Título: Antes del futuro imperfecto

Autor: Medardo Fraile

 

Para los amantes de la literatura, Medardo Fraile no necesita presentación alguna. Para los que no lo son tanto, o lo desconocen, basta decir que Medardo Fraile es reconocido como uno de los maestros del cuento español de la segunda mitad del siglo XX. Junto a otras figuras importantes en este género, como Ignacio Aldecoa o Antonio Pereira, es representante e iniciador del primer paso que da el cuento español hacia la modernidad literaria. Antes del futuro imperfecto recoge su producción literaria desde que en el año 2004 publicara toda su narrativa breve (Escritura y verdad. Cuentos Completos, ed. De Ángel Zapata).

Cuarenta y dos cuentos, donde el lector podrá disfrutar de la sensibilidad inconfundible de este escritor, la sencillez de su narrativa y su capacidad de sugerir en cada cuento, sin decir pero diciéndolo todo. La primera parte del libro, que es la que le da título, es un recorrido por la memoria de la etapa formativa: el colegio, el instituto y la universidad. La segunda parte, ahonda es las historias de la vida adulta, la madurez, la vida cotidiana (matrimonios en punto muerto, ladrones con gracia, cartas de amor, visitas desconocidas…) Lectura más que recomendable esta colección de cuentos. Aunque luego los olvide, no los olvidará, como le ocurrió con el primer beso.

 

 

 

Medardo Fraile nació en Madrid (1925) y pertenece a la llamada "Generación del medio siglo" (Aldecoa, Martín Gaite, Sánchez Ferlosio, Matute, Fernández Santos, etc.). Se inició en el teatro como autor y fundador de Arte Nuevo, primer teatro de ensayo de la postguerra. Colaboró en él con Satre y Paso y dejó una obra breve de éxito, "El hermano", representada, radiada, televisada y publicada varias veces.

Ha colaborado en infinidad de diarios y revistas, dentro y fuera de España, y ha publicado más de treinta libos -cuentos literarios y juveniles, novela, colaboraciones de prensa, estudios literarios, treato, ensayo-, los últimos de los cuales han sido "Contrasombras" (1998), "Ladrones del Paraíso" (1999), "La letra con sangre" (2001) y "Entradas de cine" (2008). Ha sido Premio Sésamo (1956), Premio Nacional de la Crítica (1965), de la Estafeta Literaria (1970) y Hucha de Oro (1971).

Título: Luciérnagas

Autora: Ana María Matute

 

 

Luciérnaga es una de las primeras novelas de Ana María Matute. En 1949 fue finalista del premio Nadal en la edición de ese año pero no fue publicada hasta 1955, en una “versión” autorizada que, tras sufrir drástico recortes por la censura, se editó bajo el título “Ésta es mi tierra”. La versión original, revisada por la autora, se publicó finalmente en 1993.

Este libro, lleno de fiereza, desolación, pesimismo, hambre y crudeza, rebosa a su vez sutileza, ternura, belleza, y, por supuesto, el estilo inconfundible de una de las mejores voces de nuestra literatura. Luciérnagas cuenta la historia de Sol, una niña que vive una vida confortable en el seno de una familia de la burguesía catalana; todo es perfecto, hasta que la Guerra Civil destroza su universo y la lanza, repentinamente, a los lodos de un mundo desconocido para ella. De esa forma llega para Sol (Soledad) la pérdida de la inocencia y su entrada en el mundo de los adultos en unas circunstancias extremas. Un excelente prólogo de Esther Tusquest nos confirma algo que el propio lector sospecha: esta niña nos recuerda a la propia Ana María Matute, a la autora a la que la guerra la llevó, con tan solo once años, a enfrentarse a una realidad desconocida, pasando de los juegos de niños a saber que el hombre podía asesinar. Es, por tanto, necesario leer esta novela para encontrar explicación a otros muchos libros suyos.

Un libro realmente impresionante, catalogado por muchos, como una de las mejores novelas sobre la Guerra Civil que se han publicado en España.

