Preparación:

Trocea el apio y ponlo en una cazuela con agua hirviendo y sal.

Añade los granos de pimienta negra, la hoja de laurel y el hígado troceado. Deja cocer durante 4-5 minutos.

Retira la hoja de laurel, cuela y reserva el hígado y el apio.

En una sartén con un chorrito de aceite dora los dientes de ajo picados y la cebolleta picada.

Añade la pimienta verde, el tomillo y los trozos de hígado con apio.

Saltea brevemente. Vierte el brandy en la sartén y flambea.

Introduce el conjunto en un vaso batidor.

Tritura y mientras, añade la nata poco a poco. Reserva la mezcla.

Forra un molde con papel de hornear, rellena con la mezcla y extiende bien en el molde. Cúbrela con la manteca de cerdo fundida y extiende bien.

Mete en el frigorífico hasta que se cuaje.

Corta el pan en rebanadas y tuéstalo en el horno.

Desmolda el paté, mete el filo del cuchillo en agua caliente y corta el paté en porciones. (Introduce el filo del cuchillo en agua caliente cada vez que cortes).

Acompaña con las rebanadas de pan tostado y decora con una ramita de perejil.

 
Ingredientes:
  • ½ kg. de hígado de cerdo.
  • 1 rama de apio.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolleta.
  • 200 gr. de manteca de cerdo.
  • 1 barra de pan.
  • 1 copa de brandy.
  • 1 vaso de nata.
  • agua, aceite virgen extra, sal.
  • 10 granos de pimienta negra, 25 granos de pimienta verde
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 ramita de tomillo
  • perejil (para decorar).
Arriba