0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

 

BODEGAS CMPILLO

Al sur de Álava en el histórico pueblo de Laguardia se encuentran las Bodegas Campillo a los pies del murallón de Sierra Cantabria, barrera natural contra las influencias de los vientos del cantábrico, aquí denominados "Cierzo".

El río Ebro y sus afluentes, han ido excavando estas tierras areniscas moldeando la zona, dejándola marcada con profundos barrancos y colinas, que determinan su peculiar paisaje cubierto de viñedos. Ese hermoso paisaje de viñas, es lo primero que se encuentra el visitante de estas bodegas. En un entorno lleno de belleza paisajística y rico de matices cromático.

En una tierra, que hace mucho tiempo fue un gran lago, que se seco cuando el río Ebro horadó la cordillera Litoral Catalana, quedando sólo unas lagunas alimentadas por agua de lluvia. Así es como se formaron las lagunas de Carralogroño y Carravalseca en Laguardia.  En este singular entorno se han encontrado y siguen apareciendo, gran cantidad de restos arqueológicos, claro indicio de que ya desde épocas muy remotas la zona estaba densamente poblada. 

Bodegas Campillo es una  de las herederas directas de la tradición vitivinícola de la zona. Fundada en 1861 por una familia amante de la tierra, de sus frutos las viñas y de los vinos. Forma parte del Grupo Vinícola Faustino.

Rodeada por un excelente, sano y cuidado viñedo de 50 hectáreas divididas en varias fincas, base esencial de sus majestuosos caldos. Una bodega proyectada por Julio Faustino Martínez e inaugurada en el año 1990, que se presenta en total armonía con la naturaleza que la rodea, un conjunto arquitectónico elegante, equilibrado, nexo de unión entre las cepas del exterior y la elaboración y crianza de sus vinos en el interior. Una perfecta combinación de tradición y modernidad. 

El Grupo Faustino, aunque iniciado en 1861 por D. Eleuterio Martínez Arzok, no se creó como tal, así como la marca Faustino, hasta 1960 por D. Julio Faustino Martínez. Formado en la actualidad por Bodegas Faustino, Bodegas Campillo, Marqués de Vitoria y Bodegas Victorianas, todas ellas en la Denominación de Origen Calificada Rioja. Bodegas Valcarlos en la Denominación de origen Navarra y Bodegas Leganza en la D.O. La Mancha.

También posee viñedos propios en la Denominación de Origen Ribera del Duero. Un Grupo vitivinícola en expansión, que de sus primeras marcas embotelladas en 1930 (Parrita, Campillo, Santana) encaran el siglo XXI con los mismos valores que lo han hecho crecer, la propiedad de los viñedos, esencia fundamental de la calidad de sus vinos. 

Bodegas Campillo, es una clara simbiosis de pasado, presente y sobre todo de futuro, algo que se aprecia cuando uno entra en el interior de sus bodegas.

Conocer sus modernas instalaciones de vinificación, donde la tecnología sintetiza las nuevas practicas enológicas con los antiguos métodos artesanales, fue toda una suerte y aventura para la delegación de Apoloybaco que en el verano del 2002 visitó sus instalaciones.

Es impresionante ver esas miles de barricas de roble, perfectamente alineadas, casi militarmente uniformadas en un ambiente de total sosiego, donde es posible sentir el latir de sus vinos, que reposan y viven en su interior.

O saber de ese rincón tan especial donde los clientes pueden tener su bodega privada con los vinos por él elegidos. Sin duda alguna, Bodegas Campillo tiene un hermoso pasado, pero esencialmente es presente y futuro.


< Aunque la variedad mayoritariamente plantada en sus viñedos, es la Tempranillo, también cuentan con otras variedades.

Así con Viura y Malvasía elaboran el vino Blanco Campillo, tras una maceración de unos 50 días en sus lías y una fermentación lenta, alrededor de 20 días, es un vino de color amarillo con destellos verdosos, limpio y brillante, de aromas complejos e intensos, destacando las notas florales y fruta bien madura con un suave toque de madera noble.

