0
0
0
s2smodern
 Preparación:

Limpiamos los puerros, quitando todas las hojas verdes, la parte dura.
En una cazuela ancha, ponemos a hervir abundante agua con sal.
Echamos los puerros y los cocemos durante veinte minutos aproximadamente, dependiendo del grosor.
Los escurrimos, utilizando papel de cocina para que queden lo más secos posible.
Envolvemos cada uno con una loncha de jamón y colocamos en una fuente. Calentamos la mantequilla en un cazo, añadimos la harina y dejamos que se fría, añadimos poco a poco la leche hasta formar una bechamel cremosa y la ponemos a punto de sal.
Cubrimos con bechamel, espolvoreamos por encima el queso rallado, y gratinamos en el horno hasta que se forme una capa dorada en la superficie.

Curiosidades y Consejos:

Esta hortaliza parece ser originaria de la zona del Mediterráneo oriental y de oriente próximo. Se conoce su consumo desde hace 4000 años. En la actualidad el principal productor y consumidor de esta verdura es Francia.
Su mejor momento para el consumo es desde mediados de otoño hasta principios de la primavera.
A la hora de la compra hay que procurar que el tallo sea consistente, blanco, recto y las hojas planas y de color verde oscuro.  Se pueden conservar en el frigorífico un máximo de dos semanas, cocinados, tan sólo dos días.
En cuanto a sus valores nutricionales, son ricos en agua y fibra, y bajos en hidratos de carbono y calorías.

Ingredientes:
  • 8 puerros
  • 8 lonchas de jamón serrano, jamón york o bacon
  • 50 g de harina
  • 50 g de mantequilla
  • 700ml de leche
  • Queso rallado (al gusto)
  • Sal
Ir Arriba