Rutas Gastronómicas por los barrios de Sevilla: Puerta de la Carne.
Calle Juan del Castillo, 2. 41003 Sevilla.
 

Relación calidad-precio:

Presentación:

Cocina:  No hay

Servicio:

Tapa destacada: No hay.

Otras tapas: No hay.

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

En la ronda antigua, muy cerca del Puente de San Bernardo y justo enfrente de la popular "Puerta de la Carne", abre sus puertas desde 1935, una de las tabernas con más solera y con mejor "caldo" de Sevilla. Nos referimos a la Bodega-Bar Casa Coronado, un pequeño establecimiento de los que ya escasean por la capital de Andalucía.

Escondido de turistas y alejado de cualquier itinerario gastronómico, Casa Coronado es un sitio de obligada visita en la ruta cervecera de Sevilla. La taberna regentada actualmente por Carmen Caro Trabado, se convirtió tras la guerra y hasta mediados de los años sesenta, en uno de los puntos de venta y distribución de los vinos del Condado de Huelva. Sus numerosos clientes acuden diariamente a su encuentro en busca de un rincón apacible y tranquilo donde disfrutar del placer de la charla y la tertulia acompañado de un buen vino o de una extraordinaria y mejor tirada Cruzcampo.


Esa es la magia de las Tabernas, disfrutar en compañía de otros seres humanos, de los placeres de Baco y tambien en este caso de Gambrinus. La Taberna o Bodeguita Casa Coronado, forma parte por derecho propio de ese escaso ramillete de bodegas y tabernas en Sevilla, donde el trato con el cliente es especial y muy cercano.

El local no tiene mobiliario, y es en la la amplia barra, donde se apostan los clientes en busca de tertulia y buen vino. Tampoco hay tapas ni comidas, solo avellanas tostadas, altramuzes y aceitunas. Con eso es suficiente para que cientos de sevillanos acudan diariamente a ese local de la Puerta de la Carne, lejos de las rutas céntricas y a tiro de piedra de uno de los barrios con más solera de Sevilla: San Bernardo, de donde sus propietarios, son fieles devotos.

La Cervecería Casa Coronado, es uno de esos sitios imprescindibles cuando se quiere disfrutar de una excelente cerveza Cruzcampo, bien tirada, en Sevilla. 

 

Arriba