0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
 

VIÑA LAS COLONIAS DE GALEÓN 

 

Cazalla de la Sierra, como tantos otros lugares donde han permanecido monjes, abadías y monasterios - La Cartuja de la Inmaculada Concepción- han florecido buenos viñedos. Fueron estos (los monjes) los garantes de la viticultura en la Edad Media y el cordón umbilical entre la tradición vinícola del mediterráneo antiguo y el auge vinatero de la modernidad. Por otro lado a principios del siglo XX, en esta comarca se repartieron lotes de tierra entre los campesinos, eran las denominadas "Colonias  Agrícolas de Galeón", más de 400 hectáreas repartidas en 70 lotes  para los colonos con el compromiso de cultivar vid para uso vinícola.

No cabe duda que Cazalla de la Sierra, reúne unas condiciones climáticas y edafológicas idóneas para el cultivo de la vid. Esta comarca de la Sierra Norte de Sevilla, forma parte de las estribaciones de Sierra Morena. Su núcleo urbano se encuentra a 595 metros de altitud sobre el nivel del mar, y  por su término municipal pasan el Ribera del Huéznar, el río Víar y el Ribera del Benalijar. En el mismo término municipal, también se encuentra el Pantano del Pintado. Cazalla tiene un amplio periodo de días al año de insolación y su pluviometría se sitúa entorno a los 500 mm/año. Sus tierras son mayoritariamente dehesas, es decir explotaciones "agrosilvoculturales" y sus suelos son variados tanto de calizas como de pizarras y rocas metamórficas.

En pleno Prque Natural de la Sierra Norte de Sevilla, en Cazalla de la Sierra, dos buenos amigos, Elena Viguera y Julián Navarro  han puesto en marcha un proyecto vitivinícola.

Es un proyecto ilusionante y con unas sólidas bases, al que se le puede bautizar como "la enología del terruño" porque esta basado en una concatenación de elementos, entre ellos el desarrollo de una agricultura sostenible y ecológica, cuyo objetivo es mejorar las condiciones naturales de las cepas, para obtener un vino de calidad, aplicando a su vez las modernas técnicas enológicas.  

Han adquirido para ello una de esas colonias agrícolas, " la Colonia 40", situada en la antigua carretera que unía Cazalla de la Sierra con Almadén de la Plata. La viña esta situada a 550 metros de altitud, en las laderas de unas colinas cuya diferencia de altitud entre las más bajas y las más altas son de 25 metros.

La plantación del viñedo comenzó en febrero de 2000, y en la actualidad hay más de 20.000 cepas plantadas lo que supone una media inferior a 2.500 cepas por hectárea.

Los métodos aplicados de agricultura ecológica están controlados y avalados por el Certificado CAAE (Comité Andaluz de Agricultura Ecologica). 

Las variedades elegidas son: La Cabernet Franc, que es la mayoritaria seguida de la Syrah, Tempranillo, Merlot, Pinor Noir y Cabernet Sauvignon y en blancas: Chardonnay y Viogner.

Esta amplia gama de cepas y alguna más que pueda plantarse en el fututo, garantizan el poder realizar diferentes combinaciones en su proceso de vinificación, obteniendo vinos cargados de complejidad en sus aromas y en sus sabores.

En Cazalla de la Sierra, en la "Calletum" romana y la ciudad fuerte de los musulmanes "Castella", de nuevo vuelve a elaborarse vino propio y sobre todo de calidad. Los causantes de ello - Elena y Julián - dos apasionados de la tierra y del vino y convencidos de que en estos pagos se puede elaborar excelentes caldos.

Comenzaron en 1998 y desde entonces han tomado el testigo histórico de la cultura y la tradición vinatera de la zona y la recuperación del valor y la riqueza que ello reporta.

Así pues su primera vendimia y por tanto su primer vino en el mercado fue la de 2002, fue un vino tinto de maceración carbónica. Meses más tardes también vió la luz un extraordinario vino blanco fermentado en barrica, al que tuvieron la bonita idea de bautizar con el nombre de OCNOS. 

La vendimia se realiza a mano en cajas que no superan los 20 kg. y en la bodega se seleccionan los mejores racimos de las distintas variedades y separadamente pasan a la estrujadora-despalilladora. Los mostos fermentan también por separado en depósitos de acero inoxidable.

Como es sabido la intervención humana para la obtención de los vinos es fundamental, sobre todo aquella que va dirigida a extraer lo mejor de cada cepa, de cada uva y de cada vendimia y ciertamente Julián y Elena que son dos "enólogos" completamente autodidactas han aprendido a encontrar ese nexo de unión entre la naturaleza (las viñas) y la mano del hombre (la viticultura, la enología, la bodega).

Para ofrecer unos vinos que en pocos años han cosechado diversos premios y galardones tanto nacionales como internacionales y sobre todo el reconocimeinto de críticos, profesionales y público en general. 

Iniciativas como estas, proyectos y realidades como las que Elena y Julián abanderan, deberían contar con el apoyo de todas las administraciones públicas (locales, autonómicas y centrales), pues no sólo son generadoras de riqueza para el lugar donde se instalan y su entorno, sino que también suponen proyectos que recuperan parte de nuestra tradición y potencian nuestra cultura vinícola.

En este sentido Colonias de Galeón junto con otras bodegas y destilerias de la provincia de Sevilla, decidieron unir sus interesés y objetivos y constituir una asociación. La misma se fundó en el año 2011 con el nombre de Asociación de Productores de Vinos y Licores de la Provincia de Sevilla.

