0
0
0
s2smodern
 
Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Barriada Juan XXIII
Avenida Juan XXIII, 9. 41006 Sevilla
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina: 

Servicio:

Tapa destacada: Caracoles.

Otras tapas: Cabrillas, manitas de cerdo, carrillada, rabo de toro y jamon iberico.

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

La Cervecería El Sevillano está ubicada a mitad de camino entre dos barrios obreros de Sevilla en el Distrito Este de la capital Andaluza, entre la barriada de Rochelambert y la populosa barriada de Juan XXIII, justo en un lateral del Parque Amate. Abrió sus puertas en 1987 con el antiguo nombre de "El Lebrijano" y sus primeros propietarios fueron los suegros del actual gerente del negocio, David Bernal. Su padre fue durante cerca de una década, el cocinero de "La Cococha" un emblemático restaurante sevillano y un hermano suyo también estuvo dedicado a los fogones en el Hotel Los Lebreros de Sevilla. Por lo tanto, no es extraño que David haya escogido esta magnifica profesión para abrir un establecimiento en el extrarradio de Sevilla, que sin embargo, no desmerece en nada a los mejores tapas del centro de la ciudad. En su cocina manda un magnifico profesional que ha hecho posible que muchos sevillanos se desplacen al local en busca de un excelente pescado fresco, un extraordinario marisco y un no menos sublime, guiso de caracoles y cabrillas. Estas son las tapas reinas del verano en la Cervecería El Sevillano, pero su carta de invierno no es menos atractiva, destacando en ella, la Cola de toro, la carrillada ibérica, los chicharrones o las manitas de cerdo.

Nuestra visita se produjo una calurosísima mañana de sábado de junio de 2008 y la fama de los caracoles de la Cervecería El Sevillano fue el reclamo adecuado para desplazarnos a Rochelambert. Y damos fe de que mereció la pena probar los caracoles de este establecimiento pues fueron, sin duda alguna, uno de los mejores que hemos probado en nuestra ruta caracolera por Sevilla. De sabor extraordinario, de tamaño adecuado y muy parejo, de caldo clarísimo y sabor suave, la clave de los caracoles de la Cervecería El Sevillano, es su preparación: hecho con el picante justo y la dosis precisa de aceite para conseguir, además de un caldo clarísimo, limpio  y exquisito, unos caracoles de gran sabor culinario. No es de extrañar por tanto que de la Cervecería El Sevillano salgan diariamente cerca de 250 Kg. de caracoles y otros tantos de cabrillas del popular gasterópodo con destino, no solo al consumo de la clientela propia del bar, sino a infinidad de restaurantes, bodegas y tabernas que encargan los caracoles diariamente a David. Nosotros hemos sido testigos de como salían, a primeras horas del mediodía, las tarrinas de 5 Kg. para ser distribuidas a los establecimientos que las habían encargado.

Pero no solo de caracoles y cabrillas, se mantiene la Cervecería El Sevillano. Nada mas entrar al local, una vistosa vitrina de cristal, muestra una amplísima variedad de pescados, mariscos y moluscos listos y preparados para el mas exigente de los clientes. Pijotas, acedías, merluza, huevas, boquerones, calamares, chocos, sepias, langostinos, cigalas y gambas se exponen generosamente a la vista de la fiel y numerosa clientela del establecimiento. Sin duda alguna la Cervecería El Sevillano, es uno de esos sitios que hay que visitar en cualquier ruta gastronómica de Sevilla. Es una referencia culinaria de indiscutible valor y además tiene una relación calidad precio excelente. Su materia prima es de primera calidad y alterna de manera adecuada la tradición en las tapas que ofrece con la originalidad de algunas recetas singulares que hacen las delicias de su clientela. Una de esas recetas es la presa ibérica con jamón, una tapa muy demandada que se sirve desde el primer día que abrió sus puertas.

 

 
 

 

Ir Arriba