Enero Febrero Marzo Abril
       
       
Mayo Junio Julio Agosto
       
Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
       

 

Título: Ucrania

Autor: Pablo Aranda

"Ucrania no es un país: es un estado de ánimo"

 

 

Ucrania es una novela sobre los sueños que no se cumplen, sobre lo que las personas creen ser y lo que realmente son. Ucrania habla de la inmigración, de las expectativas que invaden a quien llega a un nuevo lugar. Ucrania enseña cómo la adolescencia es el momento más esperanzador de nuestras vidas. Ucrania, como bien dice en el propio autor, no es un país, sino un estado de ánimo que alguna vez ha aparecido a lo largo de nuestra existencia. Y es que Pablo Aranda nos obsequia con un libro lleno de emociones, lleno de amor, de amistad y de sueños inalcanzables, escrito con humor, ironía y ternura.

El texto trata de una mujer que llega de Ucrania en busca de una vida mejor. A pesar de tener una formación universitaria, comienza a trabajar en el servicio doméstico al mismo tiempo que trata de conseguir sus papeles y traerse consigo al hijo que dejó en su país natal. Paralelamente, un grupo de tres amigos adolescentes comparten confidencias y anhelos en su trayecto diario al instituto. Ambas historias se entrelazan a lo largo de la obra llegando a un sorprendente final.

Este libro ha sido galardonado con el Premio Málaga de Novela 2006 y es, sin duda alguna, un buen compañero para este mes del año que menos tiempo nos acompaña y nunca he sabido porqué.

 


Pablo Aranda Ruíz nació el 26 de abril de 1968 en Málaga. Licenciado en Filología Hispánica, ha trabajado como profesor de Lengua y Literatura en su ciudad natal y en la Universidad de Orán (Argelia). Especializado en educación de grupos especiales, trabajó durante dos años en una casa-residencia con enfermos mentales y, posteriormente, como educador de menores que cumplen medidas judiciales en régimen abierto. Viajero incansable, es autor de numerosos cuentos publicados en volúmenes colectivos, y su incursión en el mundo de la novela no ha podido ser más exitoso: tres novelas editadas y las tres premiadas. Fue finalista del Premio Primavera de Novela 2003 con La otra ciudad, I Premio de Novela Corta Diario Sur 2003 con su segunda novela Desprendimiento de rutina, y con Ucrania ha ganado el Premio Málaga de Novela 2006.

 

Título: Las pequeñas memorias

Autor: José Saramago

"El niño que fui no vio el paisaje tal y como el adulto en que se ha convertido

estaría tentado de imaginarlo desde su altura de hombre.

El niño, durante el tiempo que lo fue, estaba simplemente en el paisaje,

formaba parte de él, no lo interrogaba, no decía ni pensaba, con estas u otras palabras:

¡Qué bello paisaje, qué magnífico panorama, qué deslumbrante punto de vista!"

 

 

 

Cuando llega el mes de abril a la ciudad de Sevilla, los naranjos se llenan de unas pequeñas florecillas blancas. Es el azahar, que se hace dueño de las calles y su aroma se extiende hasta tocar los lugares más recónditos del alma. Y pasa así, de repente... Uno va, un buen día, paseando por las aceras por las que llevas pasando todo el año, y de pronto te asalta el leve olor de la flor de la naranja, y miras hacia arriba y ves que las ramas están llenas de esos ramilletes blancos que te llaman a ser, en ese instante, relativamente afortunado.

En la vida ocurre más o menos lo mismo. Vivimos la niñez, la adolescencia sin conciencia del tiempo ni del paisaje, y un buen día -probablemente frente al espejo o unos segundos antes de dormirnos- nos asalta el vértigo de vernos adulto, aunque sepamos que el niño que fuimos siempre estará en nosotros, que no lo olvidaremos nunca y que en cualquier instante -como el azahar- puede florecer de nuevo, bien sea en un gesto o en una pequeña rama de la memoria.

