Enero Febrero Marzo Abril
 
       
Mayo Junio Julio Agosto
 
       
Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
       

 Título: Interiores

Autor: Antonio Luis Ginés

 

 

La exquisita editorial sevillana La Isla de Siltolá - cuyos libros de poesía son fácilmente reconocibles, gracia a sus cubiertas ajedrezadas con cuadros de colores - nos ofrece el último poemario del escritor cordobés Antonio Luis Ginés (Iznájar, 1967), titulado “Interiores”.

Antonio Luis ha configurado una obra excepcional, profundamente emotiva y reflexiva, una mirada interior que busca el sentido último de su existencia actual, justo en la edad donde la vida parece tambalearse en la cuerda del equilibrista, un pulso bibliográfico donde está presente lo ausente y nunca está ausente el amor, hilo sutil que entrelaza lo visible y lo invisible, que cose los treinta y seis poemas que conforman este volumen poético.

El libro, dividido en tres partes, son la línea que traza el tiempo existencial del poeta: “Raíz”, una primera parte donde la familia configuran el hábitat de cada mañana, “Aproximación” es el paso sigiloso del poeta hacia la intimidad que sugiere la poesía, hasta llegar al “Peso específico” que fusiona lo interior con lo exterior, la piel con las entrañas.

Como buena poesía que es, remueve al lector en cada verso, no lo deja indiferente y le hace pensar si los poemas fueron escritos por él o para él, como si todo lo que allí se representa no son más que gotas que destilamos universalmente.

Un buen libro para despedir este año 2013, que ya nos abandona a nuestra suerte.

Título: Ofelia y otras lunas

Autor: Javier Vela

 

 

El poeta Javier Vela vive en el umbral de los treinta años y nos ofrece este sugerente poemario, con el que ha conquistado el XIX Premio de Poesía Cuidad de Córdoba “Ricardo Molina”. Ya, en su anterior libro Imaginario denostaba una poesía existencial y simbólica que entusiasmó a sus lectores; con Ofelia y otras lunas realiza un cambio de registro de gran calidad, donde la imagen es el reflejo exacto de sus versos, una literatura llena de sensibilidad, de luz, de realidad, de la realidad que el autor trata de transmitir donde se atisban sus propias experiencias.

El libro está estructurado en dos partes, de distinta forma constructiva pero sí ambas asociadas por similitud temáticas. La primera parte está llena de obsesiones, de memoria y de olvido, de pasado… La segunda nos sumerge en la musicalidad, en el tema de Ofelia, un canto al eterno femenino que vive y sobrevive alojada en algún lugar de la mente del poeta. Ofelia es el deseo, la ternura, la pasión, la idealización del ego y de Eros, la sensualidad que late en lo más profundo del género humano; el ensueño.

Ofelia y otras lunas es una buena manera de recibir el otoño, y de hacernos olvidar a algunos lo que somos y, a otros, lo que nunca llegaremos a ser.

Buen poeta y buena poesía.

Título: Lo que mueve el mundo

Autor: Antonio Luis Ginés 

 

 

En mayo de 1937, miles de niños vascos partieron del puerto de Bilbao rumbo al exilio. Entre ellos se encontraba Karmentxu, una niña de ocho años que fue acogida en Gante, Bélgica, por el escritor Robert Mussche. La vida de Robert cambiará con la llegada de la niña, su implicación en la resistencia durante la Guerra Civil y el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial. Heredera de Sostiene Pereira de Tabucchi o El último encuentro de Sándor Márai, esta novela es la historia que el propio autor le cuenta a su mejor amigo, recientemente fallecido, «la historia de un héroe anónimo, de esos que vemos por la calle».

Aunque el viaje al exilio de Karmentxu sirva inicialmente como detonante de la historia, después pasa a un segundo plano, y el centro lo ocupa el propio Mussche, su relación con el escritor Herman Thiery (que usó en sus obras el seudónimo Johan Daisne), su compromiso con la resistencia contra los nazis y su deportación a un campo de concentración en los últimos meses de la guerra.

Kirmen Uribe, tras el éxito de su primera novela “Bilbao-New York-Bilbao” (Premio Nacional de Narrativa, 2009) nos ofrece este extraordinario libro que, aunque alejado de su primer trabajo, mantiene algunas líneas coincidentes como el ejercer de narrador el propio autor del texto (aunque en un plano más sutil), o recorrer diferentes tiempos y espacios (Bilbao en la Guerra Civil, Bélgica antes y después de la Segunda Guerra Mundial, Inglaterra, Alemania,…) y repetir algunas constantes temáticas (la amistad, la guerra, la propia escritura)

En el siguiente link podéis ver un interesante booktrailer sobre “Lo que mueve el mundo” de Kirmen Uribe.

http://www.youtube.com/watch?v=_4QDvKgU3MM

Título: La isla del tesoro

Autor: Robert Louis Stevenson 

 

 

Este año se cumplen 150 años de la primera edición del libro “La isla del tesoro” del escritor escocés Robert Louis Stevenson. Aunque originalmente esta obra fue publicada por entregas en la revista infantil Young Folks, entre 1881 y 1882, bajo el título de The Sea Cook, or Treasure Island.

Un misterioso marino con una pata de palo se esconde en la posada Almirante Benbow, y desde el momento en que el joven Jim Hawks se apodera del mapa de una isla desierta donde se esconde una fortuna en oro robado, nada volverá a ser igual.

Jim, Squire Trelawney y el doctor Livesey se embarcan junto al capitán Smollet en la Hispaniola rumbo a la más fascinante aventura de todos los tiempos. Pronto descubrirán que la tripulación está formada por villanos y filibusteros a las órdenes de John Silver, cocinero y pirata a bordo, quien también codicia el tesoro...

Esta obra, auténtica aventura de piratas para niños y no tan niños, ha sido fuente de inspiración en el cine, en la televisión, en la literatura, en cómics e incluso en videojuegos. Stevenson nos relata en primera persona, a través del joven Jim Hawkins, una de las novelas atemporales, evocadora de mundos y paisajes absolutamente distintos a los nuestros, consiguiendo que su texto se haya convertido en un clásico que no debería faltar en el estante de ninguna casa.

Ahora, que se cumplen 150 años de que viera la luz, es una buena oportunidad para retomar su lectura, o adquirir un ejemplar y disfrutarlo como si fuéramos aún ese niño que alguna vez fuimos, o somos y nunca dejaremos de ser, hasta el último día de nuestras vidas.

Arriba