0
0
0
s2smodern

 





 

El origen del mantecado data del siglo XVI propiciado por el excedente de cereales y manteca de cerdo que se daba en la zona occidental de Andalucía. La localidad sevillana de Estepa y la malagueña de Antequera, todavía pugnan por la localidad de origen de este famoso, exquisito y tradicional dulce navideño. Centrandonos en Estepa, localidad que al margen de disputas, si ha conseguido ser reconocida como la "capital del mantecado en España", en aquella época tenía una notable cabaña de ganado porcino que pastaba libremente en grandes extensiones de encinar. Los árboles desaparecerían en el siglo XVIII, eliminados por las tropas francesas para evitar que allí se escondieran los guerrilleros y posteriormente los bandoleros. Quedando el paisaje como ahora lo conocemos, una amplísima llanura donde el cereal es el rey de la siembra.

 

Está documentado en los archivos del Convento de Santa Clara de Estepa, que por aquellas fechas se elaboraban unas "tortas de manteca" en las casas humildes del pueblo y en el propio convento. Sin embargo, en 1870 comenzará de manera fortuita el inicio de la comercialización del mantecado. Fue Filomena Micaela Ruiz Téllez, conocida por el apodo "La Colchona" y una de las vecinas de Estepa que se destacaba por su buen hacer en la elaboración de los mismos, quien a través de su marido, transportista que hacía la ruta entre Estepa y Córdoba, los introdujo en los mercados de las localidades donde él hacía la ruta. Ello fue posible por el ingenio de esta mujer que introdujo la técnica del secado, lo que permitió resistir mejor el almacenaje del dulce y el transporte del mismo. La fórmula tuvo tal éxito que los hornos comenzaron a darle ese punto por el cuál el mantecado siempre está tierno por dentro y prieto por fuera. En 1934 había alrededor de 15 casas en Estepa que se habían convertido en pequeñas fábricas y poco a poco se fueron abriendo mercados cada vez más lejanos.

Actualmente el mantecado se fabrica en una amplia zona geográfica, no solo en Andalucía, pero la ciudad sevillana de Estepa sigue siendo su principal centro productor. Se han producido importantes mejoras en los envases que pemiten una larga conservación: cierres herméticos, envase individual al vacio, etc. Gracias a estas mejoras la producción del mantecado comienza a finales del verano, almacenándose la producción hasta la temporada navideña, dando trabajo así durante más meses y acabando con la costumbre de jornadas interminables en las fábricas. Hoy en día existen 30 fábricas de mantecados en Estepa, 20 de ellas están agrupadas en la "Asociación de Fabricantes de Mantecados de Estepa", AFAMES. Entre las labores de esta asociación están: buscar ayudas oficiales , dar asesoramiento, mejorar la imagen de los productos, etc.

Ir Arriba