0
0
0
s2smodern

 

 cerrado
Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Centro Urbano
Calle Segovias, 6. 41004 Sevilla
Teléfonos: (+034) 954 229 495
Fax: (+034) 954 224 334
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.hotelhusalosseises.com
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina: 

Servicio:

 

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente


Los restaurantes de hoteles suelen tener mala fama y si encima el hotel está ubicado en zona urbana, esa desconfianza se multiplica. Pero en el restaurante del Hotel Los Seises de Sevilla, situado en plena zona monumental de la capital de Andalucía, al pie mismo de la Giralda, el comensal puede ir tranquilo porque encontrará al frente del mismo a un grupo de restauración que lleva más de medio siglo dando de comer, y muy bien, a los sevillanos: El Grupo de Restauración de La Raza.
Y esa es la clave para entender que en el restaurante del Hotel Los Seises, se puede disfrutar de una excelente comida al tiempo que los sentidos se tambalean cuando la Giralda, esplendorosa y esbelta, se asoma iluminada a la terraza del establecimiento cuando los calores aprietan en Sevilla. Habitualmente el hotel dispone durante todo el año de un excelente restaurante en la planta baja adornado de ruinas romanas y rodeado de otros elementos arquitectónicos que atestiguan la presencia de otras civilizaciones en la Híspalis romana. Pero cuando el calor aprieta, la vistosa terraza del hotel, se habilita para ofrecer al público un maravilloso espectáculo al tiempo que se disfruta de una excelente cena.

Cenar en la terraza del Hotel Los Seises en verano es una autentica gozada que recomendamos absolutamente sin ningún tipo de reparos. Porque el Grupo La Raza, al frente de la restauración del Hotel, ofrece a un precio muy asequible una magnifica carta de temporada, aderezada por algunas especialidades que ha hecho famoso a dicho grupo de restauradores sevillanos que tienen en el cercano Parque de María Luisa, su centro de operaciones.

La terraza no es demasiado grande, pero si lo suficientemente cómoda y amplia, para que se disponga sobre ellas varias mesas con capacidad para unos treinta comensales. El sitio es privilegiado y el servicio y la calidad de la comida, hacen honor a tal lugar. Unas croquetas melosas de gambas al ajillo y un salmorejo con ibérico y aceite de la DO Baena, fueron los entrantes que elegimos. Magníficos ambos platos que sirvió para abrir boca.

Tras los entrantes los platos principales: solomillo al queso de cabrales relleno de jamón y beicon. Magnifica presentación, jugosísimo el solomillo y extraordinaria mezcla de sabores. Esta receta recibió recientemente un prestigioso premio gastronómico. Huevos estrellados con jamón a la manera sevillana fue la segunda opción que también resultó sublime. La carta ofrecía otras posibilidades culinarias muy interesantes como los raviolis de rabo de toro, los langostinos fritos o el filetón de buey. El servicio, siempre muy atento y profesional, trajo los platos a su tiempo y sin atosigar a los comensales.

La carta de vino, no siendo muy amplia, si resultó ser atractiva por cuanto estaban presentes varias propuestas interesantes de seis o siete DD.OO y por supuesto, con sitio en su bodega para ofrecer algunos de los mejores caldos de la tierra, entre ellos el extraordinario tinto de Constantina de Bodegas Fuente Reina (2006), nuestra elección. El vino estaba en su punto.

El broche de oro a una magnifica velada a la luz de la luna llena que envolvía el majestuoso alminar de Sevilla, lo pusieron unos excelentes postres, algo que en La Raza son especialistas. Migas de chocolate frío con fondo de vainilla y leche frita con helado de pestiños, fue nuestra acertada elección. En definitiva una magnifica cena con una relación calidad-precio, extraordinaria. Y a todo esto, no hemos dicho que el Hotel es un antiguo palacio sevillano del Siglo XVII magníficamente restaurado y que su cocina ya obtuvo en 1997, el Premio Nacional de Gastronomía a la cocina de creación propia. Recomendable sin ninguna duda.

 

 
 

 

Ir Arriba