0
0
0
s2smodern

El Botillo del Bierzo, es un producto cárnico elaborado con diferentes piezas procedentes del despiece del cerdo, -principalmente costilla y rabo, troceadas- y adobadas con sal, pimentón, ajo y otras especias naturales. Todo ello, embutido en el ciego del cerdo, ahumado y semicurado. El Botillo es parte fundamental de la gastronomía leonesa y uno de los productos de excelencia que nos ofrece El Bierzo, Parece ser que la historia del Botillo del Bierzo se remonta a la época romana, cuando sus pobladores explotaban los recursos auríferos de la comarca de la provincia leonesa.

Algunos historiadores creen que se trata de un producto de origen romano, el botellus romano al que hace referencia el gastrónomo Marcus Gavius Apicius del siglo I d. C., en el libro "De re coquinaria", uno de los principales tratados sobre gastronomía más importantes de la historia. Aquél alimento podría ser el antecedente del Botillo del Bierzo. Sin embargo, y como ocurre con todas las cosas cuya génesis genera dudas, otros ilustres gastronómos consideran que fueron los monjes del Monasterio de Carracedo, situado en el epicentro de la comarza del Bierzo en el año 990, quienes crearon dicho manjar. De hecho, en ambos casos se alude al término butiro, botulus o botellus en los documentos (inventarios de alimentos) que se guardan de esa época, al final del primer milenio. Lo cierto es que el Botillo del Bierzo terminó convirtiéndose en un manjar para los más pudientes y las grandes personalidades, reyes, obispos, etc.

El término botillo deriva del término latín botellus o botulus, su traducción sería salchicha, chorizo, morcilla… aunque como es sabido, en realidad el botillo está elaborado con diferentes partes de la carne y casquería del cerdo: costillas, rabo, lengua, carrillera, espinazo, etc.En cada zona y en cada pueblo berciano, se elabora el producto con pequeños matices que diferencian el sabor del botillo en función de quien lo prepare. Es interesante escuchar las explicaciones sobre la historia del Botillo del Bierzo por parte del historiador José Antonio Balboa, quien realiza un pequeño recorrido por la historia y cultura gastronómica documentada de los últimos siglos, incluyendo los ingredientes que se compraban y utilizaban para elaborar butiro o botillo. El historiador advierte que está documentado que en aquella época se comerciaba con gran cantidad de pimentón y su justificación no podía ser otra que la elaboración de embutidos o botillo.

Ir Arriba