 

 

 

Ana María Matute Ausejo (Barcelona, 26 de julio de 1925), novelista española, miembro de la Real Academia Española, donde ocupa el asiento K y la tercera mujer que recibe el Premio Cervantes, obtenido en 2010. Ha sido profesora invitada en las universidades de Oklahoma, Indiana y Virginia. Matute es una de las voces más personales de la literatura española del siglo XX y es considerada por muchos como una de las mejores novelistas de la posguerra española.

Ana María Matute trata muchos aspectos políticos, sociales y morales de España durante el periodo de la posguerra. Su prosa es muy frecuentemente lírica y práctica. En sus novelas, Matute incorpora técnicas literarias asociadas con la novela modernista o surrealista. Con todas estas cualidades y talento literario, Matute es considerada "una escritora esencialmente realista". Muchos de sus libros tratan del periodo de la vida que abarcan desde la niñez y la adolescencia hasta la vida adulta.

Matute utiliza mucho, como fuente primaria, al pesimismo, lo cual da a sus novelas una sensatez más clara que la realidad de la vida. "La enajenación, la hipocresía, la desmoralización y la malicia", son características que comúnmente son fáciles de encontrar en la ficción de sus obras. Una de sus características más comunes es el uso de la trilogía: una obra literaria que está compuesta por tres novelas o cuentos que tienen tanto características en común como diferentes. Muchos críticos consideran que su mejor obra es la trilogía Los Mercaderes, la cual está conformada por Primera memoria, Los soldados lloran de noche y La trampa. Sobre su obra se dice que "aunque los argumentos de cada una de sus novelas son independientes, las une el tema general de la Guerra Civil y el retrato de una sociedad dominada por el materialismo y el interés propio".

El 12 de marzo de 2009, la escritora deposita en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes la primera edición del libro Olvidado Rey Gudú. Ana María matute falleció en la misma ciudad donde nació, el 25 de junio de 2014.

Título: El alfabeto de los pájaros

Autora: Nuria Barros

 

 

Nuria Barros, esta polifacética escritora madrileña, nos ofrece la posibilidad de disfrutar de la lectura con su nueva novela El alfabeto de los pájaros. Un libro que trata el mundo de la adopción a través de la historia de Nix, una niña de seis años, que nació en China y es adoptada junto a su hermana pequeña, Nox. A pesar del todo el amor y el cariño que su nueva madre le regala, Nix tiene profundas heridas interiores marcadas por el dolor del abandono, que no sabe resolver. Su madre adoptiva trata de recomponerlas contándole historias fantásticas que le hagan comprender el mundo real que ahora vive, pero Nix busca más allá la felicidad, y por las noches viaja a un mundo de fantasía e inicia un mágico viaje hacia el vientre de su madre biológica, donde entiende está verdaderamente las respuestas a todas sus incertidumbres.

Esta historia, contada con un estilo sumamente cuidado, lleno de matices, de sensibilidad, de recursos literarios originales e ingeniosos, consiguen atrapar al lector desde el comienzo y –algo importante en las novelas- a pesar de la mezcla del mundo real e imaginario, la autora consigue manejar ambos mundo de una manera tangible, y que, tanto los personajes como las distintas posturas y decisiones que adoptan a lo largo del texto, sean entendibles por el lector; eso sólo se logra cuando los personajes están trabajados y muy elaborados.

El alfabeto de los pájaros es una deliciosa novela, que trata un tema difícil, pero profundamente llena de sensaciones que dejan al lector satisfecho. Un triunfo más de la literatura y, sobre todo, del poder de la imaginación.

 

 

 

Nuria Barrios Fernández nació en Madrid en 1962. Es doctora en Filosofía. Ha trabajado durante años en el mundo editorial y ha colaborado con diversos medios de comunicación, como El País. Se dio a conocer en la antología Páginas Amarillas, publicada en 1997, año en el que ve la luz su primera novela, Amores patológicos. Ha participado también en la antología Vidas de mujer.

