350 cannonball adderley nancy wilsonBuenos, pues aquí seguimos, cumpliendo dieciocho años ya de travesía cibernética en la web de la Asociación Apoloybaco. Desde este humilde rincón de la sección de jazz, hemos venido recomendado durante todo este tiempo, a más de 300 músicos y cantantes de jazz; y lo hemos hecho con la sóla y epicúrea intención, de acercar la música de jazz, y el placer de escucharla, a quienes estén interesadas en ella. Y aquí seguiremos, ojalá que al menos otros tantos años.

Comenzamos 2019, hablando de cantantes; hombres y mujeres, que utilizan su habilidad vocal, para conseguir que su voz sea un instrumento más. Pero hablaremos de esos músicos menos conocidos por el gran público. Porque, siempre que se citan a las grandes voces del jazz, sean hombres o mujeres, como Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Billie Holiday, Frank Sinatra, Dinah Washington, Ray Charles, Louis Armstrong, o Joe Williams, se cae en la simplificación, o peor aún, en el olvido de otras grandes voces, masculinas o femeninas, que contribuyeron enormemente a labrar un periodo glorioso del jazz vocal, y cuyo legado ha llegado hasta nuestros días.

En este recién estrenado año 2019, nuestra sección de disco del mes, será protagonizada, casi exclusivamente, por aquellos grandes olvidados del jazz vocal y que son casi desconocidos para el gran público. Desde esta sección de Apoloybaco, bucearemos en este universo sonoro que protagonizan los y las cantantes de jazz, para sacarlos del anonimato donde suelen estar y para que esos interpretes, menos conocidos, pero igualmente valiosos, tengan su sitio en nuestra web.

nancy wilsonCon esta declaración de intenciones, comenzamos 2019, con la presencia de la cantante, recientemente fallecida, Nancy Wilson, una de las voces más frescas, influyentes y creativas del jazz vocal desde los años sesenta del Siglo XX, hasta principios del Siglo XXI. Durante esas cinco décadas, Nancy Wilson, que nació en 1937 en Ohio, grabó más de 70 discos, algunos de ellos, como el que recomendamos en este primer mes del año 2019, junto al saxofonista Julián Cannonball Adderley, de enorme calidad, recibió tres premios Grammy, el primero en 1965, y el último en 2007. Durante esa fecunda y prolífica carrera profesional, grabó con algunos de los mejores músicos de jazz como: Hank Jones, Chick Corea, Joe Henderson, Nat King Cole, o Ramsey Lewis. En 2004 fue reconocida con el Premio de Maestría de Jazz por la National Endowment for the Arts, una Agencia Federal estadounidense de carácter cultural, que premia la creatividad en las artes. Nancy Wilson, por su trabajo como activista, fue incorporada al Salón de la Fama de los Derechos Civiles Internacionales en 2005.

Cantante elegante y vitalista, Nancy Wilson comenzó su carrera en su ciudad natal donde a los 15 años ya ganó un concurso de canto para aficionados en un programa televisivo. A partir de ahí, su presencia en los circuitos de clubes fue muy frecuente hasta que un cazatalentos la descubrió y le ofreció firmar un contrato en Los Ángeles, con el sello Capítol, con el que grabó su primer disco. Eso fue en 1959, y un año después, grabó a dúo con el pianista George Shearing, su primer gran éxito discográfico. El éxito del álbum, y la fórmula que propusieron los dirigentes de Capítol —una cantante con un instrumentistas—, la repitieron un año después, en 1961, para grabar este disco que os presentamos: la colaboración entre Nancy Wilson y el saxofonista alto, Julián Cannonball Adderley. Ya la cantante se había establecido en New York, donde ejerció la mayor parte de su carrera.

Cannonball Adderley (1928-1975) comenzó su carrera discográfica en 1955 a la edad de 27 años. Ya estaba suficientemente preparado para grabar sus primeros discos como líder de su grupo. Pero no fue hasta 1958 cuando alcanzó el reconocimiento internacional, grabando su primera obra maestra con el disco “Something Else”. Al frente de su famoso quinteto compuesto, nada más, ni nada menos, que por Miles Davis a la trompeta, Hank Jones al piano, Sam Jones al bajo y Art Blakey a la batería, Cannonball Adderley entró para siempre en la historia del jazz moderno. Después de aquel disco, tuvo lugar su encuentro en los estudios de grabación con Nancy Wilson, y por lo tanto, en esta grabación que os recomendamos, tanto la cantante como el saxofonista, estaban en la época más creativa y formidable de su carrera. Desde luego no es este, un disco menor en la discografía de ambos. Como curiosidad, podemos escuchar en ese álbum, la actuación al piano, de un jovencísimo Joe Zawinul, que por aquel entonces, iniciaba su fructífera carrera.

