0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Aunque no puede asegurarse que el Oriente Medio haya sido la cuna de la viña domesticada, es decir, de la Vitis vinifera, subsp. vinifera, sí se sabe que la Vitis vinifera, subsp. Sylvestris sobrevivió durante la era glacial entre el Mar Caspio y el Golfo Pérsico. 

Según las evidencias arqueológicas de las que disponemos, los primeros signos de domesticación tuvieron lugar en la región anatólica – sirio – mesopotámica y a continuación en la tanscaucásica, es el denominado “triángulo de la uva fértil”, por autores como  Vavilov y Negrul. 

Según diversos autores, los inicios de la viticultura podrían datarse en el 9.000 a.c. Así mismo y con la aplicación del método de “Arqueología molécular”, podriamos decir que los restos de vino más antiguos que se conocen datan entre el 5.400 - 5.000 a.c. y han sido hallados dentro de una jarra que estaba en el poblado de Haiji Firuz Tepe, situado en las montañas de Zagros, en el norte de Irán.

En la actualidad las dos franjas vinicolas del planeta se situan geográficamente entre las latitudes 50 y 30 grados norte sobre la línea ecuatorial y entre los 30 y 50 grados sur por debajo de la línea ecuatorial. La franja norte comprende países Asiáticos, Europeos, Norte de Africa y América del Norte. En la zona Sur la franja pasa por Australia, Sudáfrica y América del Sur. Lo que principalmente caracteriza estas zonas geográficas son las condiciones climáticas y como afectan a los viñedos. Los elementos climáticos más importantes para la viticultura son las temperaturas, las precipitaciones, la humedad de la zona y el viento.

Según datos de la OIV1, en 2013 la superficie vitícola mundial se estima en 7.436.000 ha., y la producción mundial de vino en ese mismo año se situó en 278,6 millones de hectolitros. El primer país productor de vino fue Italia, con 44,9 millones de hl, seguido por España, con 42,7 millones de hl, y Francia, con 42 millones de hl. Con unas estimaciones de consumo mundial de vino para 2013 de 238,7 millones de hectolitros. Por países, Estados Unidos, con 29,1 millones de hectolitros consumidos, se convirtió en 2013 en el mayor consumidor mundial de vino en volumen. 

     
ÁFRICAAMÉRICAASIAEUROPAOCEANÍA

 

 

Ir Arriba