diversas tapas y platos, todos ellos caseros, así como con unas deliciosas aceitunas de la zona. 

Entre semana suele ser mas habitual los aliños, los montaditos y las chacinas y los fines de semana los guisos, como la carne con tomate, las espinas con garbanzos, el menudo, la carrillera, la caldereta y los garbanzos con bacalao. Y por supuesto la sabrosa carne a la brasa. 

Enhorabuena al amigo Francisco por la reapertura de esta singular taberna, por apostar por las cosas genuinas de la comarca. Sólo nos queda brindar porque coseche los mayores éxitos posibles y recomendar sin ningún lugar a dudas la Taberna Justicia.

Arriba