0
0
0
s2sdefault

bradPianista de gran talento, virtuoso como pocos pianistas de jazz de su edad, Brad Mehldau es hoy por hoy, uno de los músicos con más proyección en la escena contemporánea del jazz. Si de muy joven apuntaba fuerte con sus grabaciones de la década de los noventa en Barcelona junto a los hermanos Rossy (Mario contrabajista y Jordi, batería) que dejó un par de discos en las arcas del sello Fresh Sound, en su serie New Talent, de muchísimo merito titulados: New York-Barcelona Crossing (con la colaboración añadida de un magnifico Perico Sambeat), es su serie "The Art of the Trío" iniciada en 1997 con el sello Warner Bross con la que marca un camino irreversible en la concepción moderna del trío de piano jazz

La serie "The Art of The trío" tiene momentos magistrales como el Vol 2, grabado en directo en el Village Vanguard de New York al año siguiente, o este Vol. tercero que recomendamos "Songs", una memorable obra maestra hilada con el magnifico trabajo de Larry Grenadier en el contrabajo y Jordi Rossy en la batería. Apoyado en dos sólidas escuelas de tocar el piano de jazz como Bill Evans y Keith Jarrett, Brad Mehldau se torna melancólico, lírico, expresivo y intimo. El disco tiene una fuerza descomunal y en los 10 temas del álbum siempre queda la sensación de que estamos ante una obra maestra del piano jazz contemporáneo.

Tras este tercer volumen, y ya reconocido como uno de los grandes, Brad Mehldau graba al año siguiente otro disco memorable, esta vez a piano solo y también para el sello Warner Bross: Elegiac Cycle. Este fue el álbum de su consolidación definitiva.

En resumen, un musico de jazz que además de representar el empuje y la creatividad, demuestra que el futuro del jazz está garantizado.

 

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Jorge RossyBateríaSello discográfico: WARNER BROSS
Larry GrenadierBajoNúmero de serie: 9362-47051-2
Brad MehldauPianoFecha de grabación: 1988
  Lugar de grabación: New York
  Calificación: 5* sobre 5


OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE BRAD MEHLDAU 

 

WHEN I FALL IN LOVE

ELEGIAC CYCLE

PLACES

Era 1993 y un joven pianista llamado Brad Mehldau regresaba desde Barcelona donde, aun muy joven, ya empezó a conocer los misterios y la ciencia del trío de piano jazz con dos amigos suyos, ambos también muy jóvenes, los hermanos Rossy (Mario Rossy al contrabajo y Jordi Rossy a la batería) y con la colaboración del gran saxofonista español, Perico Sambeat.
Ese novel trío grabó dos grandes discos para el sello Fresh Sound en su serie New Talent, titulados: New York-Barcelona Crossing. Su trabajo con este trío revela a un joven músico que intenta crear un lenguaje musical propio, cosa que Brad Mehldau consigue poner en valor con este primer disco a su nombre y grabado también para Fresh Sound: "When I Fall In Love". Fue un estreno espectacular y tanto en las baladas como en los tiempos medios y altos, Mehldau vuela alto sobre una base melódica muy original. El disco lo abre una de las piezas más emblemáticas de Charlie Parker, "Anthropology" un aviso para navegantes de un joven pianista que en su primer disco y en su primer tema , se atreve a versionar a Parker, y encima lo hace muy bien, pero lo mejor del disco está en la versión del tema de John Coltrane: Countdown. Allí, Brad Mehldau dejó ya claro que estábamos delante de un excepcional pianista que no tardaría, como así fue, en llegar a los mal alto del piano jazz contemporáneo.

Cuando Brad Mehldau grabó su primer disco a pino solo, ya tenía detrás la nada despreciable cifra de cinco discos grabados, algo difícil para un joven pianista que aun no había cumplido los treinta años. Y sobre todo ya había enseñado el camino de la maestría en el piano jazz con su magistral serie: "The Art of the Trío", que a estas alturas de su carrera ya había editado tres volúmenes. 
Brad Mehldau graba entonces para Warner Bross en 1999 su primer disco a piano solo "Elegiac Cycle"  un manifiesto a favor del romanticismo, a favor del sentimiento y de la afectividad, todo ello expresado a través de las magnificas composiciones del disco que expresan en determinados momentos un sentimiento de dolor y melancolía. La aparición de esté trabajo a piano solo de Brad Mehldau, magistralmente interpretado, conllevó a que toda la critica especializada lo considerara uno de los discos a piano solo más introspectivos y de una mayor búsqueda sonora y de concepción musical desde la aparición de los famosos conciertos en solitario de Keith Jarrett.

