0
0
0
s2sdefault

 

LOS PRIMEROS CLUBES DE JAZZ DE SEVILLA

jazz-sevilla-club-acuarelaAl calor de la presencia americana en la Base Naval de Rota (Cádiz) abrió sus puertas a principios de los años sesenta, en un callejón de la calle Francos el primer club de jazz de la ciudad. Se llamaba el Hot Club Sevilla de Jazz, y tomó su nombre al calor de los ya existentes en Madrid y Barcelona. Su alma mater fue el médico sevillano Manuel Manosalvas Gallardo, que al mismo tiempo hacía en Radio Nacional de España en Sevilla, el programa de radio "JazzPanorama" y poco después, en la extinta Radio Vida, el programa "Esto es Jazz". Manuel Manosalvas fundó en 1963, junto con otros grandes y únicos por entonces, aficionados al jazz como: Manuel Ramos, Alfredo..., Alfonso, José Antonio Garmendia, y Manuel González, el Hot Club de Jazz de Sevilla, cuyo logo, en foma de banderín (foto de la derecha), fue diseñado, parecde ser, por José Antonio Garmendia, periodista, poeta, escritor, cronista y además, un gran aficionado al jazz y todo un personaje de la sociedad sevillana de aquella época.

jazz-garmendiaCuentan los mayores que aquél callejón sin nombre de la calle Francos, albergaba cada noche a los pocos noctámbulos que en plena dictadura franquista se atrevían a salir a la calle pasadas las diez de la noche. Aquél garito, escondido en un callejón oscuro y cutre, —es curioso observar la permanente relación del jazz con los callejones—, fue el embrión de todo lo que vendría más tarde. Más adelante, coincidiendo con el final de la dictadura franquista y al calor del aquel entonces incipiente fenómeno juvenil de la llamada "movida sevillana", aparecieron en la década de los setenta y ochenta del pasado Siglo XX, una serie de locales de jazz que en medio de una sequía musical importante, lograron establecer y consolidar en la capital andaluza, un pequeño circuito de clubes y locales, donde el jazz en directo era el protagonista. En aquellos añejos clubes de jazz de la ciudad tocaron asiduamente muchos de los músicos que hoy están consagrados en la escena jazzística nacional; unos ya no está entre nostros, algunos todavía siguen en la brecha, y los menos, son hoy auténticas figuras del jazz a nivel nacional y europeo.

violonchelo-club-sevilla-apoloybacoPosiblemente el primero de todos, fuese el "Pub Tartufo" en el Edifico Sevilla 2 de Ramón y Cajal, un minúsculo local con una magnífica acústica donde músicos y aficionados se apiñaban en el escaso espacio que había libre; Tras el Pub Tartufo, abrió sus puertas un coqueto club, también de reducidas dimensiones llamado "El Violonchelo", propiedad de uno de esos grandes músicos que llevan décadas tocando jazz por todo el mundo y que dio sus primeros pasois en Sevilla, nos referimos al guitarrista Carlos Bermudo, un gran músico que en su local de la calle Sales y Ferré, donde el instrumento que daba nombre al club, apenas cabía por la puerta, ofrecía noche tras noche música de jazz en directo. Ya más adelante abrirían sus puertas en un efímero estreno, "El Be-Bop", en el número 40 de la Calle Sol, de grato recuerdo para muchísimos aficionados,  y germen de lo que hoy es el Café Jazz Naima; le siguieron "El Acuarela Jazz", en el número 86 de la Alameda de Hércules, (ubicado en lo que es hoy el Fun Club), el "Bourbon" en la calle Álvarez Quintero (Pasaje Francos); "El Tatamba", "Panecitos" en calle Calatrava, cerca de la Alameda de Hércules y punto neurálgico de lugar de encuentro de aquellos jóvenes de la Sevilla de 1980, otros clubes señeros, fueron "Contrapunto", junto al antiguo Cine Rialto en plaza Padre Jerónimo de Córdoba, "Orfeo", "El Patio", y por fin los dos que aún hoy, desafiando a los clarines y a los timbales, los sonidos más característicos de la Sevilla barroca y cofrade, todavía permanecen abiertos: el "Jazz Corner", heredero natural y biológico del añorado, "Blue Moon" en su primera etapa situado en la calle Roldana nº 5, junto al Alcázar de Sevilla, y luego más tarde en la calle Juan Antonio Cavestany, y el ya citado "Café Jazz Naima", que acaba de cumplir 20 años al pie del cañón, ofreciendo una programación estable de jazz en directo y que desde la calle Trajano, muy cerca de la Alameda de Hércules, se ha convertido en una referencia ineludible cuando de musica de jazz en directo se trata. Sus propietarios han dado un  paso más, y desde hace unos años, han tenido la "osadía" de crear un selecto sello discográfico de jazz bajo el sugerente nombtre de "Blue Record Asteroid". Su catalogo, todavía corto, pero de enorme calidad, es una apuesta sureña para poner en valor a los grandes músicos de jazz españoles que pululun por los escenarios jazzísticos de Andalucóia y España. 



club-bourbon-sevilla-apoloybacoEn cuanto al Jazz Corner de la calle Rodio, dignísimo sucesor del existente en calle Juan Antonio Cavestany a finales de los años noventa, y antes de los añorados "Blue Moon", (en la calle Roldana primero y en Juan Antonio Cavestany después),  nuestro amigo, José Antonio Maqueda, puso su guitarra y su famoso grupo el "A.C.M.E" Jazz Quartet al servicio del jazz y no hay un aficionado a esta música que no haya visitado algunos de esos templos legendarios del jazz en Sevilla. En la actualidad, "Pitito" como es conocido en el mundo del jazz, viene ofreciendo desde Noviembre de 2004, jazz en directo todos los días desde su precioso club en la calle Rodio, en el Polígono Calonge. 