El álbum, que llegó a alcanzar el puesto número 30 en la lista de éxitos de la revista “Billboard”, fue uno de los más destacados entre una cantante y un saxofonista, de la historia del jazz, quizás solo superado por esa obra maestra que grabaron, John Coltrane y Johnny Hartman en 1963 para el sello Impulse!, un año después de este encuentro entre Nancy Wilson y Cannonball Adderley…quien sabe, si no fue la respuesta de Impulse!, a su competencia, el sello Capítol. Todos los temas se grabaron en New York entre el 27 y 29 de junio de 1961 con la cantante, y entre el 23 y 24 de agosto del mismo año, los temas instrumentales.

Entre los temas del álbum a destacar, hay una excelente versión de "A Sleeping Bee", donde la aterciopelada voz de Nancy Wilson, la mejora bastante con respecto a otras cantantes que la interpretaron antes que ella. Aunque la sesión de grabación fue diseñada para que sirviera de escaparate para la cantante—Adderley, ya era un músico consagrado—, ambos ya habían coincidido con anterioridad a su primer encuentro en los estudios de grabación. De hecho, fue a raíz de haber trabajado con Cannonball en Ohio, cuando el saxofonista le animó a que se mudase a New York. Se puede decir, que esa fue la génesis de este disco. El álbum no es, exclusivamente, un álbum vocal, ya que cinco, de los doce temas del álbum, son instrumentales, y junto al tema citado anteriormente, son destacables las piezas: "" y "The Old Country”; en ambas, el sonido del saxo de Adderley es excelente, como lo es el talentoso acompañamiento de un brillante Joe Zawinul detrás de la cantante en el tema: “"The Masquerade Is Over".

En los temas instrumentales grabados sin la participación de la cantante, sson destacables un apr de temas: "Teaneck" y "One Man’s Dreams”, dos buenos ejemplos de cómo se las gastaba Cannonball Adderley al saxo alto en los tiempos rápidos. Por el contrario, Adderley se muestra como un excelente baladista en uno de los grandes standares de la historia del jazz: "I Can't Get Started" y de “Save Your Love for Me”. En resumen, este disco es una verdadera “joyita” oculta, que por razones difíciles de entender no aparece entre las grabaciones indispensables del jazz vocal.

Disfruten del jazz en el 2019, amigos y que la suerte les acompañe en este nuevo año.

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Nancy Wilson.Voz.Sello discográfico: Capitol.
Nat Adderley.Corneta.Fecha de grabación: 1961.
Cannonball Adderley.Saxo alto.Lugar de grabación: New York.
Joe Zawinul.Piano.Número de serie: 0777 7 81204 2 1
Sam Jones.Contrabajo.Número de temas: 12
Louis Hayes.Batería. Calificación: 4* /2.

 

OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE NANCY WILSON. 

 

LUSH LIFE

THE SWINGIN’S MUTUAL!

YESTERDAY'S LOVE SONG. TODAY'S BLUES

 

NANCCY WILSON.

Nancy Wilson, debutó profesionalmente en los años cincuenta formando parte de la orquesta de Rusty Bryant desde 1956 a 1958 en el Medio Oeste y Canadá. Compaginó a partir de entonces sus actuaciones musicales con su profesión de secretaria, y en una de sus actuaciones, la escuchó el pianista ciego, George Shearing, quien sin dudarlo la recomendó a su casa discográfica de entonces, el sello Capitol. Su productor, Dave Cavanaugh, la contrató de inmediato entusiasmado por su voz.

En Capitol, conoció al maestro del saxo alto, Julián Cannonball Adderley, y fue precisamente con estos dos músicos con los que inauguró su extensa carrera discográfica. En 1960 grabó con Shearing, el disco "The Swingi'n is Mutual! para Blue Note, y tras el enorme éxito de critica que tuvo, la discográfica, le puso por delante un contrato de larga duración que no pudo rechazar.

A ese gran primer disco, siguieron otros de similar calidad, como el grabado dos años después, esta vez con Cannoball Adderley como acompañante y que tambien fue numero uno en su época. Subida en el carro del éxito, al año siguiente graba los que muchos consideran su obra maestra para Capitol, aunque en su época fue una obra claramente infravalorada: "Yesterday's Love Song, Today's Blues".

Nancy Wilson, representó en su tiempo, los años sesenta, uno de los raros casos en los que fue posible aunar la calidad jazzistica de su canto, con el tinte comercial de sus discos y canciones. Eso fue posible fundamentalmente por el trabajo extraordinario de sus arreglistas: Jimmy Jones, Billy May, Gerald Wilson, y principalmente, Oliver Nelson.

Temas del disco.

Duración de los temas.

Save Your love for me.2,38
Never will i Marry.2,16
The old country.2,57
Happy Talk.2,21
The Masquerade is over.4,15
A Sleepin ' Bee.2,32
Little unhappy boy.2,14
Teaneck.4,30
I Can't get started.4,55
One man's dreams.5,09
Never say yes.3,37
Unit 7.6,04
Arriba