Título: Los hilos esparcidos sobre la tierra

Autora: Inmaculada de Pando

 

 

La guerra pintada

Ya no hay flores gigantes, alegres mariposas,
ni torcidas casas,
ni muñecas con brazos muy largos,
como agujas de reloj en estampida.
Ya no hay caminos como alambres verdes,
ni un sol grande, grande y amarillo, con rayos desiguales.
En tu lápiz de niño
hay aviones, cañones, barcos, tanques,
bombas, soldados,
y también fusilamientos.
Y también maletas, maletas pequeñas
en pequeñas manos.


A pesar de ser su primer poemario editado, esta poeta lleva toda su vida escribiendo, urdiendo en lo más íntimo su estilo, su oficio, su forma de comunicar los sentimientos, su mirada al mundo,… distinta al resto de miradas. Porque Inmaculada de Pando escribe una poesía aplicada a la vida, a toda la vida entera, y a la historia, a toda la historia entera. Escribe una poesía que no deja indiferente, que sensibiliza, que llama a un lugar de nosotros mismos, situado algo más allá de la belleza. Federico García Lorca decía que “ningún hombre verdadero cree esa zarandaja del arte puro”, y yo estoy de acuerdo. No basta sólo el arte por el arte, ni la belleza por la belleza; en la literatura, y en la poesía, es necesario un compromiso, intentar dar una respuesta a las urgencias del momento en el que se vive. Es una necesidad imperante del escritor proclamar sus convicciones a través de su obra, de levantar la voz y ofrecerla a quienes no la tienen, o no pueden tenerla. Todo eso, y aún más, encontraréis en este libro, en estos versos… la voz de quienes ya no tienen, o no tuvieron, palabras, o fuerzas para pronunciarlas, o estaban más preocupados en tener un trozo de pan, o en esconder el miedo.

Los hilos esparcidos sobre la tierra no es un poemario fácil para el lector -ya lo dice el prólogo- como tampoco lo habrá sido para la autora su elaboración, su escritura; el enfrentamiento profundo de la poeta con esas imágenes pasadas que lo fueron urdiendo. Unamuno dijo que “en época románticas o de crisis de un orden, la política ocupa el primer plano de la vida”. Estos días que vivimos parecen darle algo de razón a sus pensamientos. Todos observamos absortos el comportamiento de nuestros políticos –de cualquier color y de cualquier parte del mundo- y cómo toman medidas y decisiones alegremente, ya sean en nombre de la paz, del dinero, o de la guerra, pero… ¿dónde queda todo lo humano? ¿cómo sigue adelante la esencia de la vida? ¿quién recogerá aquellos hilos que queden esparcidos sobre la tierra?...

Probablemente lo hará la poesía, el poeta, la poeta.

 

 

Inmaculada de Pando nació en Sevilla en 1973. Es licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Sevilla. La Literatura y la Historia son sus dos grandes pasiones. Ha sido ganadora diversos concursos literarios; fruto de uno de ellos es la publicación de la obra Retazos, Re-cuerdos en el año 2002.

Título: Las Ollerías

Autor: Joaquín Pérez Azaústre

 

 

A la hora de elegir mis lecturas, no me suelo dejar llevar por los grandes premios literarios, desconfío de ellos; si acaso, me empuja más a la elección de un libro la opinión de un amigo, la de un buen crítico literario, la portada o la contratapa, el tacto de sus hojas, algunas frases sueltas espiadas en la librería, o el murmullo de una estación mientras espero ese tren que nunca llega. Sin embargo, Las Ollerías de Joaquín Pérez Azaústre me ha fascinado; este poemario, premiado con el XXIII Premio de la Fundación Loewe de Poesía, tiene una calidez, una belleza y una profundidad que no es fácil encontrar en el panorama actual poético. Este joven escritor cordobés ha sabido conjugar los versos, hilar la trama y la urdimbre de su poesía, y presentarnos esta biografía de su memoria, esta reflexión sobre el oficio de escribir, este paseo por la vida a través de la avenida de Las Ollerías, con su luz y su aire melancólico, con su día y su noche, con sus hebras de gasas y sus heridas, con las palabras aprendidas, a pesar del dolor de sus significados.