blue-mon-club-sevilla-apoloybacoRecientemente varios locales han abierto sus puertas para programar jazz en su actividad nocturna. Son los casos del Pub Taifa, en la Plaza de la Gavidia, el Cafetal, un sitio donde el blues y el jazz, alternan con otro tipo de músicas, el Elefunk en la calle Adriano 10, y el Café Eureka en la Alameda de Hércules, esquina a calle Belén. Ya en los ultimos años del Siglo XX y en las dos primeras décadas del Siglo XXI, son muy numerosos los locales de todo tipo que programan jazz en directo de manera habitual, tanto en la capital como en la provincia de Sevilla; algunos de ellos practicamente a diario, y la mayoria, solo los fines de semana.

El jazz en directo en Sevilla es hoy una realidad tangible que forma parte ya, por derecho propio, de las actividades musicales de Sevilla. La música en directo de jazz, dejó atrás los callejones oscuros, propios de una época sombría como fue la dictadura franquista, y se ha instalado de manera definitiva en uno de los atractivos culturales que ofrece la capital de Andalucía. Como bien señala nuestro gran amigo, y critico musical y gran aficionado al jazz, Julían Ruesga Bono en una de sus muchas colaboraciones periodisticas que viene realizando con asiduidad, Sevilla cuenta hoy, alrededor del jazz, con un circuito estable de actividades que muestra una notable y arraigada cultura jazzística, equiparable a otros campos creativos más encumbrados: actuaciones en directo, festivales, conciertos, seminarios, talleres, publicaciones, programas radiofónicos, …, y sobre todo, un numeroso grupo de músicos con proyectos musicales de gran calidad que desarrollan su trabajo en la ciudad, día a día. El actual momento del jazz en Sevilla refleja el dinamismo y efervescencia que vive en España, a pesar de la precariedad económica de la cultura.

panecitos-club-apoloybacoHoy es posible escuchar jazz en directo en los citados Café Jazz Naima (c/ Trajano 47), y en el legendario Jazz Corner, ahora en su nueva ubicación de la calle Rodio 41, en la capital, y en la provincia es digno de elogio la magnifica programación de el Soberao Jazz (c/ Francesa 34 en Dos Hermanas), un local ya veterano en la escena jazzística sevillana y andaluza, y que tuvo que sortear muchas dificultades para salir adelante, entre ellas un desgraciado incendio en su local que hubo que reconstuir. El Café Jazz Naima, tiene programación diaria de conciertos y recientemente acaba de celebrar el veinte aniversario de su inauguración. Su director, Jorge Moreno, creó en 2014 la discográfica Blue Asteroid Records, dedicada a publicar grabaciones de músicos sevillanos y andaluces de jazz, con cerca de una veintena de discos editados en poco más de tres años de existencia. El Soberao Jazz, de Dos Hermanas, además de su actividad continuada a lo largo del año como sala de conciertos, organiza el Festival Soberao Jazz en el mes de Marzo, imparte talleres para músicos y aficionados, igual que Jazz Corner. Por otro lado, desde 2015 ha comenzado un nuevo ciclo de jazz, en el Espacio Box, antiguo auditorio Imax del Pabellón de Canadá de la Expo 92, c/ Albert Einstein en la Isla de la Cartuja, cuya programación viene siendo de una altísima calidad con instrumentistas y grupos de jazz de gran nivel. También desde el año 2013, en el mes de Abril, repartido en varios escenarios de la ciudad, se celebra el Festival Sevilla Swing, organizado por la asociación Musical y Cultural Crazy People, Marmaduke Jazz Booking & Management y Sevilla Swing Dance. Y por supuesto, no podemos dejar fuera, a los conciertos que se celebran anualmente en el del magnífico Festival de Jazz de la universidad de Sevilla, y que organiza cada año con gran éxito de crítica y público, el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS). 

bebop-club-apoloybaco-sevillaA estas iniciativas privadas hay que añadir las de ASSEJAZZ, Asociación Sevillana de Jazz, que aglutina a músicos y aficionados de la ciudad. ASSEJAZZ, organiza jamsesions todos los domingos del año, al mediodía, en los jardines del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en la Isla de la Cartuja, de entrada gratuita y en el mes de Junio el Festival ASSEJAZZ en la sede del CICUS, además imparte diferentes talleres para músicos profesionales, aficionados y niños. En colaboración con el CICUS y el ICAS, ASSEJAZZ, ha puesto en marcha un nuevo espacio para conciertos, “Jazz & Clubs”, en la sala Juan de Mairena del Espacio Turina (c/ Laraña 4) y en la sede del CICUS, todos los jueves, a las 21,30 hs. La programación de los conciertos, que tienen frecuencia semanal, es de mucha calidad. 

No es casual que los músicos sevillanos de jazz asociados la mayoría en torno a ASSEJAZZ, hayan escogido el nombre de "Jazz & Clubs" para sus conciertos semanales; tanto por el formato de los conciertos, como el espacio donde se celebran los mismos, están diseñados y pensados para escuchar jazz en un ambiente acogedor e intimista, algo que recuerda, como su propio nombre indica, a los primeros clubes de jazz de Sevilla que en este artículo hemos recordado.

 

Ir Arriba