0
0
0
s2sdefault

El jazz nació con el siglo XX. La invención de la cámara fotográfica es muy anterior. La primera fotografía de la historia nació un siglo antes, cuando en 1827, Niépce, fotografió con una rudimentaria cámara oscura unos edificios frente a su domicilio usando una placa de peltre recubierta de asfalto y exponiéndola a la luz durante ocho horas. Pero su utilización pública y masiva todavía tardaría. A principios del siglo XX, la cámara fotográfica empezaba a ser usada profesionalmente en actos, documentos y actividades publicas. Era 1888 cuando salió la primera "Kodac" y dos años mas tarde saldría la "Browniw" una cámara que cambió la vida para el ser humano. Por primera vez, la fotografía salía del gheto y el gran público aprendía a usarla.

Y el jazz era un objetivo lúdico para un invento que necesitaba demostrar su utilidad. Desde prácticamente los comienzos de los sonidos negros del Mississippi, la fotografía y el blues, la fotografía y el jazz, se unieron en un indisoluble y afortunado matrimonio. Grandes momentos de esta música han sido plasmados, primero negro sobre blanco, y luego a todo color, en una experiencia visual absolutamente maravillosa.

El jazz y la fotografía siempre han tenido una relación afectuosa. Y de ello trata esta sección de Apoloybaco; de acercar al visitante los momentos estelares de esa fusión; de conocer quienes son aquellos que han conseguido llevar al negativo el instante supremo de un músico en su manifestación artística, de captar el ambiente de un club de jazz sólo a base de una bocanada de humo esparcida en el aire, de sentir la música solo fotografiando las manos de un pianista, o el sudor de un músico volcado en su contrabajo.

El jazz y la fotografía han recorrido juntos mas de cien años de vida. Sus creadores, músicos y fotógrafos nos han dejado un legado cultural que forma parte de nuestras vidas. A ellos y a ellas, instrumentistas, cantantes, fotógrafos anónimos, profesionales de la información y aficionados al jazz, va dedicada este rincón de Apoloybaco.

 

La fotografía y el Jazz en EspañaLa fotografía y el Jazz en el mundo
Ir Arriba