Nacido en ciudad de Panamá,  este multipercusionista es hijo de uno de los más grandes melómanos de jazz, del cual aprendió a escuchar desde muy temprano a Wes Montgomery, Jona Jones, Lou Donaldson, Jimmie Smith, Bola Sete, Dave Brubeck, Dexter Gordon, y muchos más.  Sus primeras nociones de teoría musical las recibió de su abuelo, el gran percusionista sinfónico, Benito Vogel. A la edad de 17 años incursiona en su primer grupo musical en la Universidad de Panamá. Hecho este que le permite mostrar sus cualidades innatas de percusionista versátil.

Con tan solo 20 años estaba tocando con diversos grupos a la vez, como el del maestro del Tres cubano, radicado en Panamá, René Santos, con el cual se dedica a tocar casi seis años exclusivamente Son Montuno, sin dejar de participar en otros grupos musicales y de diversos estilos musicales. Durante muchos años fue miembro del Conjunto Ashante Percussion Ensamble, el cual reunía en su momento a los mejores percusionistas de Panamá, entre los que se destacan Rafael Mckarty, Luis Torres, Virgilio Ortega, Yambaó y otros. Ya en 1990 funda junto con el violonchelista y percusionista de estudio Virgilio Ortega y con Oreste Macía, notable tamborero, el Conjunto de Experimentación Sonora, proponiendo ritmos atrevidos y polémicos, que crean reacción entre los percusionistas panameños, sin embargo en su momento se le reconoce su atrevimiento musical.

Más tarde viaja a Cuba, donde trabaja con Sara González durante tres meses. En el pueblo habanero de Marianao, conoce a Ricardo Abreu, conocido como Papin, del Grupo de Tambor Los Papines de Cuba, el cual le aporta grandes datos sobre las congas, exigente instrumento de  percusión. Posteriormente viaja a la ciudad de Nueva York en 1995 donde es invitado como cuarto solista de Djembé  en el Festival Panafricano de Brooklyn, Prosper Park. Ahí intercambia con casi 45 tamboreros sonando a la misma vez. En 1991, se desliga parcialmente de la música popular y es invitado por Víctor Boa, el más grande jazzista panameño para que forme parte de su exclusivo y exigente grupo de jazz.  En este grupo Yambaó, como es conocido artísticamente, Rogelio Reyter le propone al gran maestro incorporar en algunos temas los tambores Batá, a lo cual Víctor Boa accede muy complacido, y así el maestro Boa integra a su sonido otro elemento enriquecedor. Víctor Boa  a quien se le atribuye la autoría de haber creado el "Tambo Jazz" que es un estilo de jazz a lo panameño, el cual ha sido internacionalizado por el gran jazzista panameño e internacional, Danilo Pérez.

Rogelio Reyter, trabaja con Víctor Boa hasta la muerte de este, pero casi inmediatamente es solicitado por el mejor grupo de jazz en Panamá de la época:el Blue Note Jazz Quartet, formado por los hermanos Maturell. Con este grupo ha compartido tarima con el maestro baterista Billy Cobham; Chick Corea, Charles Mingus, el panameño Carlos Garnett; y con el contrabajista afamado en Nueva York, Santi D'Briano, entre otros. Desde el año 2001 ha participado por tres años consecutivos como sideman en el prestigioso Festival de Invierno de la UFPR, en Curitiba, Brasil. Dictando el Taller sobre Las Influencias de los Ritmos Afrocaribeños en la Música Popular Contemporánea, dejando grandes impresiones y causando suceso sobre percusionistas brasileños como Claudinho de Brasil y Alexandre Rogoski, ambos, bateristas de estudio.

Rogelio Reyter también es flautista con tres años de estudios en el Conservatorio Nacional de Panamá, bajo la batuta del maestro Roberto Pitre. Su conocimiento en la ejecución de la flauta lo ha encaminado a hacer música de experimentación sonora, combinando instrumentos netamentes acústicos. Este excepcional y polémico percusionista de jazz, cuenta con varias entrevistas televisadas y didácticas, sobre la forma y ejecución de la percusión en diferentes estilos, también ha participado en la grabación de numerosas grabaciones. 
    

 Instrumento:

Percusión

Web recomendada:

Rogelio Reyter

Contacto 
 Mis discos de Rogelio Reyter 

 

No disponibles

 

 

Arriba