0
0
0
s2smodern
 
Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Macarena
Calle Bécquer, 14. 41002 Sevilla.
Visita realizada en Enero de 2012

CAMBIO DE PROPIETARIO EN EL NEGOCIO TRAS NUESTRA VISITA

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Mollejas fritas en adobo.

Otras tapas: Ensaladilla, menudo de ternera, Fritura sevillana, gambas al ajillo, pavías de bacalao y papas alíñás.

 

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

El "Bar Bécquer", situado en el numero 15 del sevillanísimo barrio de la Macarena, lleva de manera imperturbable más de medio siglo junto al Arco y las murallas de la señora de San Gil, sitio cofrade por excelencia de la Sevilla que ama y disfruta de la Semana Santa. Por su barra han pasado varias generaciones de "macarenos", que a pesar de los cambios lógicos en la fisonomía del local, siguen considerando al Bar Bécquer, uno de los bares más tradicionales de la zona.

Su interior no es ni demasiado grande, ni demasiado pequeño, y cinco o seis mesas bien vestidas y adecuadamente situadas, hacen las veces de comedor. Su amplia barra permite al cliente pasajero o con prisas, disponer de un espacio con relativa comodidad. Un bonito y llamativo azulejo con la efigie del inmortal poeta sevillano, Gustavo Adolfo Bécquer, en una de las paredes del bar, recuerda a los hermanos Fernández Mantecón, Serafín y Francisco, fundadores en 1959 de este vetusto establecimiento que en los últimos tiempos se ha destacado por su empeño en sacar adelante una cocina muy del gusto de los sevillanos. En los fogones, Charo Sánchez aporta, además de su simpatía, una gran habilidad para ofrecer a sus numerosos clientes una carta de tapas muy completa, equilibrada y con el sabor natural de la cocina casera.

El Bar Bécquer abre sus puertas todos los días a las 6:30 de la mañana, y no es exagerado decir que de un tiempo a esta parte, tambien el servicio de desayuno ha ganado adeptos entre los parroquianos del barrio. Lugar de transeuntes, la esquina del bar Becquer es muy concurrida durante toda la mañana por los numerosos clientes que a esa hora van en busca de su jornal diario. Una de las razones por las que acude esa clientela mañanera diariamente a su barra, es la amplia carta de aguardientes y anises que ofrece. De Cazalla de la Sierra está el popular anís el Clavel, de Cortegana "La Hormiga",  de Zalamea la Real, el Arenas, de Madrid, el popular Chinchón, y de Dos Hermanas, la estrella de los aguardientes, el magnifico semi-dulce "Los tres Hermanos", una aguardiente destilado a la antigua usanza, en caliente, y que se elabora en la cercana destileria de Dos Hermanas.

Ya en hora de aperitivo, la carta de barra y mesa del Bar Bécquer tambien esconde alguna sorpresa ya que desde el mismo día de su apertura, hay un par de tapas que siempre han estado en la carta: unas magnificas mollejas fritas en adobo, con un punto de aliño insuperable, y unas excelentes gambas al ajillo, cuyo único defecto es el pequeño tamaño del crustáceo. Junto a esas dos magnificas tapas, el Bar Bécquer, sevillano cien por cien hasta en la carta de tapas, ofrece el solicitado menudo de ternera, la popular ensaladilla rusa, el bacalao con tomate en tiempos de cuaresma, unas crujientes pavías también de bacalao, las espinacas con garbanzos, extraordinarias y sin nada que envidiarles a otros establecimientos de más fama y renombre.

N lo duden, si pasan por la calle Bécquer, pasen y disfruten de unas excelentes tapas caseras en un entorno tan sevillano como macareno.

Ir Arriba