0
0
0
s2sdefault
ellingtonNo es la primera vez que recomendamos desde nuestra web un disco de Duke Ellington. Y probablemente no será la última. Hemos recomendado al Duke Ellington pianista en su magistral trabajo titulado “Piano in the Foreground”; también lo hicimos cuando la orquesta, ya consolidada entre las mejores del mundo, contaba en sus filas con grandes instrumentistas como el maestro Jimmy Blanton al contrabajo y el genial Ben Webster al saxo tenor en esa obra maestra inmortal que es su triple álbum titulado: “Duke Ellington The Blanton Webster Band”.

Y para comenzar 2017, os recomendamos a la orquesta de Duke Ellington en su primera época de esplendor, la comprendida entre los años 1927-1931. En aquellos años, Ellington desde su “laboratorio” musical en el afamado Cotton Club de Harlem, estaba transformando el jazz primigenio, caracterizado por una mezcla entre ragtime y música bailable, a convertirse en la primera gran orquesta de la historia del jazz. Para que eso fuese posible se tuvieron que dar varias circunstancias: la primera el talento de Ellington para ponerse al frente de un grupo de músicos que siendo buenos, el los transformó en extraordinarios; la segunda circunstancia fue la capacidad de Ellington de rodearse de unos excelentes instrumentistas, dotados todos ellos, de un manejo extraordinario de sus instrumentos y que todos tocaran en beneficio de la orquesta. Y la tercera circunstancia que dio origen a la gran orquesta de Duke Ellington y la hizo inmortal, fue la innovación. Ellington usaba sus actuaciones diarias en el Cotton Club, un lugar donde soló era permitida la entrada al público blanco, para asumir toda clase de riesgos en sus arreglos, aventurarse en sus composiciones y desarrollando un estilo propio en los acompañamientos orquestales y coreográficos del espectáculo que se dio en llamar: “Jungle Style”. Figura clave en ese estilo fue el soberbio trompetista Bubber Miley, un auténtico especialista en el uso de la sordina “wa-wa”.

La evolución de Duke Ellington y su música hacía el jazz, tuvo un nombre clave en su formación, además de Bubber Miley, hablamos de Sidney Bechet, un músico criollo, extraordinario clarinetista y un maestro en el uso del saxo soprano, que nacido en New Orleáns, se desplazó en 1924 a New York donde entró en contacto con la orquesta de Duke Ellington cuando ésta tocaba en el Kentucky Club de la Gran Manzana. Ellington siempre hizo mención a Sidney Bechet cuando le preguntaban por el mejor músico de jazz que había conocido.

Estas grabaciones, todas originales de Duke Ellington , recogen el periodo germinal de la gran orquesta de jazz de Duke Ellington en su primera época de esplendor. Al frente de ella, Ellington puso las bases para todo lo que vino después, y para darle al jazz orquestal la dimensión, inédita hasta el momento, de todo lo que vendría posteriormente a los largo del Siglo XX. Esta antología, magníficamente editada y perfectamente documentada en lo concerniente a fechas y solistas que intervienen en cada uno de los temas de la orquesta (algo fundamental para cualquier coleccionista), comienza por un tema: “East S. Louis Toodle-00”, que sería utilizado durante doce años consecutivos por la orquesta de Ellington para abrir sus conciertos; Otro de los temas destacados del disco es su celebérrima composición “Black and tan fantasy”, con el estilo jungla en su máxima expresión y donde Ellington aborda uno de los solos de piano más reputados de toda su carrera. “The Mooche” es otro de los clásicos de su orquesta y es muy destacable el memorable dúo entre el guitarrista Lonnie Johnson y la vocalista Baby Cox. Otra de las obras maestras absolutas del disco es “Mood Indigo”, una joya de pieza versionada miles de veces por centenares de músicos a lo largo de toda la historia del jazz.

Ellington asumió en aquella época primigenia del jazz orquestal enormes riesgos, y se aventuraba por caminos aún inexplorados. Su orquesta en aquellos años no tenía rival y por ella pasaron enormes músicos que en muchos casos forjaron posteriormente una brillantísima carrera en solitario o como lideres de sus propias formaciones; hablamos de los trompetistas Cootie Williams y el ya citado Bubber Miley, del trombonista puertorriqueño, Juan Tizol, de los clarinetistas, Barney Bigard, Harry Carney y el ya citado, Sidney Bechet; de los saxofonistas Johnny Hodges y Ben Webster; del guitarrista Lonnie Johnson o de la vocalista Baby Cox. Su orquesta jamás pasó de moda y se enriquecía permanentemente con la llegada de nuevos solistas que pasaron a formar parte de la legenda del jazz.

