0
0
0
s2sdefault


El Siglo XXI empezó muy bien para el cantante, Kurt Elling. En apenas una década se ha convertido en el referente más importante del jazz vocal masculino actual. Un músico que a base de mucho tesón, árduo trabajo, grandes cualidades intelectuales y una curiosidad que no descansa, se ha situado en uno de los peldaños más altos del mundo jazzistico acaparando éxito de público y el beneplácito de la crítica más exigente.

Ya en el año 1995, Blue Note le editó, con el añadido de algunos temas, una maqueta que Elling presentó bajo el nombre de Close Your Eyes. En este trabajo Kurt muestra todas sus cartas: buen gusto en la elección del repertorio y de los acompañantes (al frente de los cuales se coloca su inseparable Laurence Hobgood), grandes dotes poéticas en la redacción de las letras y coqueteos con la generación beat, un uso brillante del scat y una forma de interpretar vocalese en la onda de Mark Murphy y, finalmente, una técnica vocal curtida en distintos escenarios de la ciudad de Chicago que incorpora detalles muy particulares especialmente en cuanto a dinámica se refiere. 

Alcanzar una nominación a los premios Grammys en su primer trabajo no es algo de lo que puede presumir cualquier músico, si bien Kurt Elling, hasta la fecha, ha conseguido nominaciones en cada uno de sus discos, hasta la bonita suma de seis. Su segundo álbum: The Messenger venía a confirmar las expectativas puestas en su primer CD y daba una bofetada a los que pensaron que se trataba de una estrella de un solo día. Este segundo CD recoge una de las muestras más sinceras y descarnadas del vocalese con una versión que supera los diez minutos del Tanya Jean de Dexter Gordon para cuyo larguísimo s-olo, Elling escribe y canta una soberbia letra. 

Su imagen de hipster se vio edulcorada por su matrimonio con una bailarina profesional llamada Jennifer. Uno de las muestras más evidentes de este hecho fue que en sus conciertos dejó de practicar tan a menudo una técnica que sus amigos llamaban ranting consistente en improvisar melodías con letras improvisadas también en mitad de un tema o, incluso, en solitario (algunas muestras de esto se pueden escuchar en The Beauty Of All Things y en The Messenger del álbum del mismo nombre) que, en los directos, se convertían, en palabras del propio cantante, en auténticas sesiones de terapia. Incluso su siguiente álbum, This Time It's Love abordaba un material romántico y un enfoque ajeno a sus trabajos anteriores. Sin embargo la calidad del mismo seguía siendo muy elevada. 

Tras tres discos en estudio, Kurt Elling acometió la producción de su primer CD en directo y escogió, como no podía ser de otra forma, el Green Mill de Chicago, club de Jazz en el que sigue actuando semanalmente siempre que sus cada vez más frecuentes giras se lo permiten. Para la ocasión contó con Jon Hendricks, maestro y padre del vocalese, y el saxofonista nativo de Chicago, Von Freeman. Entre el repertorio algunos de sus temas anteriores y algunas nuevas composiciones. Además se guardó experimentos como Resolution, vocalese sobre el original de John Coltrane, y un Dolores Dream de 16 minutos de duración para un Live In Chicago - Out Takes que solamente se puede adquirir a través de su página web (ver nuestra sección de links) y recomendado solamente para oyentes amantes de las vanguardias. Flirting With Twilight seguía en la tónica de su anterior álbum de estudio aunque incluía un nuevo tributo al trío Lambert, Hendricks & Ross con la inclusión de Lil' Darlin'.

Su último proyecto, Man In The Air, nos trae al Elling de sus primeros discos pero menos histriónico y más maduro abordando temas de Metheny, Hancock, Coltrane y Zawinul y es, sin la menor duda, su mejor disco hasta el momento. Además de su faceta como cantante, desarrolla una amplia labor como escritor trabajando en proyectos para distintos teatros y ha demostrado ser un emprendedor (y empresario) de primera línea agrupando en torno a sí a Jon Hendricks, Mark Murphy y Kevin Mahogany con un proyecto que se presenta con el nombre de Four Brothers y que pasó por España el pasado verano.

    

 InstrumentoWeb oficialContacto 

Cantante

Kurt Ellingwebmaster@kurtelling.com 
   
 Mis discos de Kurt Elling 

 

No disponibles

 

 

Ir Arriba