0
0
0
s2sdefault


Como le había pasado a Jimmy Blanton antes que a él, el contrabajista Scott LaFaro, (1936-1961), dispuso de muy poco tiempo para alterar radicalmente la forma de tocar el contrabajo en el jazz, pero lo consiguió con elegante facilidad. LaFaro se inició en la música con el clarinete mientras cursaba estudios en el instituto en Nueva York, adonde se había  trasladado su familia, y eligió el contrabajo en la adolescencia.

Trabajó originalmente en bandas de Rhythm & Blues, pero desde 1956 hasta 1957 estuvo tocando con el trompetista, Chet Baker en Los Ángeles. Después de una  breve estancia en Chicago en 1957, regresó al Oeste, donde trabajó con el guitarrista, Barney Kessel en el Lighthouse de Hermosa Beach. Posteriormente apareció en compañía de Cal Tjader y grabó con Victor Feldman antes de salir a la carretera con Benny Goodman en 1959. Poco después abandonó la gira de Goodman para establecerse en Nueva York y formar su propio trío al tiempo que trabajaba de forma independiente con Stan Getz y otros músicos. Antes de que acabase el año, dió un paso trascendental en su carrera cuando se unió al nuevo trío del pianista Bill Evans.

Con Evans al piano, desarrolló rápidamente una profunda armonía con el pianista y el batería Paul Motian, que sigue siendo una de las más admiradas del jazz. La música creada por el grupo en los dieciocho meses de su existencia permanece como una de las más influyentes de todos los tríos de piano del jazz: la asombrosa facilidad de LaFaro y su capacidad de construir contrapuntos a los de Evans, además de sus inusuales y característicos modelos rítmicos, supusieron una contribución fundamental a ese logro. LaFaro continuó trabajando fuera del grupo de Evans, tocando y grabando con Ornette Coleman, apareció en el impresionante álbum de dos cuartetos Free Jazz (Atlantic, 1960) con Charlie Haden y fue un complemento melódico y rítmico asombroso para Coleman en un álbum grabado por su cuarteto, Ornette! (Atlantic, 1961). No hay duda de que Coleman le apreciaba, ya que incluso tituló uno de los temas: "The Alchemy of Scott LaFaro". No obstante, su inmensa promesa se quedaría sólo en eso, ya que, en el verano de 1961 y después de abandonar la casa de su madre para dirigirse a un ensayo con el trío de Evans, LaFaro se mató cuando su coche se salió de la carretera y chocó contra un árbol.
    

 InstrumentoWeb recomendadaContacto 

Contrabajo

Scott LaFaro 
   
 Mis discos de Scott Lafaro 

 

No disponibles

 

 
Ir Arriba