Preparación:

Lo primero que haremos será poner en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y batiremos para poner a punto de pomada. Echamos el azúcar y mezclamos.

Añadimos los huevos que si son medianos o grandes echaremos 5 y pequeños 6.

Echar entonces la harina junto con la canela, que yo he pasado por un tamiz o colador. Batir bien con las varillas para que todo quede bien ligado.

Al final añadimos el chocolate que habremos fundido en un bol en el microondas a temperatura media (unos 3 minutos y sacarlo, removerlo y si hace falta volver a meter), junto con el cacao que también he tamizado y la sal.
Volvemos a mezclar todo bien con las varillas.

Mientras untamos los moldes de aluminio desechables con un poco de mantequilla con un pincel y un poco de harina (quitando el sobrante).

Rellenaremos los moldes a 3/4 de su altura, los envolvemos cada uno en plástico de cocina y los metemos en el congelador al menos 2 o 3 horas.

Un cuarto de hora antes de querer comerlos precalentamos el horno a 200º y cuando esté bien caliente, sacamos los coulants del congelador, le quitamos los plásticos, los colocamos sobre una bandeja y metemos al horno unos 8-10 minutos.

Una vez fuera, los hemos dejado unos minutos templar para poder manejarlos y los volcamos sobre la mano dando un golpecito al "culo" del molde y ya con cuidado lo pasamos de la mano al plato.

Curiosidades y Consejos:

Lo podemos conservar en la nevera bien cerrado y meter al horno 10 minutos antes de comerlo.

 
Ingredientes: 
  • 200 gr de mantequilla.
  • 150 gr de azucar glass.
  • 5 o 6 huevos.
  • 110 gr de harina.
  • 3 gr de canela en polvo.
  • 220 gr de chocolate de cobertura o negro mín.70%.
  • 5gr de cacao en polvo amargo.
  • 1,5 gr de sal.
Arriba