0
0
0
s2sdefault

La música que llamamos jazz surgió bastante antes que el disco; sin embargo, desde el ultimo cuarto del siglo XIX, el jazz estaba incubándose en el estado sureño de Louisiana (EE.UU.) en torno a un proceso largo y complejo que intentaba superar la rigidez rítmica y adquirir el sello del swing. Uno de los elementos genealógicos mas decisivos junto al blues, que no ha dejado de estar presente a lo largo del jazz, fue el ragtime. Los rags, aunque se tocaban sobre toda clase de instrumentos, fueron esencialmente una especialidad de pianistas. Su apogeo se sitúa entre finales del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX.

Antes de todo eso estaba el blues, entendido este no como un estilo del jazz. Es más que eso. El blues es el origen de todo. Es la columna vertebral del jazz. Sus orígenes son inciertos y lejanos, aunque es indudable que se trata de una genuina creación afroamericana, sin parangón con las tradiciones europeas. En sus formas arcaicas, aparece ya después de la Guerra Civil americana o incluso antes. Era el blues rural cantado en los campos de algodón, en las prisiones y en los caminos por bluesman desconocidos, anónimos y sin ningún atisbo de profesionalidad. Alguien dijo algún día, que el blues, no era mas que un hombre dolido pensando en la mujer con la que estuvo alguna vez. El sonido del alma chirriando cuando es acosada por el dolor; un lamento en forma de canción. El jazz y el blues están íntimamente ligados el uno al otro.

Una página de jazz que se precie no puede olvidar esta música por que en ella está el origen de esta música. En los cantos de los campos de trabajo, los llamados "work songs", en la guitarra de Robert Johnson o Muddy Waters, en la garganta de Bessie Smith, o Ma Rainey, en las armónicas de Little Walter o de Sonny Boy Wiliamson, están los sonidos del negro afro americano cuya evolución musical dio base al jazz. Como homenaje a esta música hermana, desde esta página de jazz os invito a que conozcáis los discos más representativos de mi colección de blues. La música nacida de las entrañas del Delta del Mississippi.

La corriente principal  del jazz o "mainstrean" define en el sentido genealógico de la palabra, las grabaciones y los músicos determinantes en la historia del jazz y que conforman una estirpe de continuidad desde principios del siglo XX hasta nuestros días: King Oliver con su "Creole Jazz Band" en 1923; Louis Armstrong con sus "Hot Five" y "Hot Seven" de 1925/1928; Jelly Roll Morton con sus "Red Hot Peppers" 1926/1928; las actuaciones de Duke Ellington en el Cotton Club entre 1927 y 1931; las grabaciones de Charlie Parker y Dizzy Gillespie de 1945 para Savoy y Dial; las doce tomas del Noneto Capitol de Miles Davis en 1949/1950 o el disco de Ornette Coleman titulado "The Shape of Jazz to Come" de 1959, son eslabones de una cadena que llega hasta el jazz que hoy conocemos.

El ragtime, el swing, el dixieland, la revolución del bebop, otra vuelta de tuerca más con el hard-bop de los años sesenta, el movimiento "cool", la rebeldía del free-jazz, las cantantes de jazz a lo largo de la milenaria historia del jazz, la fusión con las nuevas músicas y el mestizaje como elemento intrinseco del jazz, los nuevos músicos contemporáneos, etc. Todo eso veremos en esta sección dedicada a los estilos del jazz, una música viva y en permanente evolución.

IR A LOS DISTINTOS ESTILOS DEL JAZZ

 

RagtimeMainstreamBlues
SwingDixielandBebop
Hard BopCoolFreejazz
FusiónVocalContemporáneo

 

 

Ir Arriba