0
0
0
s2smodern
 
Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Polígono de San Pablo
Plaza de las Lanzas, s/n. 41007 Sevilla
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:

Servicio:

Tapa destacada: Espinacas con garbanzos

Otras tapas: Menudo de ternera, albóndigas y ensaladilla.
 

 

 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

Casa Santi, cocina de autor en el Poligono de San Pablo

En pleno corazón del sevillano barrio del Polígono de San Pablo, arrabal obrero y popular de Sevilla, tiene abierta sus puertas desde 1999, Santiago Cabezas, un profesional honesto de la restauración y que dio sus primeros pasos en los fogones, en el no muy lejano restaurante “La  Cococha”. Allí aprendió a elaborar una cocina original, innovadora y sobre todo muy cercana al gusto de sus clientes. Cocina casera de toda la vida, fritos magníficamente conseguidos, y recetas creativas y novedosas en cercana compañía con las recetas sevillanas de siempre es el secreto de su éxito.

En Casa Santi, que así se llama su local, encontraremos siempre sorpresas de última hora que el cocinero incorpora a su carta y que suele ser renovada semanalmente. Entre esas especialidades de creación propia, destaca por encima de todo, su espectacular solomillo en salsa, una receta hecha a base de ciruelas, pasas y piñones en la que Santi busca el contraste de sabores. La salsa, extraordinaria y jugosa, está hecha primorosamente. Junto al solomillo en salsa, que también puede degustarse a la Villasánt y al whisky, la carta tiene otros guisos espectaculares entre los que destaca los calamares a la riojana y una espectacular carrillada ibérica; en temporada, las cabrillas en salsa y en su carta no suele faltar un extraordinario menudo de ternera.

Junto a los guisos, los fritos. Fresquísimos chocos, boquerones, puntillitas y acedías fritas al estilo gaditano y con el personal sello de este excelente chef que en la Plaza de las Lanzas, ha puesto una pica gaditana.
Aunque por fuera parezca otra cosa, en este recinto se elabora alta cocina de innovación y de mercado con productos de primera calidad. Una prueba de ello son los San Jacobos de calabacines, o los flamenquines hechos a partir de las láminas de hojaldre. Excelente asimismo, el queso de cabra acompañado por cebollas y una original receta llamada de forma curiosa: el recovito de Rodrigo, una tapa sencilla compuesta de de medallón de solomillo ibérico, bacón, verdura salteada en juliana y una salsa de aceite de sésamo. Se la quitan de las manos.

 

 

 

Ir Arriba