Escuchen este disco con atención, porque de aquí nació la leyenda de Edward “Duke “ Ellington”.

Feliz año 2017 a todos, amigos y amigas de la sección de jazz de Apoloybaco.

LOS MÚSICOS (FORMACIONES DIVERSAS)LOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Bubber Miley, Arthur Whetsol, Freddy Jenkins y Cootie Williams.Trompetas.Sello discográfico: KING JAZZ
Juan Tizol, Tricky y Sam Nanton.Trombones.Número de serie: CD KJ 144 FS
Barney Bigard, Otto Hardwicke y Harry Carney.Clarinetistas.Fecha de grabación: Entre Noviembre de 1926 y junio de 1931.
Johnny Hodges. Saxo tenor. Lugar de grabación: New York, Hollywood y Camden.
 Fred Guy.Bajo y guitarra. Número de temas: 22
Lonnie Johnson.Guitarra Calificación: 5* sobre 5
Marck Shaw.Tuba 
Wellman Braud.Contrfabajo. 
Sonny Greer.Batería.  
Baby Cox.Vocalista 
Duke Ellington.Piano, composición, arreglos y líder. 


OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE DUKE ELLINGTON.
 

 

AT NEWPORT-1956

THE GREAT PARIS CONCERT

PIANO IN THE BACKGROUND

ellington-newport
ellington-paris
Wellington-background

 

DUKE ELLINGTON

 

duke ellingtonEdward Kennedy "Duke" Ellington, nació en el seno de una familia que nunca pasó necesidades económicas ya que su padre era mayordomo de una casa de gente adinerada y su madre procedía de una familia negra acomodada. Recibió además de una excelente educación burguesa un porte de elegancia aristocrática que llevaría durante toda su vida, de ahí el apodo de "Duke" (Duque) que le pusieron sus amigos. Su educación musical empezó con el piano de su madre y aunque recibe clases de dos profesores, todavía tardaría bastante tiempo en aprender a leer música. En 1919 abandona los estudios de diseño y decoración, decide casarse con con una amiga de la infancia y busca en la música su profesión.

Es en 1921 cuando Duke Ellington, forma su primer y propio grupo con músicos locales al que llamaría "The Duke's Serenaders" primero y luego los famosos "The Washingtonians" con Elmer Snowden, como responsable de la banda. En 1923, deciden dar el salto a New York y la experiencia no es muy positiva pero logran tocar durante algunas semanas en la banda de Wilbur Sweatman, que actuaba en el "Lafayette Theatre". Tras algunas idas y venidas de Washington a la Gran Manzana, consiguen un contrato en el club "Hollywood" donde una noche los escucha tocar Bix Beiderbecke quien observa con gran atención el sonido de la sordina "wa-wa" que producen el trompetista, Bubber Miley y el trombonista, Charlie Irvis. Ese particular sonido sería decisivo en la elaboración del discurso musical de Duke Ellington.

En 1924, con los conocimientos musicales muy perfeccionados, la WHN, una emisora de radio local transmite el show desde el Hollywood club que ahora ha cambiado de nombre y se llama "Kentucky Club". la banda comienza a ser conocida y empiezan a salirle contratos en otras ciudades cercanas a New York. Entre 1924 y 1926 se incorporan a la banda músicos decisivos en la orquesta de Ellington, entre ellos, temporalmente el clarinetista, Sidney Bechet y el saxo barítono, Harry Carney, el primer gran especialista de ese instrumento en la historia del jazz y que permanecerá con Ellington toda su vida. Esta es la orquesta que en 1927, con una sólida formación, bien rodada y con sonido propio, daría el gran salto a la fama cuando fueron contratados para tocar en el "Cotton Club" de Harlem, un local regentado por el gangster, Owney Madden, desde 1923 y que se había puesto de moda en New York hasta el punto que era frecuentado por publico exclusivamente blanco, gente de dinero y de la alta sociedad neoyorquina. Allí estuvo cuatro años y cuando salió en 1931, estaba recubierto de gloria.

