0
0
0
s2smodern

 

Las Castañas pertenecen a la familia de las Fagáceas. Necesitan de un clima Templado, pero húmedo, para crecer sin problemas. Son los frutos secos menos calóricos y con menos grasas. Tiene propiedades parecidas a los cereales. Es el fruto del castaño, Castanea vulgaris, árbol alto de porte espléndido, pues alcanza a medir hasta veinticinco metros de altura, y su madera es muy apreciada en ebanistería.

Es originaria de Ponto Euxino, en Asia Menor. Las Castañas existen en Europa desde el siglo V, que es cuando llegaron a Grecia. De ahí llegaron a Roma y a España y Francia llegaron sobre el siglo X. Crecen de forma espontánea en España, Inglaterra, Canarias, Mar Caspio, Marruecos, Argelia, China, Japón, EEUU y Alemania.

Las castañas vienen a ser uno de los frutos por excelencia del otoño, un momento y una época de cambio, de recogimiento interior, y un tiempo en el que podemos comenzar a disfrutar del frío, de la lluvia, y de todo aquello que representa esta estación del año. Esta estación es una buena época para disfrutarlas, sobretodo porque puedes ir al campo en compañía de tu familia, pareja o amigos, armarte con una bolsa y un palo de madera y pasar un día inolvidable buscándolas en las jornadas más hermosas de esta bella época del año.

Podemos observar la llegada del otoño también cuando se pueblan las calles de nuestras ciudades de las típicas castañeras que nos ofrecen estos frutos asados en cucuruchos de papel de periódico. Las columnas de humo y ese peculiar olor nos invita a calentarnos las manos frías ya con las primeras bajadas de temperatura.

Pero, ¿cuáles son las propiedades más importantes y destacadas de las castañas?

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento. Además, son útiles en dietas de adelgazamiento porque ejercen un efecto claramente saciante.

Son una buena fuente de minerales, entre los que destacamos el magnesio, potasio, hierro y fósforo, y según algunos estudios se les atribuyen propiedades tanto antiinflamatorias como vasculares.

Las castañas, por su contenido, son muy indicadas para las personas asténicas, así como para los niños, los ancianos y los convalecientes. Regeneran los minerales del organismo, actúan como tónicos nerviosos y musculares y están indicadas en las personas que sufren de varices. Es muy aconsejable, por todo lo señalado, el consumo de este fruto seco, especialmente en forma de puré para los ancianos y los niños.

Aunque son conocidas también porque en las digestiones pueden llegar a resultar pesadas, si las masticamos bien y no las comemos en exceso, esta cuestión quedaría solventada. Eso sí, para aquellos personas que tengan un estómago delicado, recomendamos que sean consumidas en forma cocida o asada, antes que crudas. Con las hojas del castaño se pueden hacer infusiones y son buenas para la tosferina.


Sus propiedades más importantes son:
• Contienen un 50% de agua.
• Alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra, con un bajo contenido en grasas (2,6 g).
• Bajo contenido calórico (en torno a 190 Kcalorías/100 gr.).
• Alto contenido en minerales: magnesio, potasio, hierro y fósforo.
• Otros: Acido Fólico. Antioxidante
• Propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.

Recomendado para:
- Estrés.
- Depresión.
- Durante la lactancia.
- Durante el embarazo: ayuda a la buena formación feto.
- Transito intestinal.
- Es antiinflamatorio.
- Problemas cardiovasculares y degenerativos (pipas sin sal)
- Buenas para la memoria.
- Próstata.
- Anemia.
- Es tónico y reconstituyente.
- Desgaste físico.
- Varices.
- Anticancerígeno

Las Castañas se comen en invierno, empiezan a finales de Octubre y la Fiesta de Todos los Santos es su momento típico de comer las castañas, los boniatos y las nueces.

Existen 4 variedades de castañas:
- Castaña Europea o común: es la que se cultiva en España.
- Castaño Chino: son las más dulces.
- Castaño Japonés.
- Castañas Americanas.

Gastronomía.

Cocidas o asadas, hay mil formas de preparar castañas.
Las castañas se pueden tomar cocidas tras quitarles la cascara (se cuecen en agua y sal, sin la cáscara exterior) o asadas. Antes de asarlas hay que hacerles un corte en la cáscara para evitar que exploten y se dejan 1 ò 2 horas en remojo.  Las castañas secas se denominan “pilongas”.

En Galicia se ofrecen a los niños las castañas asadas o cocidas en leche insertadas en un hilo de cocina formando un collar.
Además, podemos elaborar puré, flan, tarta o pudin de castañas casero para tomar el domingo de postre. Hay quien las hierven, se hacen glaseados (los marron glacé franceses).
También se hace licor o alcohol de castañas.
Acompañan muy bien a las coles (lombarda con castañas) y a los platos de ave (pavo relleno de castañas).

Recomendamos el libro titulado “Castañas y Fogones” de nuestra socia Belika Acién, en el que podremos encontrar numerosas recetas con las que degustar este especial fruto.
 
Trucos para comprar y conservar castañas

La temporada de las castañas comienza a finales de octubre y dura hasta diciembre, pero también pueden comprarse en conserva.
Si las compras crudas, comprueba que su consistencia es dura y que la piel tiene un color pardo brillante.
Puedes conservarlas a temperatura ambiente durante unos meses.
Si las piensas congelar, es mejor que las peles antes. Se conservarán mejor si las guardas en un frasco de vidrio que envueltas en plástico.

Ir Arriba