Preparación:

Cubre la base de una bandeja o fuente con bizcochos de soletilla cortados por la mitad para que absorban mejor, agrega el café endulzado y humedece los bizcochos durante 1 hora y media.

Montar la nata con un poco de azúcar (no debe quedar montada del todo).

Mezcla el mascarpone y la nata poco a poco, y trabájalos hasta que quede una fina masa moldeable. Para emplatar queda mejor usa moldes individuales (circulares o cuadrados). Empieza con una capa de bizcochos.

Unta con cuidado una capa de la crema de queso y dispón una nueva capa de bizcochos.

Termina con una capa de la crema de quesos, dejando la superficie lisa.

Introdúcelo en la nevera y déjalo reposar dos horas para que coja cuerpo.

Pon el cacao en polvo restante en un colador y espolvorea sobre el tiramisú antes de desmoldarlo.

Quitar el molde marcando antes con una puntilla.


Curiosidades y Consejos:

El mascarpone es un queso fresco originario de la región de Lombardía (norte de Italia). Su pasta es blanda, cremosa y su sabor dulce y un toque que recuerda a la mantequilla.

El mascarpone auténtico se elaboraba con leche de buffala. Hoy se encuentran muchos a base de leche de vaca.

 
Ingredientes: 
  • 26 bizcochos de soletilla.
  • 500 gramos de Mascarpone.
  • 250 gramos nata líquida.
  • 1 vaso con 2 partes de café fuerte con azúcar, 1 parte de licor de café o ron y 1 cucharadita de cacao en polvo).
  • azúcar.
  • cacao en polvo para decorar.
Arriba