Preparación:

Derrite la mantequilla (usa el microondas, es más rápido, a temperatura baja unos 2 minutos).

Con la picadora tritura las galletas (si no tuvieses, en un trapo de cocina echamos las 30 galletas y envolvemos para luego macharlas con una cucharada o algo pesado, no te queda tan fino pero sirve igual) y añadimos por encima la mantequilla derretida.

Coge la mezcla de mantequilla y galletas y repártelas por la base de un molde desmontable grande. Aprieta contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos. Y las introducimos al horno unos 5 minutos para que se endurezca.

Para el relleno:

Ponemos la nata a calentar en un cazo a fuego medio. Cuando esté caliente (sin que hierva, solo caliente)  echamos el chocolate en trozos y el chorrito de licor café. Dejamos a fuego bajo que se funda todo, ayúdate con una cuchara de madera.

En un bol ponemos los huevos y el azúcar. Batimos hasta que quede una mezcla homogénea, cremosa y no demasiado espumosa. Introducimos la mermelada y el puré de castañas.

Removemos la mezcla sin batir. Cuando el chocolate se haya fundido con la nata apagamos el fuego y apartamos la mezcla. Añadimos la mezcla de huevo y castañas, mezclamos bien sin batir y dejamos reposar fuera del fuego.


Vertemos sobre la base de galletas toda la mezcla que tenemos reservada y la introducimos en el horno precalentado a 190º grados entre 30 y 40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirar con un tenedor que se quede seco).

Retiramos del horno y dejamos enfriar en la nevera durante unas horas. Desmoldamos.

Y por último espolvoreamos el cacao en polvo con un colador por encima de la tarta.

 
Ingredientes: 
  • 4 huevos grandes.
  • 400 ml de nata líquida.
  • 100 gramos de chocolate Nestlé fondue.
  • 100 gs. de mantequilla.
  • 75 gs. de azúcar (unas 4 cucharadas).
  • 30 galleta tipo desayuno.
  • Cacao en polvo.
  • 100 g de pure de castaña.
  • 200 g de mermelada de castaña extra Terra de Baronceli.
  • 1 chorrito de Licor café.
Arriba