Nosotros desde está página le deseamos los mayores éxitos. Así como pedirle a los dioses Apolo y Baco que protejan, defiendan y proyecten en el Olimpo de los vinos a COLONIAS DE GALEÓN.

Apoloybaco, tuvo la ocasión, el orgullo y el placer de catar estos vinos "in situ" en la bodega donde esperan el tiempo necesario para terminar su vinificación y ser embotellados y vestidos para ser presentados en sociedad. Una sociedad que a buen seguro sabrá apreciar su extraordinaria calidad.

Aunque ya el el 2002 realizamos nuestra primera visita. Como asociación, apoloybaco lo hicimos en el año 2008, mas de cincuenta socios y socias disfrutamos de un completo día enológico. En este enlace se puede ver dicha VISITA.

Desde entonces han sido varias las visitas que hemos realizado tanto a los viñedos como a la bodega, y hemos podido comprobar su evolución y progreso, así en el año 2012 participamos en su vendimia, el reportaje de la misma en este ENLACE.

Pero quizás la visita mas significativa y porque no mas emotiva para nuestra asociación fue la elaboración en esta bodega de nuestro vino tinto "13 añadas de Apoloybaco". Aquí se puede ver un resumen de este EVENTO

El nombre de estos vinos, como ellos mismos, son un total acierto, un nombre evocador y poético. Que pena que el rey Felipe V que estableció su residencia veraniega durante el año 1730 en Cazalla de la Sierra junto con toda su corte, no tengan la ocasión  de probar COLONIAS DE GALEÓN.


< Colonias de Galeón. Maceración Carbónica; La vendimia se hizo por variedades ajustándose al estado de maduración de cada una. Se vinificó por separado cada variedad siguiendo el método de maceración carbónica, finalizando la fermentación del mosto yema y mosto prensa por separado con temperatura controlada.

Tras una estabilización tartárica por frío, se embotelló. Límpido y reluciente, rojo guinda con irisaciones violáceas. Aroma de gran carga frutal, frambuesa y cerezas, ligero toque floral (geranio), delicado recuerdo tostado. En boca, encuentro envolvente, fresca acidez, jugoso, pleno de juventud, con taninos maduros, persistente. 

> Colonias de Galeón. Roble; Se vinificó cada variedad por separado. Se controló la temperatura durante la fermentación y se bazuqueó dos veces al día. La fermentación maloláctica se hizo en barrica. Con posterioridad se trasegó el vino a barricas nuevas de roble americano, donde estuvo envejeciendo entre 9 y 10 meses según la variedad.

Decidido el ensamblaje se clarificó el vino y se embotelló. Presenta un bonito color rojo guinda. Aromas de fruta madura (ciruela negra) con una madera bien equilibrada con notas balsámicas y florales (violeta). Toque goloso y tanino maduro. 


< Ocnos. Chardonnay; La vendimia se realizó en el momento optimo de las uvas. Se maceró el mosto con los hollejos en nieve carbónica durante 18 horas. Limpio el mosto, se fermentó en barricas nuevas de roble francés y americano, hasta terminar la maloláctica, trasegándose el vino con las lías finas para mantenerlo envejeciendo durante 10 meses. Tras 2 meses en depósito, se embotelló.

De color amarillo paja limón, brillante, untuoso. Intenso en aromas florales sobre un fondo de fruta tropical. Elegante y complejo. En boca es corpóreo, glicérido, amplio y sedoso. Final persistente con toque de lácteos y tostados. Servir entre 10º y 12º.

Es uno de los vinos que mayores premios y reconocimientos esta obteniendo, capaz de competir con los grandes vinos blancos del mercado.

> Petit Ocnos. Chardonnay; Ha seguido un proceso de crianza sobre sus lías durante nueve meses en depósito. Un vino lleno de juventud, pero con un carácter de "persona mayor". Un vino para cualquier momento del día.

Presenta un bonito color amarillo pajizo, limpios con aromas de fruta madura, manzana, citrícos y toques florales. En boca es armonioso, fresco, amplio y graso, de un final prolongado.


Silente; Vino tinto elaborado con las variedades, Cabernet Franc, Merlot, Syrah y Tempranillo. Se vinificó cada variedad por separado. Se controló la temperatura (25º / 27º) durante la fermentación y se bazuqueó dos veces al día. La fermentación maloláctica se hizo en barrica. Con posterioridad se trasegó el vino a barricas nuevas de roble francés, donde lo dejamos evolucionar durante 18 meses. Decidido el ensamblaje se clarificó el vino y se embotelló.   

Presenta un bonito color rojo rubí de capa media con ribete burdeos, a la vez que limpio y brillante. Nariz muy cromática con recuerdos a pizarra, a frutas rojas y negras, violetas, sotobosque, canela, lavanda, toques de cacao amargo y destellos de trufa, puro terruño. En boca, es amplio, elegante a la vez que complejo. La madera, los taninos finos y la fruta están muy bien ensamblados y en perfecto equilibrio. Notas minerales. Abrir con antelación. Mejorará al cabo de las horas. 

Silente es uno de los grandes vinos tintos andaluces, con vocación para compartir podio con otros tintos de la geografía española que hoy son reconocidos mundialmente.

 

Dirección:

Viña Las Colonias de Galeón, S.L.

Plazuela, 39
41370 Cazalla de la Sierra
Sevilla
Tfno.: +34 670 068 136
Fax.: +34 955 710 093
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Web: http://colonias.sevillacomercio.com/

    

Ir Arriba