valladolidAl igual que en casi todas las provincias castellanas, los asados en horno de leña constituyen una auténtica tradición en Valladolid. Muchos mesones se enorgullecen de sus recetas, que tienen como ingrediente principal las carnes de lechazo, cochinillo o tostón y cabrito. La altísima calidad de estas carnes convierte a los asados en auténticas obras de arte, que ningún viajero debe dejar de probar.

Además de las carnes asadas, en Valladolid también es posible degustar muchas delicias de huerta como los exquisitos espárragos trigueros, o legumbres de merecida fama como las lentejas pardinas o los garbanzos. Además, el pan de Valladolid y las variedades de las distintas poblaciones de la provincia tiene una merecida fama, siendo representativo el llamado pan lechuguino de la capital.

El capítulo de aves y caza es también muy destacable en tierras vallisoletanas. Hay dos recetas que ocupan las primeras plazas del ranking de fama y calidad: el gallo turresilano y la gallina en pepitoria. El primero, como su nombre indica, es típico de la localidad de Tordesillas, mientras que la segunda ha extendido su preparación a muchos otros lugares, una deliciosa receta en la que se incluye la gallina de granja, el laurel, la cebolla y el brandy.

En cuanto a la caza, es cierto que Valladolid es una provincia con mucha tradición cinegética, como atestiguan los libros de Miguel Delibes, vallisoletano de pro. El conejo, la liebre o la perdiz, entre otras especies, figuran a menudo en el recetario típico de la provincia. A pesar de ser tierra de interior, el pescado también se prepara a menudo en las mesas vallisoletanas. El bacalao es protagonista indiscutible de muchas exquisitas preparaciones, pero también hay una gran tradición de consumo de merluza y besugo. Y por supuesto, sin olvidarnos de las populares ancas de rana, tan típicas de la región.

Los quesos y los embutidos también tienen su correspondiente representación en Valladolid, al igual que en el resto de las regiones españolas. La leche de oveja suele ser el ingrediente principal, como en el caso del Villalón, y también se elaboran deliciosas variedades curadas. No hay que dejar de probar tampoco las salchichas y morcillas de Zaratán, realizadas con carne de vaca o ternera.

Y ya pasando al apartado enológico, Valladolid es una de las provincias con mayor variedad y calidad en lo que se refiere a la producción de vinos. Cuatro Denominaciones de Origen salpican la provincia: Ribera de Duero, Toro, Cigales y Rueda. Entre su producción podemos degustar delicados y chispeantes blancos, contundentes tintos, alegres rosados... Todo un despliegue de sabor, color y aroma para aderezar las mejores comidas. Y para el toque final de cualquier menú, la repostería vallisoletana ofrece delicias de primera como las yemas, las zapatillas, los bizcochos de Tordesillas, los dulces de los conventos o las ciegas de Íscar.

En Valladolid, podeis visitar algunos de los establecimientos que nuestros socios nos recomiendan.

5 GustosDámasoDon BacalaoEl Figón de Recoletos
125 5 gustos125 damaso125 don bacalao125 figon recoletos
JeroLa BoticaLlantén  Martín Qiroga
125 jero125 labotica125 llanten  125 martin quiroga
Miguel ÁngelMontellénPaco EspinosaVilla Paramesa
125 miguel angel125 montellen125 paco espinosa125 paramesa
SarmientoTrastoTrigoEh Voilá!
125 sarmiento125 trasto125 trigo125 voila
MannixLa Parrilla de San Lorenzo  
125 Mannix125 parrilla valladolid  
Arriba