Brad Mehldau grabó los 11 temas de este disco en la propia carretera, desplazándose de una ciudad a otra en medio de una gira con su grupo. Cada selección lleva el nombre de un lugar y este a su vez, el de un estado de ánimo. Places, no obstante, funciona como un todo, con independencia de que esté grabado en diferentes sitios y momentos. No hay relación directa entre los títulos del álbum y el contenido sonoro de los mismo, como se puede comprobar en el pegadizo tema "Los Ángeles", una especie de "parada en boxes" en cualquier tramo del recorrido.  Por el contrario, el álbum constata una vez más, que Mehldau sigue constantemente buscando su propia personalidad y lenguaje musical. Este es un álbum importante, que cualquier persona interesada en el piano de jazz debería escuchar.

brad
brad
brad


 BRAD MEHLDAU

Brad Mehldau nace en 1970, en Jacksonville, Florida y desde niño inicia sus estudios de música clásica. Más tarde en plena adolescencia descubre los sonidos del jazz escuchando a Miles Davis y Bud Powell. Se traslada a Nueva York donde estudiará piano con grandes maestros, entre ellos, Jimmy Cobb quién adivinando el talento del joven pianista lo integra en su banda: Cobbs' Mob. Su nombre comenzó a ser conocido internacionalmente como miembro del cuarteto de Joshua Redman, con quien grabó el disco: Mood Swing y al que acompañó en gira por Estados Unidos y Europa durante año y medio.

En 1994 graba su primer disco titulado: When I Fall in Love bajo el nombre de Mehldau & Rossy trío para Fresh Sound Records; al año siguiente y ya bajo su personal liderazgo, crea su propio trío con Larry Grenadier, al contrabajo, y Jorge Rossy a la batería lanzando su disco de debut como líder: Introducing Brad Mehldau. Su segundo álbum: The Art of the Trío , Volume One (1997, Warner) obtuvo un impresionante recibimiento entre la crítica, lo que propició extensas giras internacionales. Como su propio título anunciaba, al primero siguieron entre 1997 y 2001 otros cuatro volúmenes de una serie que se ha convertido por derecho propio en el mejor trabajo pianístico de jazz contemporáneo.

En 1999, grabó Elegiac Cycle, un trabajo de piano sólo donde Mehldau dio libertad a su faceta de compositor con una serie de elegías impregnadas de clasicismo y una atmósfera bella y misteriosa. A continuación llegó quizás el único borrón de su carrera con el disco: Largo (2002), donde Mehldau reelabora temas del repertorio de The Beatles, Antonio Carlos Jobim o Radiohead. En 2003, graba el que hasta el momento es su último disco: Live in Tokio, un álbum que reconcilia al pianista con sus seguidores jazzisticos y que musicalmente supone una confirmación del estilo desarrollado por Mehldau en sus trabajos con el trío y muy especialmente del trabajo de "Elegiac Cycle". Grabado en directo en el Sumida Triphony Hall de Tokio, el 15 de Febrero de 2003, el pianista utiliza un sinfín de texturas sonoras desplegadas a lo largo de todos los registros del piano y utilizando incluso los pedales.

Brad Mehldau combina la sofisticación de un aprendizaje clásico con una profunda sensibilidad jazzística, influenciado por músicos como Franz Schubert, Keith Jarrett o Bill Evans. Su técnica, a la vez que la poesía y lirismo que expresa en sus interpretaciones y composiciones, se ha ganado el respeto y admiración unánimes de la crítica y el público. Desde la aparición del primer volumen de la serie "The Art Of The Trío" la proyección de Brad Mehldau como uno de los grandes músicos aparecidos en los últimos tiempos no ha cesado de crecer logrando la poco frecuente unanimidad de crítica y público. El joven pianista atesora algunas de las mejores cualidades de los grandes maestros, como esa profunda contención bajo la que sólo se vislumbra su apabullante técnica, esa que le permite crear una increíble polifonía en los momentos más vibrantes de sus conciertos.

Apoloybaco tuvo la dicha el 13 de Noviembre de 2004, de contemplar en directo en el Teatro Central de Sevilla el espectáculo de este enorme trío de jazz que combina exquisitamente el melodismo de Larry Grenadier al contrabajo y el matiz, siempre preciso, de la batería de Jorge Rossy. El trío de Brad Mehldau - que cada vez parece menos exagerado situar entre los mejores de las ultimas décadas en el jazz - transmite toda clase de emociones: nostalgia, melancolía, amargura, excitación, y sus discos alcanzan en ocasiones el sentido de lo sublime. A Mehldau la crítica le ha comparado desde un principio de forma constante y repetida, incluso con alguna queja del propio pianista, con uno de los más grandes pianistas de todos los tiempos: Bill Evans. Esta circunstancia, además de no añadirle presión, ha servido para que los aficionados vean en él, el Bill Evans del Siglo XXI en el piano de jazz. La historia y su música lo dirán.

Temas

Duración

 Song-song

 6,29

 Unrequited

 6,07

 Bewitchwd

 5,57

 Exit music

 4,23

At a loss

 6,19

Convalescent

 5,58

 For all we know 7,59
 River man 4,47
 Young at heart6,20 
 Sehnsuch 4,56

 

 

 

Ir Arriba