Enero Febrero Marzo Abril
       
Mayo Junio Julio Agosto
 
       
Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
       

 

Título: Camino de hierro

Autora: Nativel Preciado

"Ahora entiendo cuando me decías que tuviera cuidado con mis deseos,

porque a veces se cumplen y no sabemos qué hacer con ellos."

 


 

Cuando Nativel Preciado comenzó a escribir novelas, algunos críticos la acogieron con escepticismo, pensando que era un caso más de las periodistas que buscan el prestigio añadido de la literatura. Pero Nativel, con su trayectoria literaria, ha demostrado que no eran ciertas aquellas primeras dudas, y este libro Camino de hierro así lo avala. Premio Primavera de Novela 2007, este texto es una novela descarnada, llena de emoción y de ternura, sobre la superación del dolor causado por el desamor, la soledad y la muerte. Su protagonista, Paula, una mujer en edad madura, culta y libre, realiza a través de las páginas un triple viaje físico, moral y sentimental que desencadenará en un final duro y sorprendente. Un viaje físico hasta la ciudad de León, donde desenterrará la biografía de su abuelo Román, asesinado por el bando fascista en 1936, al comienzo de la guerra civil. Un viaje moral que la meterá de pleno en la historia de su familia, y un viaje sentimental que "la enfrentará al mayor acto de amor al que podría haber imaginado en su vida".

La sinopsis es la siguiente: La soledad y el dolor amargan la vida de Paula desde la marcha inesperada e inexplicable de su amadísimo esposo Lucas, su cómplice y su maestro, con quien había planeado una existencia de plenitud y de gozo en la que encarar el otoño de sus vidas. Ahora sólo quedan el vacío y el desánimo, la desolación de una ausencia incomprensible. Paula lucha por sobreponerse y viaja a León, el escenario de su infancia, para recuperar la memoria de su abuelo Román, condenado en un juicio inicuo y asesinado tras la Guerra Civil, en la feroz represión desatada por los vencedores contra los “enemigos de España”. En León, Paula reencontrará su propio pasado, el de su familia destrozada, y el pasado colectivo de una tierra asolada por el odio cainita. El reencuentro con sus parientes le permitirá recuperar los papeles con los que reconstruir los últimos días del abuelo Román, un hombre bueno destruido en ese “tiempo de canallas”.

De lectura fácil y rápida, es una novela comprometida, intimista y sin pudor, donde se adivina la gran carga de vivencias autobiográficas de la autora, especialmente en la historia del abuelo fusilado. Nativel realiza el ejercicio de recuperar la memoria con el único propósito de hacer justicia, pero sin el más mínimo propósito de ejercer la venganza. Un libro sin concesiones que gira alrededor de dos temas universales: la muerte y la memoria. Un texto ideal para dar la bienvenida a este nuevo año. ¡Qué mejor manera que estrenarlo con un libro en las manos!. ¡Feliz Lectura y Feliz 2008!.

 




Nativel Preciado nace en Madrid en 1948. Periodista y escritora, se inicia profesionalmente en el Diario Arriba en 1966, de donde pasa al desaparecido Diario Madrid, en el que permanece entre 1967 y 1971. Especializada en información política, fue testigo y transmisora de los importantes acontecimientos acaecidos durante la época de la Transición española, desde el Diario ABC y la revista Interviú. En 1982 se incorpora a la redacción de la recién creada revista Tiempo.

Su actividad como columnista de opinión en prensa escrita la ha compaginado con la participación en tertulias y debates tanto en radio como en televisión. En el primer medio, tras colaborar con Luis del Olmo en Protagonistas en Onda Cero, se incorporó a la Cadena SER en 1996 y desde entonces es una de las tertulianas habituales en los programas Hoy por hoy, La Ventana y Hora 25. En televisión ha intervenido en los espacios Hermida y Cía (1994-1996), El primer café (1999-2003), con Isabel San Sebastián y La respuesta (2003-2004), Ruedo Ibérico (2004-2005) todos ellos en Antena 3, así como 59 segundos (desde 2004) en TVE.


Ha sido galardonada con los premios periodísticos: Premio Francisco Cerecedo (1986), y Premio Víctor de la Serna (1989). En el mundo literario, también ha conocido las mieles siendo Finalista del Premio Planeta (1999), por su primera novela El egoísta, y Premio Primavera de Novela (2007), por Camino de hierro.

Sus libros publicados son: Biografía completa de Cassius Clay (1969). Biografía completa de Legrá (1969). Las folclóricas (1973). La cara de los Borbones (1975). Fuera de campo (1991). El sentir de las mujeres (1996). Amigos íntimos (1998). El egoísta (1999). Ser feliz (2000). Extrañas parejas (2000). Hablemos de la vida, con José Antonio Marina (2002). Bodas de plata (2003). Camino de hierro (2006).

 

Título: El cuerpo y las olas

Autor: Manuel Vicent

"Día a día, ola a ola es como el cuerpo llega feliz a la orilla."


