Parece obvio decir que cuando a un plato se le coloca detrás el adjetivo calificativo de ...a la flamenca, a la milanesa, o a la romana, estamos hablando de un plato o guiso cuya procedencia o elaboración tiene que ver con ese lugar citado. La primera noticia que hemos encontrado de los Huevos a la Flamenca procede del gastrónomo andaluz Dionisio Pérez de Ayala (Grazalema 1872-1935) erudito clásico del Siglo XIX y con amplios conocimientos sobre cocina y gastronomía.

Dionisio, amén de dar una receta de los mismos en su libro Guía del Buen Comer Español editado en 1929, añade los detalles de cómo ha de adornarse el plato a la hora de presentarlo: "Se sirven adornando la fuente alrededor con triángulos regulares de jamón magro frito, chorizo frito y pimiento morrón y a continuación el chorizo, y así sucesivamente hasta que quede guarnecido todo el borde del plato. Sírvanse siempre recién hechos."

Otro gran escritor español y afamado gastrónomo, Camilo José Cela (Iría Flavia 1916-1957) gran innovador de la narrativa en lengua castellana, y apasionado de los libros de viajes reproduce en su libro "Primer viaje andaluz" una vieja receta de estos huevos cuya lectura recomendamos.

He aquí el comienzo: "En el plato de barro se rehoga, con manteca de cerdo gruñidor, la cebolla y el jamón –jabugueño o treveleño, que tanto monta- cortado como Dios manda: a la andaluza, en gruesos dados y jamás en lonchas, ni aún hechas con cuchillo, que capan el gusto y le derraman el campesino y saludable olor".

En cualquier caso sobra decir que en Sevilla se sirven los huevos a la flamenca desde hace más de un siglo y que allí donde se anuncian suele ser un establecimiento con mucho apego a la tradición sevillana de las tapas

Con mucha probabilidad, fue D Mariano Pardo de Figueroa, (1828-1918) gaditano natural de Medina Sidonia (Cádiz), conocido literariamente con el seudónimo de Doctor Thebussem, con el que firmaba sus libros de cocina y artículos quien estuvo detrás del origen de esa receta.

Actualmente escasean en Sevilla los bares y tascas donde poder tapear unos buenos huevos a la flamenca y ese plato, dice la leyenda que inventado por un cocinero en la antigua Venta Eritaña, es más propia ya de restaurantes dada el nivel de dificultad y el tiempo que se emplea en su preparación.

Establecimientos recomedados por Apoloybaco.
Bar Casa PepeBar Los CuevasBar PinoBodega La Goleta
casa-pepe-apoloybacolos-cuevas-apoloybacobar-pino-apoloybacogoleta-semilla
Bar La EsperanzaCasa Oliva  
  


Preparación:

Pelar y picar la cebolla y los ajos. Trocear el tomate, cortar el pimiento y el jamón en tiras y el chorizo en rodajas.

En una cazuela con aceite freír ligeramente la cebolla y los ajos. Añadir el tomate, el pimiento, los guisantes y las judías, salpimentar, mezclar y rehogar 15 minutos.

Repartir el sofrito anterior con el jamón en 4 cazuelas de barro, colocar los huevos en el centro y disponer alrededor las rodajas de chorizo.

Poner en el horno caliente y cocer unos 3 minutos.   

Ingredientes para 4 personas:

4 huevos-100 grs. de jamón serrano-200 grs. de chorizo-1 cebolla-2 dientes de ajo-2 tomates-1 pimiento rojo-150 grs. de guisantes-150 grs. de judías verdes-pimienta blanca-pimienta negra-aceite y sal.

 

 

Volver a las rutas gastronómicas
Arriba