Entre 1927 y 1945, después de crear para el jazz el "Jungle Style" Duke Ellington y su orquesta alcanzan en este periodo la cumbre de su madurez artística y creativa. La orquesta de Duke Ellington en los años cuarenta  era sin duda la que poseía los mejores solistas y los instrumentistas mas virtuosos de la época y la revista Down Beat le situó en varias ocasiones por refrendo popular por encima incluso de la de Benny Goodman. Tras el declive de las bigbands, Ellington, fue el único líder de orquesta que nunca disolvió la suya. A falta de contratos pagaba a sus músicos con los dineros ingresados por sus derechos de autor y utilizaba su orquesta para componer con ella y oír su música. Pero algunos de sus solistas se marcharon entre finales de la década de los cuarenta y principios de los cincuenta para iniciar sus carreras en solitario. A la marcha de Ben Webster, Barney Bigard, Tizol y otros, se unió una definitiva en 1951, la de su amigo, Johnny Hodges. La prensa que antes no le escatimaba elogios, anunciaba casi a diario la desaparición de la orquesta.

En 1955 vuelve  a la banda Johnny Hodges y Ellington respira aliviado y entran en nomina una serie de músicos que darían todavía mucho juego al sonido Ellington. Entre las incorporaciones mas sonadas, están los saxofonistas, Paul Gonsalves y Jimmy Hamilton, el clarinetista, Russell Procope, el trombonista, Quenti Jackson, y los trompetistas, Cat Anderson y Clark Terry. Con estos músicos y cierto escepticismo, Ellington es invitado a actuar en el Festival de Jazz de Newport de 1956. Lo que pasó aquella noche está escrito en los anales del jazz. Duke Ellington, sacó de su chistera creativa dos temas compuestos en 1937, "Diminuendo in Blue" y "Crescendo in blue" y decidió encima del escenario servirlos unidos, separándolos simplemente con un interludio a cargo de Gonsalves. Y ahí se produjo el milagro. Los arrolladores veintisiete "chorus" seguidos de jazz puro y duro que improvisó el saxofonista, empujado por una rítmica ejemplar le dieron la vuelta al historia. Las sillas volaban por encima de las cabezas de los atónitos y rugientes espectadores y a la mañana siguiente toda la prensa anunciaba en grandes titulares "Ellington ha vuelto"

A partir de ahí comenzaron las giras, los conciertos por todo el mundo, los discos grabados y en los últimos diez años de su vida se dedico a componer suites y conciertos sacros y su vida se apagó cuando el 24 de mayo de 1974 un cáncer terminó con su vida. Ellington ocupa para siempre, el trono de los mas grandes creadores del jazz junto a Louis Armstrong y Charlie Parker, y es sin duda alguna uno de los mas grandes compositores del Siglo XX cualquiera que sea la música que se considere y su legado es una herencia cultural que permanecerá siempre entre nosotros.

TEMAS DEL DISCO CON LAS DIFERENTES FORMACIONES

DURACIÓN

  

CON LA "DUKE ELLINGTON AND HIS KENTUCKY CLUB ORCHESTRA"

 

East St louis Toodle-00. 2,43

Birmingham Breakdown.

 2,50

CON "THE WASHINGTONIANS"

 

Black and tan Fantasy. 3,16
CON LA "DUKE ELLINGTON AND HIS ORCHESTRA" 
Take It Easy. 3,10
Jubilee Stomp. 2,43
The Mooche.3,12
Hot and Bothered.3,15
The Blues with a Feeling.3,13
Goin 'to Town.2,57
Misty Morning.3,18
Sweet Jazz O' Mine.2,45
Ring Dem Bells.2,50 
Old Man Blues.3,05
Creole Rhapsody. Parte 1.3,08
Creole Rhapsody. Parte 2. 
Creoile Rhapsody. Partes 1 y 2. 
DUKE ELLINGTON A PIANO SOLO 4,32
Black Beauty. 2,59
CON LA "THE JUNGLE BAND" 
Doin' the Voom Voom.3,12
Rent Party Blues.3,26
CON LA "THE HARLEM FOOTWARMERS" 
Mood Indigo.2,53
Sweet Chariot2,52
Rockin' in Rhythm. 

 

Ir Arriba