0
0
0
s2smodern

 

Sevruga Restaurante - Avda. de Andalucía, 5 -Coria del Río – Sevilla
http://www.sevruga.es
 
 
Teléfono:95 477 66 95
 

 Sevruga es el nombre de una de las variedades del esturión, la mas pequeña de tamaño, pudiendo alcanzar metro y medio de longitud y pesar unos setenta kilos. Las otras dos variedades que existen son la beluga, la de mayor tamaño y hocico corto, con cuatro metros de longitud y ochocientos kilos,  y la oscetra de hocico grande que puede alcanzar los trescientos kilos y medir dos metros.

 

Relación calidad-precio:

Presentación:               

Cocina:                      

Servicio:                      

 
 
 
 

  Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

 

Y no es gratuito este nombre para este magnífico restaurante, ya que se encuentra en el último enclave donde se criaba y pescaba este pez en la península ibérica, autentica reliquia antidiluviana. Desgraciadamente desde la construcción de la presa en Alcalá del Rio en 1931 descendió su población, siendo capturados los tres  últimos ejemplares en 1992.

Pero hablemos del restaurante. Comenzó su actividad a finales del año 2004 con la idea de ofrecer una muy buena gastronomía en un incomparable balcón que se asoma al rio Guadalquivir a su paso por la villa de Coria del Rio. Sus vistas al meandro donde anclan diversas embarcaciones de pesca fluvial son una delicia para nuestra vista, también podemos observar la llegada de la barcaza que atraviesa el rio portando todo tipo de vehículos, ya que se encuentra muy cerca de su embarcadero.

El restaurante Sevruga se encuentra repartido en cuatro plantas, en cada una de ellas podemos disfrutar de un ambiente totalmente diferente. En  el sótano nos encontramos con el gran mundo de los vinos con una variada y bien surtida bodega. En la planta baja encontramos el bullicio, la informalidad, y como no, una variada carta de unas 45 tapas, que van desde un salmorejo con migas de atún, hasta una hamburguesa de bacalao con langostinos, que también podemos degustar en la amplia terraza exterior. En la primera planta encontramos  el comedor- restaurante. En él nos ofrecen  una cuidada carta, con productos típicos de la zona y de máxima calidad, que aunque no muy amplia, por supuesto nos ofrecen el caviar y  los lomos de esturión que podemos compartir con una relajante visión del río Guadalquivir, donde disfrutaremos, si la suerte acompaña, del paso de los barcos camino de Sevilla y de Sanlúcar de Barrameda. Por último, en la última planta encontramos  el reservado, un espacio íntimo, donde pudimos compartir un grupo de socios y amigos de la exquisita oferta gastronómica que nos ofrecieron.

En nuestra visita pudimos degustar como entrantes unas Croquetas caseras y gambas crujientes con una excelente presentación y estado de la fritura. Posteriormente se nos sirvió una ensalada de pimientos asados y ventresca de atún,  Mouse de pato caramelizado con compota de frutas y “Revuelto de bacalao con patata y cebolla crocanti”. Exquisita entrada. Nuestro primer plato fue una crema de salmorejo con huevo de codorniz y jamón perfectamente equilibrada en su sabor y textura.

Como platos principales los comensales pudimos elegir entre un “Lomo de dorada, puré de patata y ajada gallega”, o “Solomillo de cerdo con patatas panaderas y salsa de vino tinto”. Difícil elección, aunque se acertaba con cualquiera de ellas.

Culminó la comida con un “mouse de chocolate” de muy buena presentación y mejor paladar.

Una estupenda comida con un servicio atento en todo momento a que nos encontráramos a gusto, con un adecuado ritmo en el servicio a la mesa. La terraza anexa al salón permitió al final a los fumadores satisfacer sus gustos, a la vez que disfrutábamos de una relajada conversación acompañados de una copa.
En definitiva una buena elección para pasar una grata velada.

 

 

Ir Arriba