PLATÓN GASTROBAR. (MAIRENA DEL ALJARAFE- SEVILLA)

Avenida de la Filosofía 30. 41927 Mairena del Aljarafe.

Relación calidad-precio:

Presentación:  

Cocina:  

Servicio:

Mala   Aceptable   Buena   Muy Buena   Excelente

 

 

 

 

 

 

Las tierras de Mairena del Aljarafe estuvieron habitadas desde tiempos de los romanos, y fue en el período de la dominación musulmana cuando se constituye como alquería. De esa época proviene su nombre, "maharana", que en árabe significa “hato de pastores”.

Después sería conquistada por los cristianos y se convertiría en explotación agrícola dedicada al cultivo del olivo. En su entramado urbano, los edificios más interesantes desde el punto de vista histórico y artístico son: la Iglesia Parroquial de San Ildefonso, y que fue levantada en el siglo XVIII y que se encuentra en la Plaza Antonio Sánchez; y el Arco de la Purísima, en la barriada que le da nombre, que es lo que queda de una hacienda que llegó a tener capilla propia.

El Aljarafe sevillano es sin duda una de las zonas de Sevilla, cuya evolución y desarrollo en las últimas décadas del siglo XX ha sido extraordinaria. El casco antiguo de la vieja Mairena apenas tenía 3.000 habitantes y en el censo de 2009, ya superaba los 40.000.

Su cercanía a la capital, de la que la separan apenas una decena de kilómetros, la inversión pública en transporte (S30-Línea de metro), el desarrollo industrial con el cercano Parque Industrial y de Servicios del Aljarafe (PISA), y la influencia de la Expo del 92 en sus término municipal albergando dos grandes ciudades residenciales (Ciudad Expo, Simón Verde y Ciudad Aljarafe), han hecho posible que Mairena del Aljarafe creciera espectacularmente hasta convertirse hoy, en una de las grandes urbes de la Sevilla Metropolitana en el Siglo XXI.

Es natural que al calor de ese crecimiento demográfico, industrial y residencial, la oferta gastronómica de Mairena del Aljarafe crezca junto al desarrollo de la localidad. Varios son los establecimientos que merecen la pena visitar en esa nueva Mairena que nos espera en la cornisa del Aljarafe. En esta ocasión hemos escogido, bajo la recomendación expresa de nuestro socio, Salvador Morgado, el Gastrobar Platón, en la Avenida de la Filosofía nº 30.

El chef Víctor Funez, elabora sus creaciones a base de productos de mercado y reproduce con fidelidad, recetas tradicionales andaluzas o de otras comunidades autónomas. La carta de Platón no es un elemento estático. Se añaden o eliminan platos y tapas, según mercado, intentando siempre que permanezcan los más solicitados por los clientes.

Los productos para los elaborados, son en su mayoría de denominación de origen, provenientes de todos los rincones del país. En el caso de los pescados, la visita diaria al mercado, permite ajustar la compra a la demanda, obteniendo de este modo, la máxima frescura para este producto perecedero.

Por nuestra mesa pasaron viandas extraordinarias como la perdiz al carbón, el solomillo ibérico, la ensaladilla de gambas, o el micuit de foie extraordinarios. La carta de vinos por copa es extensa y de calidad y aparecen prácticamente la mayoría de las DD.OO y los postres sublimes y creativos. Todo ello con un servicio adecuado, un ambiente tranquilo y una relación calidad-precio muy buena. Una grata experiencia.

Arriba