Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Cerro del Águila.
Calle Afán de Ribera, 119. 41006 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Jamón Ibérico.

Otras tapas: Caracoles.
 

 

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente
 

 

En el sevillanísimo barrio del Cerro del Águila, a tiro de piedra de la Iglesia donde reside la popular cofradía de nazarenos de la Virgen de los Dolores, se encuentra desde 1959 uno de los establecimientos más antiguos del barrio. Estamos hablando de la Cervecería Casa Ángel, ubicada hasta hace muy poco tiempo en el nº 143 de la calle Afán de Rivera, la arteria principal del Cerro del Águila, y hoy trasladado, por razones de espacio, al nº 119.

Hacía muchos años que los autores de esta página no visitábamos este bar del Cerro del Águila. Dudábamos incluso que todavía estuviese abierto este entrañable bar entrañable para nosotros y que fue testigo directo de nuestra juventud. Porque hay que decirlo ya, Casa Ángel en el Cerro del Águila, fue uno de los establecimientos pioneros en la comercialización de los jamones que producían, y producen el Matadero Industrial de Cortegana Sociedad Anónima, o lo que es lo mismo (MICSA), el jamón de la etiqueta en forma de óvalo celeste.

Pero por suerte la modernidad no se ha llevado por delante este señero lugar de tapas en el Distrito Este de Sevilla y donde Ángel Ramos Rodríguez, su propietario, lleva vendiendo jamón de pata negra desde hace más de cuarenta años. Ya no está el antiguo y estrechísimo local abierto, ahora la Cervecería Casa Ángel es un espacioso y moderno bar que permite a su fiel clientela de años, degustar, como siempre, el jamón de bellota de siempre. Incluso cuando muy pocos vendían jamones en Sevilla, Ángel ya se vendía el jamón MICSA en su bar.

Y es que este zamorano de 80 años, originario de la Puebla de Sanabria, es incombustible. Llegó a Sevilla para hacer el Servicio Militar como corneta en la Base Aérea de Tablada con 16 años y se quedó en Sevilla para siempre. Cuando terminó la "mili" se colocó de friega platos en el famoso bar "El Balconcillo" en la Carretera de El Gordillo, detrás del cementerio de San Fernando, y ya desde entonces supo que lo suyo era estar detrás de la barra de un bar.

Su relación con la empresa MICSA dura ya muchos años, los mismos que Ángel y sus hijos llevan cortando jamón. El corte lo realiza siempre con la pata colgada de un gancho en posición vertical; jamás ha usado jamonera y jamás ha necesitado enfundarse un guante de protección. La Cervecería Casa Ángel forma parte del paisaje urbano del cerro del Águila. Sus hijos y sus familia se han criado en el barrio, y forman parte del negocio familiar.

Cuando comer jamón en Sevilla era casi un lujo, cuando todavía no habían llegado los tiempos de las tiendas, distribuidores, supermercados y abacerías, Ángel despiezaba hasta 7 jamones diarios. A su pequeño establecimiento llegaban gentes de toda Sevilla, en busca de un extraordinario jamón de bellota a un precio razonable. Hoy con la proliferación de comercios especializados en los productos de la Sierra de Huelva, el consumo ha bajado notablemente y raro es el día en que se abren más de un jamón.

Que los tiempos han cambiado para Casa Ángel, es evidente. Su rostro ya está envejecido y ahora el relevo de los jamones lo ha cogido los caracoles. Los guisa diariamente Ángel y se venden alrededor de 8 o 10 mallas diarias, lo que supone alrededor de 50 kilos diarios. Entre su fiel clientela, los caracoles de la Cervecería Casa Ángel, tienen fama en todo el Cerro del Águila y de alguna manera es lo que sustenta hoy el negocio.

Nuestra visita terminó de forma muy agradable. Tras probar, una vez más el magnifico jamón de bellota de Casa Ángel y sus extraordinarios caracoles, pudimos comprobar que a este zamorano de nacimiento y sevillano de adopción, le queda cuerda para rato. Si van o pasan por el Cerro del Águila, no duden en traspasar el umbral de esta señera casa de tapas de Sevilla. Muy recomendable. 

  

 

Arriba