El Parador de Cádiz, uno de los referentes turísticos de esta capital andaluza desde que fuera inaugurado en 1929, reabre ahora sus puertas tras una reforma integral que ha durado dos años y lo ha convertido en un auténtico edificio del siglo XXI. El renovado Parador Atlántico de Cádiz ocupa una extensión que responde a una arquitectura de corte actual donde la luz y la amplitud de espacios actúan como piezas fundamentales de su construcción.

Con el objetivo de sacar el mejor partido a su excelente ubicación, sus 124 habitaciones cuentan con terraza y vistas al mar. Todos los accesos del edificio se han construido sin barreras arquitectónicas para hacer más cómoda la estancia de las personas discapacitadas. En este sentido, existen varias habitaciones y plazas de parking adaptadas.

El nuevo Parador Atlántico, como no podía ser menos, cuenta con el restaurante "Bahía de Cádiz", con una extensa y selecta carta de productos regionales y el bar "La Tacita del Atlántico", con una original y asequible carta de tapas. Ambos darán la oportunidad a sus clientes de degustar los mejores platos del recetario andaluz.

El Parador Atlántico de Cádiz fue inaugurado en 1929. Anticuado y aquejado de aluminosis, fue clausurado definitivamente en octubre de 2009 y derribado cinco meses más tarde. En octubre de 2010 se puso la primera piedra para comenzar más tarde con su construcción, diseño del arquitecto Luís Collarte, que ha dado como resultado unas instalaciones punteras en calidad, detalles, vanguardia estética y servicios. Sus restauradores lo han tenido claro desde el principio; la idea era conseguir un nuevo Parador para un nuevo siglo.

Arriba