Las Ollerías de Joaquín Pérez Azaústre es un buen regalo, no sólo para el lector de versos, sino para cualquier lector que quiera disfrutar de la risa o el abrazo que ofrece, a veces, la poesía. No os defraudará.

 

 

 

Joaquín Pérez Azaústre nació en Córdoba en 1976. Actualmente vive en Madrid, donde obtuvo una Beca de Creación en la Residencia de Estudiantes entre 2000 y 2002 y se licenció en Derecho por la Universidad Complutense. Desde los 18 años se dedica exclusivamente a la literatura. Con el libro de poemas Una interpretación (Rialp, 2001) ganó el Premio Adonais, con Delta (Visor, 2004) un accésit del Premio Jaime Gil de Biedma, con El jersey rojo (Visor, 2006) el Premio Internacional Fundación Loewe de Creación Joven y con El precio de una cena en Chez Mourice (Algaida, 2007) el Premio Vicente Presa. Como autor de poemas está incluido en las antologías La flama en el espejo (Rogelio Guedea, México, 2001), Edad Presente (Javier Lostalé, Vandalia, Fundación José Manuel Lara, 2003) Veinticinco poetas españoles jóvenes (VV. AA. Hiperión, 2003), Andalucía poesía joven (Guillermo Ruiz Villagordo, Plurabelle, 2004), Sexta Antología de Adonais (Rialp, 2004), Los senderos y el bosque (Luis Antonio de Villena, Visor, 2008), Por dónde camina la poesía española (VV. AA., Letra Internacional, 2008), Terreno Fértil (VV. AA., Cangrejo Pistolero Ediciones, 2010) y La inteligencia y el hacha. Un panorama de la Generación poética de 2000 (Luis Antonio de Villena, Visor, 2010), entre otras. Ha epilogado Descrédito del héroe, de José Manuel Caballero Bonald (Bartleby Editores, 2007), en la colección Lecturas21. Como prosista ha sido recogido en Pequeñas resistencias. Nuevo cuento español (Andrés Neuman, Páginas de Espuma, 2002), Macondo boca arriba (Antología de narrativa andaluza actual (Fernando Iwasaki, Universidad Nacional Autónoma de México, 2006) y Artículos de Larra (451 Editores, 2008). Está incluido en la antología de denuncia de los bombardeos de Gaza Lo que ha quedado del naranjo. Palestina en el corazón (Jesús Aguado, Diputación Provincial de Málaga, 2009) y fue coordinador de la antología contra la invasión de Iraq En pie de paz. Escritores contra la guerra (Plurabelle, 2003).

Columnista semanal en del Grupo Joly y Diario Abierto, y diario en El Día de Córdoba, por sus colaboraciones en prensa ha recibido el Premio Meridiana del Instituto Andaluz de la Mujer 2003 por la defensa de la igualdad entre géneros en los medios de comunicación. Reunió sus artículos en el volumen Reloj de sol (Diputación Provincial de Córdoba, 2004). El corresponsal de Boston (Berenice, 2006) y La chica del calendario (2009) recogen algunos de sus textos sobre cine y literatura. Ha publicado el ensayo Lucena sefardita. La ciudad de los poetas (Fundación José Manuel Lara, 2005). Es autor del libro de relatos Carta a Isadora (Ediciones B, 2001), por el que obtuvo el Premio de Creación del Instituto Andaluz de la Juventud, de la novela corta El cuaderno naranja (1998) y de las novelas América (Seix Barral, 2004), por la que obtuvo una Mención Especial del Jurado del Premio Biblioteca Breve, El gran Felton (Seix Barral, 2006) y La suite de Manolete (Alianza Editorial, 2008), galardonada con el IX Premio Fundación Unicaja Fernando Quiñones.

Subcategorías

Arriba