Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: El Tiro de Línea.
Calle Almirante Topete, 34. 41013 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina: 

Servicio:

Tapa destacada: Pescado frito.

Otras tapas: Ensaladilla y pavías.

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

Alejado del bullicioso centro de Sevilla, casi escondido en uno de los barrios periféricos de la ciudad, desconocido para quien no sea del barrio, el Bar Casa Molina en la Avenida del Almirante Topete (Tiro de Línea) abre sus puertas gastronómicas para ofrecer a los sevillanos una de las mejores ensaladillas de la ciudad. Encontrar el bar es sencillo;  está situado en la arteria principal de ese sevillanísimo barrio del Tiro de Línea y su gran fachada de ladrillo visto asoma entre los naranjos de la acera de forma inconfundible.

Rodeando esa gran fachada, una larga hilera de mesas y veladores están dispuestas para ser ocupadas con prontitud por la enorme clientela de la que goza. Tras esa gran fachada no podía haber otra cosa que una espléndida y bien atendida barra para tapear que suele estar llena casi siempre a la hora del aperitivo.

El establecimiento está magníficamente decorado con un friso de azulejos sevillanos y la barra de madera de pino barnizada, es los suficiente amplia y larga como para que el tapear se convierta en un autentico rito al margen de apreturas y empujones.

Entrando ya en el terreno culinario, hay dos cosa que hay que probar en el Bar Casa Molina, las frituras de pescao frito, y la ensaladilla. Casa Molina demuestra con hechos que no es necesario acercarse al centro de la ciudad ni a los grandes restaurantes para tomar un extraordinario pescao frito al más puro estilo sevillano.

En su carta no falta ninguna especialidad que pueda ser frita: gambas, salmonetes, pijotas, puntillitas, cazón en adobo, chocos, calamares, acedías y un sin fin de especies que seguro no defraudaran a ningún cliente.  La materia prima es excelente y la relación calidad precio, magnifica. En cuanto a la ensaladilla, extraordinaria. Sabrosísima, justa de aceite, sal y mahonesa casera. Sus ingredientes triturados muy finamente.

Arriba