Las pequeñas memorias de José Saramago es una auténtica delicia. Saramago nos regala este libro sobre su niñez a sus ochenta y tres años de edad. Podría haber escrito uno sobre su vida entera, sobre sus triunfos como escritor o su ajetreada vida política y social, pero lo ha hecho sobre sus primeros años de vida, sobre su origen humilde, sobre el descubrimiento de las sensaciones -olores, sabores, tacto...- sobre el cruce del umbral del miedo y de los primeros amores. Vuelve a su infancia, a su pueblo natal y a su casa que ya no existe, y nos deleita con un texto lleno de calidad literaria y de reflexiones sobre el mundo del adulto, frente al espejo de ese niño que nos acompaña hasta el último día de nuestra vida. Nos gustaría contaros muchas más cosas sobre él, pero nada es comparable a su lectura pausada. Os recomendamos que vayáis a la librería más próxima y no dudéis en hacer llegar este libro a vuestras manos, a vuestra biblioteca, y -como si fuera azahar- dejaros tocar por sus palabras los lugares más recóndito del alma, o comoquiera que se llame eso que nos va haciendo más o menos humanos.

 

José de Sousa Saramago nació en Azinhaga (Portugal) el 16 de noviembre de 1922. Tras una humilde infancia, y trabajar como administrativo de la Seguridad Social, comenzó a escribir en 1944, publicando su primera obra, Terra de pecado, en 1947, sin mucho éxito. Alternó diversos trabajos administrativos con sus colaboraciones periodísticas y críticas literarias, hasta que en el año 1976 decide dedicarse exclusivamente a la literatura. En el ámbito político formó parte del Partido Comunista Portugués, cuando aún era clandestino, participó plenamente en la Revolución de los Claveles, tras sufrir la censura y la persecución durante los años de la dictadura de Salazar. Galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1998 es, sin duda alguna, uno de los escritores más conocido y universal de la literatura contemporánea.

Con una amplia trayectoria literaria, se dio a conocer en nuestro país con la publicación de El año de la muerte de Ricardo Reis, en 1985, con una gran acogida tanto de los críticos como de los lectores. Entre sus obras más conocidas, podemos destacar Historia del cerco de Lisboa, La balsa de piedra, El Evangelio según Jesucristo, Ensayo sobre la ceguera, La caverna, El hombre duplicado, Ensayo sobre la lucidez o Las intermitencias de la muerte. Hasta su fallecimiento en junio de 2010, vivía su estancia entre Lisboa y la isla española de Lanzarote.

 

Título: El abrecartas

Autor: Vicente Molina Foix

"Yo, de algún modo, soy el abrecartas.

El que ha escrito y abierto todas las cartas que aparecen en el libro;

que es un trabajo indiscreto, como es el trabajo del escritor,

que siempre cuenta la vida de los demás así sean inventadas"

 

 

 

 

El abrecartas no es sólo un libro compuesto por cartas, no es sólo una colección epistolar perfectamente ordenada, sino que es -como su propio autor dice- una novela en cartas. Una enorme novela que comienza con cartas fechadas en 1926 y termina con un correo electrónico de 1999, lo que supone la recreación a través de las distintas misivas de prácticamente todo el siglo XX de España. Y es que esta novela es un verdadero ejercicio de memoria, donde más de una treintena de protagonistas, en vez de hablarse, se escriben, y donde encontramos a personajes como García Lorca, Alberti, María Teresa León, Eugenio D'ors, Ortega, Múgica Herzoy, Javier Pradera, Buero Vallejo, Miguel Hernández, o la figura del también poeta Vicente Aleixandre, que tiene especial protagonismo en el texto, ya que fue amigo del escritor en los últimos días de su vida. Pero además de estos personajes de fama, también hay gentes desconocidas que escriben sus cartas, voces prestadas de presos, actrices, espías o poetas secretos que relatan los diferentes hechos que ocurrieron en los últimos ochentas años de la España del siglo pasado.