En boca es fresco y suave, con un perfecto equilibrio entre acidez y alcohol, sabroso y amplio, de postgusto balsámico y prolongado.

 

> Rosado Campillo; un vino elaborado con tempranillo y una lenta fermentación de unos 16 días.

Presenta un color frambuesa con destellos violetas, limpio, de aromas nítidos de fruta madura. Su paso por boca es sabroso, fresco, bien estructurado, frutal y una equilibrada acidez. 

Un rosado que evoca a los antiguos "claretes" de la zona, pero con la intensidad, los aromas y los sabores de los modernos vino rosados.


Campillo Crianza elaborado con tempranillo y una maceración de 16 días en depósitos de vinificación, para pasar posteriormente a la barrica de roble donde permanece unos 17 meses.

Es un vino de color cereza con ribetes atejados y aspecto limpio y brillante, de elegantes aromas de frutas rojas y negras (grosella y mora) bien integradas en los aromas tostados que aporta el roble. Su paso por boca es sabroso, aterciopelado, amplio, de taninos suaves y equilibrada acidez con un final persistente.

 

> Campillo Reserva; en su elaboración participa mayoritariamente la tempranillo, seguida de la graciano y otras variedades. Ha permanecido 16 días macerando en sus propios hollejos. Con dos años en barricas de roble y tres años en botella antes de salir al mercado.

Presenta un atractivo rojo cereza con ribetes púrpura, en la nariz destaca su bouquet generoso, de gran complejidad y lleno de matices, donde la fruta roja se envuelve con las elegantes notas procedentes de la madera noble. En boca es carnoso, amplio y muy sabroso, de un tanino dulce y especiado y un prolongado y delicioso final.

 


< Campillo Reserva Pago Cuesta Clara; es un vino elaborado con la variedad de Tempranillo peludo, uvas recogidas y seleccionadas a mano, su mosto ha fermentado en depósitos pequeños y ha tenido largas y lentas maceraciones. Su paso por barrica de roble francés Allier ha sido de 26 meses.

De color rojo cereza intenso, de matices vivos y reflejos anaranjados. Bouquet generoso y distinguido en el que se integra la fruta madura con la vainilla y el regaliz. En boca se aprecia su magnifica estructura con taninos firmes y vivos. En su paso se muestra amplio, carnoso y muy expresivo, con notas tostadas y de fruta madura, dejando un elegante y  prolongado postgusto.

 

> Campillo Gran Reserva, elaborado con tempranillo y 12 días de maceración, con una crianza en barrica de roble francés de 25 meses y 5 años en botella. De un extraordinario color rojo cereza. En nariz presenta una gran complejidad aromática, destacando los frutos rojos y las especias.

Su paso por boca es corpulento  de gran estructura tánica con una modera acidez, es sabroso, aterciopelado y carnoso, con notas de tostados y tabaco. De un final esplendoroso y muy prolongado.

 


Campillo Reserva Especial; Uvas cuidadosamente seleccionadas y recogidas a mano, de cosechas especiales. Elaborado con Tempranillo, Graciano y otras variedades. Con una maceración de 15 días y una posterior crianza de 24 meses en barricas  de roble americano y francés Allier, y un afinado en botella de tres años antes de salir al mercado.

De color rojo cereza picota sin tonalidades teja y aspecto brillante. En nariz se muestra complejo y lleno de matices de elegantes notas de fruta roja sobre fondo especiado especiado y balsámico. Su paso por boca es suave, ricos en taninos dulces, bien integrados en la madera, expresivo y envolvente con largos matices de tabaco y tostados, muy sedoso, por vía retronasal aparece de nuevo la fruta y las especies con un final pletórico y prolongado.

 

Finca Villa Lucía - 01300- LAGUARDIA (Álava). Tel: 945.60.08.26 Fax: 945.60.08.37.
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Web:  www.bodegascampillo.es

Ir Arriba