CORAZÓN DE NAPALM

Clara Usón

"“... en la cómoda e inviolable intimidad de la conciencia"
Clara Usón, en Corazón de napalm

Clara Usón es una escritora excepcional, que tiene la capacidad de contar historias increíbles y emocionantes, hiladas por una prosa ágil, de gran calidad expresiva y dotadas siempre de originalidad. Estas son las señas de identidad de esta escritora catalana que, hace ya unos meses, ganó el premio Biblioteca Breve 2009 con el libro Corazón de napalm.

 

Corazón de napalm es la historia del amor de un niño por su madre en una visión contemporánea del mito clásico de Edipo. Ese niño es Fede, que acaba de cumplir trece años y decide escaparse de la casa donde vive con su padre y su madrastra, en busca de su madre, de la que no sabe nada desde hace un año. Su aventura transcurre en paralelo con la de Marta, una pintora alocada que ve con ironía y escepticismo la trastienda del mundo del arte y la posibilidad de ser feliz. Dos historias entrelazadas que, además, la autora distribuye con maestría en el propio espacio físico del libro, alternando los capítulos para las dos situaciones que nada tienen en común: capítulos impares (excepto el quince) para la historia de Fede, y pares para la de la pintora, hasta llegar a un sorprendente final que no deja indiferente al lector.

Miedos, frustraciones, intrigas, amores, drogas, secuestros y hasta algún que otro asesinato cruzan el camino de los protagonistas a lo largo del libro; un libro donde la ternura y los sentimientos contrapuestos nacen y mueren a cada instante alimentando el hálito del lector, que no podrá evitar devorar cada página como si le fuera la vida en ello.

 

 

Clara Usón nació en Barcelona en 1961. Su primera novela, Las noches de San Juan, obtuvo el premio Femenino Lumen en 1998. Con posterioridad, publicó Primer vuelo (2001) y El viaje de las palabras (2005), sobre la que Enrique Vila-Matas escribió: Woody Allen le divertiría esta alegre novela conmovedora. En el año 2006 publicó su cuarta novela, Perseguidoras, y la crítica reconoció en su trayectoria a una escritora de primer orden que ha hecho de la creatividad su marca de estilo, «lo que, sumado a un notable afán fabulador, en el sentido legítimo de la expresión, destaca como el valor que otorga distinción a esta heredera de Chéjov», Pilar Castro, El Cultural, El Mundo. Su último trabajo, Corazón de napalm, fue distinguido con el premio Biblioteca Breve de la editorial Seix Barral.

Arriba