En definitiva, El abrecartas es una gran novela, todo un reto para el lector lleno de buena literatura, todo un placer para nuestros ojos y nuestro conocimiento. Un libro muy, pero que muy recomendable, para acompañar estas tardes de espera a la llegada de la primavera.

 

 

Vicente Molina Foix nació en Elche, en Alicante, en 1946. Estudió Derecho y Filosofía y Letras. Residió ocho años en el Reino Unido, donde se graduó como Master of Arts en la Universidad de Londres e impartió durante tres años clases de literatura española en Oxford. En España ha sido profesor de Filosofía del Arte en la Universidad del País Vasco. Entabló amistad con Juan Benet, Vicente Aleixandre, Javier Marías y Guillermo Cabrera Infante.

Su carrera como escritor se inició con 24 años, cuando José María Castellet lo incluye en su famosa antología Nueve novísimos poetas españoles, de 1970. Pero no volverá a publicar otro libro de poesía hasta 1990, año en que se edita Los espías del realista. Otros géneros han llamado su atención. Ha escrito novelas como Museo provincial de horrores, Bustos, Los padres viudos o La edad de oro, ensayos como Fan fatal o El cine estilográfico, obras de teatro como Los abrazos del pulpo o Don Juan último y guiones de cine; ha traducido a Shakespeare, a Kubrick y a otros, y ha escrito y dirigido una película: Sagitario.

 

Título: La infancia que se perdió

Autora: Leandra González

"En el pueblo donde nací, había algunos libros viejos, pero no sabía leerlos.

Y no había colegio sino para los ricos."

 


 

Probablemente para esta página web, a las puertas de la Feria del Libro de Sevilla, lo más fácil hubiera sido recomendar el último libro escrito por Antonio Gala, o Juan José Millás, o Felipe Benítez Reyes, reciente ganador del premio Nadal 2007. Seguramente serán éstos los escritores que provoquen grandes colas en los stands de las grandes librerías, formadas por todos aquellos lectores que, además del propio libro, pretendan llevarse adosado, bajo una firma, un silbido del pensamiento del autor. Probablemente hubiera sido lo más fácil..., pero esta página web no se rige por decretos comerciales, ni más interés que difundir la pasión por la literatura desde los grandes nombres -como son los anteriores- hasta los nuevos nombres, como lo es el de esta escritora extremeña afincada en la ciudad del azahar desde los diez años de edad, y que a sus sesenta y cuatro años ha publicado su primera novela, La infancia que se perdió.

Leandra González no fue de pequeña al colegio, ni sabía leer ni escribir hasta que a los cincuenta años de edad comenzó a asistir a las clases para adultos del Centro de Educación de Adultos El Esqueleto, de Sevilla. Y así descubrió que los libros podían, más que leerse, devorarse y que tenía un talento especial para la escritura. A base de tesón y pasión, nos ha regalado esta magnífica novela sobre la represión, las injusticias, el abandono y el caciquismo que muchos españoles sufrieron tras la guerra; recreada en un pueblo sin nombre y relatada bajo el prisma de la mirada de una niña, testigo de los hechos. Una historia llena de historias que dejan ver sus realidades mucho más allá de las palabras y nos hacen darnos cuenta, y comprender, la tremenda suerte que tenemos los que vivimos ahora otra época donde el colegio ya no es sólo cosa de ricos.

Los libros de Umsaloua es la pequeña editorial -regentada por nuestra amiga Inmaculada Calderón- que apostó por publicar esta novela y es de agradecer su valentía y su apoyo a los autores noveles, la creación de mujeres, las obras de interculturalidad y la literatura infantil y juvenil. Le deseamos buena salud y mucha suerte en su aventura.

 


Leandra González Medina nació en Villagarcía de la Torre (Badajoz), y apenas sabía leer antes de casarse. Después de criar siete hijos, aprendió a hacerlo en una escuela para adultos, donde se le reveló una tardía pero fecunda vocación literaria.

Arriba