Escudo de CuencaEl entorno natural que rodea a la ciudad de Cuenca es la fuente de los estupendos productos que sirven para elaborar las recetas de su gastronomía. Frutos de la huerta, estupenda caza, magníficas carnes, los mejores ajos del mundo, setas... En la provincia de Cuenca podemos encontrar mil y una maneras de prepararlos, con la seguridad de que todas ellas nos resultarán deliciosas.

Uno de los platos más conocidos de Cuenca es el morteruelo; para probarlo, basta con acercarse a cualquier bar o tasca del centro de la ciudad, donde suelen servirlo en forma de tapa. Se trata de un paté realizado con carne de caza, (perdiz, conejo...), aunque también se prepara con hígado de cerdo o gallina, o con una mezcla de varias de estas carnes. La intensidad de su sabor, unida a una acertada combinación de especias entre las que destacan la canela y el clavo, dan origen a un delicioso manjar con un sabor de lo más especial. Además de morteruelo, en Cuenca son también típicos los zarajos y las chuletas de lechal a la brasa que se preparan en los pueblos de la Sierra.

Desde Las Pedroñeras nos llega un ingrediente muy especial en la cocina de Cuenca y del resto de España: los ajos. Están considerados como los mejores del mundo, y probablemente parte de la excelencia de la cocina de la provincia se deba a su utilización. Pueden degustarse como ingrediente de preparaciones tan deliciosas como el ajoarriero (plato de bacalao y ajo, también conocido con el curioso nombre de "atascaburras"), típico de la región.

Otras recetas que hay que probar son los originales gazpachos galianos, las migas de pastor, las contundentes y reconfortantes calderetas, los potajes de judías o garbanzos (muy especialmente los de Semana Santa, que se elaboran con espinacas)... Las truchas de los ríos de la Serranía de Cuenca son deliciosas, y alcanzan su excelencia con la llegada de la primavera.

No hay que olvidar que la provincia de Cuenca pertenece a la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, por lo que la elaboración de los magníficos quesos manchegos es algo habitual. Estos quesos se presentan en distintas variedades: más o menos curados, frescos, tiernos, en aceite... Todos ellos han alcanzado renombre internacional por su textura y sabor. Acompañados de un buen vino de la D.O La Mancha, son un manjar exquisito. Y ya para terminar el menú, en Cuenca se pueden degustar exquisitos dulces y repostería que constituyen el mejor de los postres. Suspiros de monja, alajú, mantecados... Son algunas de las especialidades que podremos probar, siempre acompañadas por una copita de resolí, el licor típico con propiedades digestivas que remata en Cuenca cualquier banquete que se precie.

Os dejamos algunos restaurantes y establecimientos gastronómicos, recomendados por nuestros socios en su visita a Cuenca.

TrivioRaff de San PedroEssentiaHotel Restaurante Setos
125 trivio125 raff125 essentia cuenca125 seto
Rejas RestauranteEl VascoFigón del HuécarPosada Real de Santa María
125 rejas125 vasco125 figon huecar125 posada cuenca
NeliaEl PanorámicoRomera Bistrot
125 nelia125 panoramico125 romera
Arriba