0
0
0
s2sdefault


Durante décadas los vocalistas negros se vieron confinados a unas producciones discográficas exclusivamente destinadas al mercado de su propia raza. Incluso hubo sellos discográficos creados exclusivamente para negros, tal era la visión racista de la sociedad americana hasta bien entrado el siglo XX. En los años cuarenta, cuando ya nadie dudaba que la música negra vendía, y por tanto los productores también presionaban para que el racismo fuera diluyéndose, se inventaron una denominación menos humillante, aunque igualmente segregacionista: Rhythm and Blues.

En el saco del R&B, había de todo; desde grupos gospel y cantantes de blues rural y urbano, hasta especialistas consagrados en el Boogie Woogie, o también músicos de jazz camuflados. El cantante, Jesse Belvin, creció en ese maremagnun y durante su infancia en San Antonio (Texas) pasó por las diferentes etapas de aprendizaje que caracterizaban a los cantantes nacidos bajo el estigma del R&B. Desde los siete años cantaba en la Iglesia baptista; a comienzos de los cincuenta fue contratado para formar parte del cuarteto vocal del saxofonista, Big Jay McNeely. Con él grabó varios discos con notable éxito lo que le abrió las puertas de pequeñas casas discográficas como "Speciality" o "Modern Records", ya fuera con grabaciones  a su nombre o en colaboración con otros artistas o grupos vocales negros.

Con similitud a lo que mas adelante haría el gran Sam Cooke y posteriormente Otis Redding, el soul ya estaba en marcha cuando cantaba Jesse Belvin una década atrás. Con penurias económicas importantes, lo que le obligaba a vender de manera irrisoria sus propias composiciones, en 1959, su vida le cambió cuando se casó con una letrista y a continuación firmo un contrato importante con el sello RCA, uno de los mas influyentes de la época. Su primer disco con RCA, titulado: "Just Jesse Belvin" fue un paso previo, no demasiado exitoso, a su gran obra maestra, el titulado: "Mr Easy". En él, Jesse Belvin, realiza un cambio radical con respecto a su trayectoria anterior y se presenta como un cantante adulto, capaz de superar el mercado blanco y el encasillamiento racial. En cierto sentido consiguió lo que Nat King Cole y Billy Eckstine habían logrado anteriormente cuando competían con Frank Sinatra o Tony Bennett.

Buena culpa de ello se lo debe, como tantos otros cantantes, al extraordinario trabajo del arreglista, pianista y director de orquesta, Marty Paich. Éste que ya había dado sobradas muestras de su capacidad con Mel Tormé eligió para la grabación de "Mr Easy", a solistas de envergadura: Art Pepper al saxo alto, o el fino trompetista, Jack Sheldon. Las facetas de un talento vocal con extraordinaria naturalidad, salieron a flote. Lamentablemente todo acabo en tragedia. Alcanzado el éxito y poseedor de la formula para triunfar, el sueño de Jesse Belvin se vio truncado cuando contaba solamente 27 años. Belvin y su esposa, murieron en un accidente de tráfico el 6 de febrero de 1960 sin que pudieran ver la publicación de este magnifico disco. 
    

 InstrumentoWeb recomendadaContacto 

Cantante

Jesse Belvin 
   
 Mis discos de Jesse Belvin 

Mr, Easy

  

 

Ir Arriba