0
0
0
s2smodern

Las ganas, de Santiago Lorenzo

 

Santiago Lorenzo comenzó siendo guionista cinematográfico y, con el tiempo, se ha ido convirtiendo en novelista, quizás por la necesidad de contar las historias de otra forma, o porque la literatura permite llegar mucho más allá en el sueño del escritor o en las ideas disparatas y luminosas que circulan por su cabeza.

"Las ganas" es la tercera novela de este autor, precedida por "Los millones" y "Los huerfanitos" y, sin duda, podríamos catalogarlo como su comedia más amarga. En ella, Benito Bernal, es protagonista de una historia de amor y de pena, donde recorre su vida con la necesidad de practicar sexo y disfrutar de lo que todos los demás humanos, de alguna u otra forma, hacen. Esas ganas son las que le comen por dentro durante toda la novela, enmarcada en un Madrid del año 2000, donde a la gente las cosas les van más o menos bien (aún no había asomado la crisis), menos a Benito, que carece de todo lo que los demás tienen; una metáfora sobre el constante desengaño español. A pesar de recibir la herencia de una casa de su abuela, nada hace que consiga superar sus complejos, sus miserias, sus frustraciones y elevar su autoestima; rasgos típicos de los personajes de Santiago Lorenzo en sus obras. Benito Bernal cree que no hace el amor porque es feo, pero en realidad es por su incapacidad para comunicarse con el resto de la humanidad.

El autor utiliza una rica gama de vocablos y expresiones cañí para hablar sobre el sexo, y los utiliza como símbolo o recurso para mostrar y demostrar la falta de naturalidad que hay en este país para tratar este tema, que sigue siendo tabú a pesar de tantos avances del ser humano; quizás en lo esencial no hemos avanzado tanto desde la edad media.

"Las ganas" es un libro distinto, un giro que a veces a los lectores les apetece o necesitan hacer, y les puede hace recapacitar sobre todas las posibilidades que existen en la literatura; no hay nada nuevo bajo el sol, pero sí otras formas de existencia. Este libro podría ser una de ellas.

 

 

 

Ir Arriba