0
0
0
s2sdefault

nelsonLa posición de Oliver Nelson en la historia del jazz sería menos favorable sin hubiera grabado un afortunado día de 1961éste: "The Blues and the Abstract Truth", una obra maestra difícil de encuadrar en una escuela concreta. Aunque ya había adelantado sus notables capacidades en discos como "Screamin' the Blues" o en "Straight Ahead", ambos también con Eric Dolphy como solista principal, su talento para la composición y el arreglo no tocó techo hasta que grabó estas seis piezas que componen éste logradísimo intento de modernizar y ampliar el lenguaje del blues.

El titulo ya dejaba ver una cierta preocupación por relacionar lo primitivo con lo avanzado, lo espontáneo con lo largamente meditado. El contraste se acentuaba con los dos solistas principales escogidos para la sesión: el arrollador Freddie Hubbard, capaz de responder a cualquier exigencia en aquella época, pero siempre fiel a las señas de identidad esenciales del hard bop, y Eric Dolphy, punta de lanza de las tendencias renovadoras del jazz en aquellos comienzos de la década de los sesenta. Por otra parte, es evidente que con los nombres que Nelson eligió para la sección rítmica: Bill Evans al piano, Paul Chambers al bajo y Roy Haynes a la batería, deseaba crear un clima similar al que impregnaba la música de Miles Davis en su inmortal "Kind Of Blue".

En el disco hay cuando menos dos composiciones magistrales de muy diferente signo: "Stolen Moments" y "Hoe-Down". La primera está escrita en modo menor y posee un gran poder evocador. Abre Hubbard el tema, pleno de contenido lirismo y sigue Dolphy con la flauta, el instrumento que mostraba su faceta mas ortodoxa; Nelson ejecuta a continuación un espeluznante solo con el saxo tenor, tan modélico en su estructura que ni siquiera intenta disimular la circunstancia de tenerlo íntegramente memorizado. Bill Evans remansa la atmósfera con elegancia antes de la reexposición del tema.

"Hoe-Down" por su parte, presenta una peculiar melodía plena de enérgico optimismo. De nuevo arranca Hubbard, mas fogoso esta vez y Dolphy empuña el saxo alto para cambiar el ambiente con uno de sus típicos solos de dislocado expresionismo. Nelson cierra el turno con otra notable intervención y Evans, que da muestras de tener ciertos problemas con los acordes no interviene en esta ocasión. Los cuatro títulos restantes también rayan a gran altura y contribuyen a la aureola que acompañó a éste álbum desde su misma aparición.

Oliver Nelson seguirá siendo recordado en el mundo del jazz como el diseñador de éste monumento audaz y atemporal al elemento básico del jazz. Imprescindible.

 

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Freddie HubbardTrompetaSello discográfico: IMPULSE!
Roy HaynesBateríaNúmero de serie: IMP 11542
Paul ChambersBajoFecha de grabación: 23 de febrero de 1961
Eric DolphySaxo alto y flautaLugar de grabación: New Jersey
George BarrowSaxo barítonoCalificación: 5* sobre 5
Bill EvansPiano 
Oliver NelsonSaxos alto y tenor, arreglos y líder 

 

OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE OLIVER NELSON

 

STRAIGHT AHEAD

SOUND PIECES

 BLACK, BROWN & BEAUTIFUL

Es evidente que la relación musical entre Oliver Nelson, quizás uno de los mejores arreglistas y compositores del jazz moderno, con Eric Dolphy, el músico que revolucionó los conceptos armónicos del jazz en la segunda mitad del siglo XX, fue extraordinaria y en los estudios de grabación se entendían a la perfección. Aquí Nelson al saxo tenor dirigiendo un gran quinteto con Eric Dolphy explayándose a gusto con el saxo alto, el clarinete bajo y la flauta, tocan cinco composiciones del propio Nelson y una de Milt Jackson. Un disco extraordinario, sin llegar al nivel de "The Blues and the Abstract Truth" pero si con una personalidad propia innegable. Muy recomendable. 

Oliver Nelson en dos vertientes, dirigiendo una bigband, y con el saxo soprano liderando un cuarteto con el magnifico pianista Steve Kuhn -acompañante perenne de la gran cantante Sheila Jordan, el bajista Ron Carter (a un gran nivel) y el baterista Grady Tate. Seis composiciones de Nelson, otra de Thelonious Monk:  "Straigh No Chaser" y otra de Webster Mandel. Muy Recomendable

 

 


Una preciosa sesión de grabación en la que Oliver Nelson en los arreglos dirige magistralmente a una gran orquesta con tres solistas principales extraordinarios: el saxo alto, Johnny Hodges; el pianista Earl Hines y el cantante Leon Thomas. "Black, Brown & Beautiful" es uno de los grandes discos de Oliver Nelson. Muy recomendado.

nelson
nelsonnelson

 

 

OLIVER NELSON

Saxofonista tenor y soprano, Oliver Nelson empezó a estudiar piano a los seis años y a los once, aun en edad escolar, tuvo su primer contrato profesional en la orquesta de Cottie Williams, donde su hermano también era saxofonista. Entre 1947 y 1948, trabajó con la orquesta de George Hudson, en 1949 con Nat Towles y al año siguiente entró a formar parte de la bigband de Louis Jordan, con quien trabajó hasta bien entrado el año 1951.

Entre 1952 y 1954 cumplió el servicio militar en la Marina americana donde formó parte de su banda llegando a actuar en el lejano Japón. Cursó estudios en la "Lincoln University" para perfeccionar sus conocimientos musicales y en 1959 se trasladó a New York donde tocó con Erskine Hawkins, Wild Bill Davis y Louis Belson. En 1960 empezó a interesarse por la composición donde comenzó con un espléndido quinteto para instrumentos de viento exclusivamente. Al año siguiente compuso un ciclo de songs para saxo contralto y piano y en 1962 estreno la obra "Dirge" para orquesta de cámara. Quincy Jones lo llamó para que colaborara con él y su popularidad le dio la posibilidad de formar su propio grupo en el que pasaron, Miles Davis, Bill Evans y Eric Dolphy entre otros grandes músicos.

A finales de los años sesenta se trasladó a California prosiguiendo allí su actividad de compositor, destacando su creatividad a la hora de improvisar. Probablemente su posición en la historia del jazz sería otra bien distinta, si un buen día de 1961 no hubiese grabado el disco que le encumbró a la cima de esta música. "The Blues and the Abstract Truth" (Impulse!), es un obra maestra difícil de encuadrar en una escuela concreta y por el que Oliver Nelson seguirá siendo recordado como el diseñador de ese monumento audaz y atemporal básico en el jazz. 

Temas

Duración

Stolent moments

8,45

Hoe-down

4,42

Cascades5,31
Yearnin's6,23
Butch and butch4,35
Teenie's blues6,34

 

Ir Arriba