 

Manuel Vicent ha reunido en este libro una parte de sus columnas periodísticas cuidando que esta "reunión" sea ordenada, con sentido, con el ritmo que aboca este compendio de palabras donde cada página nació para existir por sí sola y han llegado a un acuerdo de convivencia dentro de un solo volumen, que se presenta ante el lector como un viaje observador por el cotidiano devenir de las horas.

Porque Manuel Vicent ha huido en esta recopilación del "corto y pego", de los temas políticos o de cercana actualidad, con la intención de que El Cuerpo y las olas sean un libro que nos acompañe siempre, que pueda leerse y releerse, sin que pierda con ello ese atisbo literario del libro que llega a nuestra biblioteca para no marcharse nunca. Porque su lectura es una manera más de sentirse vivo, de no bajar la guardia, de comprender que cada edad tiene sus cartas y hay que saber jugar la partida, saborear sus sabores, paladear el tiempo que intrínsicamente lleva, que no es el mismo -ni en espacio ni en forma- a cada paso, cada ola que bate nuestro espíritu y nos infunde amor u odio, dolor o placer, y así escribimos en el mar repetidamente para que permanezca siempre lo que nos abandonará en la próxima ola.

Para todos aquellos que cada domingo comenzamos la lectura del periódico por su última página, disfrutando con las cuatrocientas treinta y ocho palabras de Manuel Vicent en su columna, para todos los que celebramos que estos artículos no se hayan perdido en el tiempo amarillo, ni el viento diario haya conseguido librarse de estas palabras, para todos los amantes de la buena literatura, os recomendamos este magnífico libro: una manera especial de dar la bienvenida al equinoccio de la primavera... especialmente Viento Solar (página 33), una delicia, sobre todo para los enamorados del helado de chocolate.

 



Manuel Vicent nació en Villavella, Castellón, en 1936. Es licenciado en Derecho, y ha cursado estudios en Filosofía y Periodismo. Entre sus obras destacan Pascua y naranjas (Premio Alfaguara, 1966), Balada de Caín (Premio Nadal), Contra paraíso, No pongas tus sucias manos sobre Mozart (Premio González Ruano), A favor del placer, Crónicas urbanas, Del café Gijón a Ítaca, Tranvía a la Malvarrosa (Alfaguara, 1994), Jardín de Villa Valeria (Alfaguara, 1996), El libro de viajes Por la ruta de la memoria, la pieza teatral Borja Borgia, Los mejores relatos (Alfaguara, 1997), la recopilación de artículos Las horas paganas (Alfaguara,1998), Son de mar (II Premio Alfaguara de Novela 1999), la colección de artículos periodísticos Espectros (El País-Aguilar, 2000), La novia de Matisse (Alfaguara, 2000), Antitauromaquia (2001), Otros días, otros juegos (Alfaguara, obra reunida, 2002), Cuerpos sucesivos (Alfaguara 2003) y Verás el cielo abierto (Alfaguara, 2005), Comer y beber a mi manera (Alfaguara, 2006) y El cuerpo y las olas (Alfaguara, 2007). Como periodista ha colaborado en el diario Madrid y en la revista Triunfo y Hermano Lobo. Actualmente escribe en El País.

Tranvía a la Malvarrosa ha sido adaptada al cine bajo la dirección de José Luis García Sánchez, con Liberto Rabal, Juan Luis Galiardo, Antonio Resines, Vicente Parra, Fernando Fernán-Gómez y Ariadna Gil. Asimismo, Son de mar fue llevada al cine bajo la dirección de Bigas Luna con Leonor Watling y Jordi Moyá. Es una de las plumas que mejor ha sabido describir la transición española hacia la democracia. En la actualidad Vicent compagina su labor como escritor y periodista con el de galerista de arte, una de sus más conocidas pasiones.

 

Título: Compañero enemigo

Autor: Juan Antonio Bermúdez

"Escribir como quien nada muy despacio y contra corriente.

Escribir como quien abre los brazos hacia otro.

Escribir como quien hace surcos en la tierra de todos y de nadie."

 


 

El verso exacto. Como el relojero que minuciosamente coloca pieza tras pieza y consigue que la maquinaria que persigue al tiempo funcione, y que su ritmo coincida con el ritmo de las cosas, sin el desfase de un segundo, ni un solo silbido a destiempo, sin saltos en el espacio, ni el más mínimo ruido diferente al tic-tac de su corazón engranado, así escribe Juan Antonio Bermúdez. Su precisión al colocar las palabras -no pueden ser otras, deduce el lector en su lectura-, su candidez y su estética -no exenta de reflexión y mensaje- su paciencia y rigurosidad, el sentido del verso, su ritmo y música, su palabra, conmueven al lector desde la primera página "Amar a cada uno por su nombre/en un idioma impar, íntimo código/en el que cada sílaba sea un mimo." hasta los últimos versos "Y, arrugado y oscuro,/volverá a oler a madera,/parecerá corteza,/será, de nuevo, árbol."

Compañero enemigo es un auténtico regalo para el amante de la poesía y de la literatura, un poemario trabajado, donde el intimismo se expande a nuestro universo, porque sus reflexiones son nuestras propias reflexiones que no supimos expresar nunca con tanta belleza. Este relojero de la poesía echó a andar su primer Big Ben poético, que ya no quitaré nunca de mi mente; su tic-tac se instaló en mi alma,... o ya estaba.

Gracias Juan Antonio.

 



Juan Antonio Bermúdez nació en Jerez de los Caballeros (Badajoz), en 1970, aunque reside en Sevilla desde 1989. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Es escritor, periodista, corrector editorial y crítico de cine. También imparte clase en la Escuela Andaluza de Cine y dirige la revista Cámara lenta. Forma parte del colectivo de agitación y expresión cultural La Palabra Itinerante.

Como escritor, ha obtenido varios premios de relato y poesía, entre ellos un accésit del VI Premio de Poesía "Ciudad de Jerez" (1998), el primer premio del X Concurso de Cuentos y Narraciones Breves "Ciudad de Dos Hermanas" y el I Certamen Literario "Apoloybaco" en la modalidad de poesía (2006). También ha sido finalista del X Certamen de Poesía "Manuel Ordóñez Sánchez" (2001). Su obra ha sido recogida en las antologías Voces del Extremo: Poesía y canción (Fundación Juan Ramón Jiménez, Moguer, 2004) y Diez años del Premio de Poesía "Ciudad de Jerez" (Ayuntamiento de Jerez de los Caballeros, 2004), así como en numerosas revistas en papel (Re-volver, Numenor, Anuario del Mediodía, Alhucemas...) y sitios webs (Apoloybaco.com, Revista Puerta del Sol, Almacén...).

Su primer poemario, Compañero enemigo, ha sido publicado en 2007 en la editorial sevillana Libros de la herida. Tiene también en prensa el ensayo cinematográfico Asa Nisi Masa. La infancia en veinte películas, escrito gracias a una beca de creación de la Junta de Extremadura.

 

Título: Almuerzo de vampiros.

Autor: Carlos Franz

"Cada uno hace lo que puede para entender el mundo donde vive"

 


 

La reflexión y el humor no están reñidos, ni la literatura con el juego de la sátira. Almuerzo de vampiros es, fundamentalmente, un juego, un juego literario donde aparece y desaparece un duro pasado -el Chile de los años 70, en plena dictadura de Pinochet- y un próspero presente -el Chile actual- donde, en la dichosa terraza del presente, dos antiguos compañeros de internado conversan y rememoran sus tiempos (como si ningún otro tiempo, salvo el de la juventud pudiera pertenecerles) en los bajos fondos de la dictadura. Pero, al mismo tiempo, dejan entrever lo vampiresca que puede convertirse la madurez personal, con su inevitable muerte de la sensibilidad, el abandono que el alma hace de los ideales y la aparición de una oscuridad absoluta cuando más luz hay frente a los ojos.

En la conversación que se produce en este sorprendente comienzo de la novela, un amigo del protagonista le comenta haber visto a un antiguo profesor de ellos, desaparecido hace treinta años, paseando por la calle, y su imagen era exactamente igual a los recuerdos, como si se tratara de un vampiro. El profesor era un auténtico modelo para los jóvenes en su época y la noticia impacta al protagonista, y lo hace recordar las vivencias de sus clases, la transmisión de sus ideas, sus lecturas, sus bromas... La novela abre la puerta a la crítica social y política y a la hipótesis vampiresca de cómo hay momento de la historia de un país donde la humanidad puede ser sorbida por sus mandatarios, donde la personalidad puede ser libada hasta dejar al individuo desangrado ideológicamente.

Almuerzo de vampiros es un texto complejo, difícil de escribir pero emocionante de leer, donde -una vez más- Carlos Franz nos demuestra su capacidad como escritor, su búsqueda constante de nuevas experiencias literarias, de no repetirse y de abordar los temas con un sentido del humor y de la sátira envidiable. Una lectura muy recomendable.

 



Carlos Franz (Ginebra, 1959) es autor de las novelas Santiago Cero (1988), Premio Latinoamericano de Novela CICLA; El lugar donde estuvo el Paraíso (1996), llevada al cine en 2001 por el director español Gerardo Herrero; y El desierto (2005), Premio Internacional de Novela del diario La Nación de Buenos Aires. Su volumen de relatos La prisionera ganó por unanimidad el Premio del Consejo Nacional del Libro de Chile en 2005. También ha publicado La muralla enterrada (2002), que mereció el Premio Municipal de Santiago.

Las obras de Carlos Franz han sido traducidas, hasta el momento, al alemán, francés, italiano, holandés, portugués, finlandés, polaco, hebreo, turco, rumano y chino. Ha recibido la beca DAAD, para vivir como Artista en Residencia en Berlín. Y ha sido profesor visitante en las universidades de Cambridge y Londres.

Arriba