0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

De una cata realizada a finales de septiembre de este año en una entrañable taberna sevillana, llamada Puro Tabanco, donde se cataron diversos vinos de la bodega Robles de la denominación de origen Montilla-Moriles, queremos recomendaros para este mes de octubre uno de esos vinos.

"Puro Tabanco" es una abacería situada en la C/ Francisco Carrión Mejias, 6 de la capital hispalense, que cuenta entre otras cosas con una amplia carta de vinos principalmente andaluces y donde periodicamente se suelen organizar catas y degustaciones de estos vinos.

En esta ocasión y organizadas por la Asociación de Mujeres Supervivientes de las Violencias de Género de Sevilla, se degustaron tres vinos de producción ecológica, que van a ser etiquetados por esta asociación para su distribución con el objetivo de recaudar fondos para luchar contra la violencia de género. Estos vinos salen al mercado con el nombre tan sugestivo de "Le Vin Violette" cosecha de mujeres libres.

Los vinos estuvieron armonizados de distintas viandas preparadas por Safer el gerente de esta abacería. Y fueron presentados magistral, pedagógica y poéticamente por el sumiller Fran León, un joven pero experto conocedor de los vinos. En la cata, también estuvo presente el bodeguero Francisco Robles.

> Piedra Luenga. Pedro Ximénez: Piedra Luenga,  es una mole de roca que aflora a unos seis kilómetros de Montilla, de edad triásica, compuesta de material dolomítico, calizas y areniscas rojas, que emerge como un gran periscopio en medio de un suelo arcilloso, y Bodegas Robles en reconocimiento a este paraje tan singular ha bautizado sus gama de vinos ecológicos con este nombre.

El Pedro Ximénez es un vino generoso muy singular, para su elaboración es imprescindible la pasificación de als uvas, ello se realiza en esteras de esparto (paseros), cada día las uvas son cuidadosamente volteadas, para asegurar un tostado homogéneo hasta convertirse en pasas. El objetivo es reducir el contenido líquido de la uva, de manera que el mosto resultante contenga más de 300 gramos de azúcar por litro. Cuando las uvas alcanzan el grado deseado de dulzura, son trituradas y, antes de que comience la fermentación fortificadas hasta alcanzar una graduación alcohólica del nueve por ciento. Los vinos resultantes son denominados vinos tiernos. Posteriormente, el nivel de alcohol es progresivamente incrementado hasta el 16-18 por ciento y el vino es madurado siguiendo el sistema de solera y criaderas.

Piedra Luenga. Pedro Ximénez es un vino ecológico, un tipo de agricultura que Bodegas Robles puso en marcha desde el año 1999, siendo uno de los pilares fundamentales de estos métodos ecológicos el manejo de la cubierta vegetal. Se basa en la creación de una cubierta de vegetal mediante el sembrado selectivo como de semillas de especies silvestres autóctonas con selección espontánea, como "trebolina", amapolas, leguminosas..., es decir fijadoras de nitrógeno, especies de raíz corta etc...)

Piedra Luenga. Pedro Ximenez; presenta un bonito color ámbar, con reflejos dorados, en la copa deja una lágrima densa. En nariz sus aromas son complejos e intensos, la miel prevalece sobre los demás, junto con las pasas y los dátiles, con suaves toques caramelizados. En boca es envolvente, equilibrado, dulce pero sin ser empalagoso, al no tener envejecimiento en madera, la fruta esta muy presente desde el principio al final. Un vino sencillamente estelar.

Bodegas Robles; se fundaron en el año 1927 por Antonio José y su mujer Pilar y desde entonces, en cuya primera vendimia obtuvieron 8.600 litros de vinos, el equivalente a 180 pellejos, la familia Robles se ha mantenido siempre en primera línea, tanto en el cultivo de la vid, como en la elaboración y crianza de vinos. En la actualidad cuentan con viñedos propios situados en los mejores pagos de producción de la zona, cultivados gran parte de ellos, mediante la agricultura ecológica, continuando así la tradición familiar de respetar el entorno y elaborar vinos libres de residuos químicos. Francisco José Robles; nieto de Antonio José y Pilar, es un auténtico defensor de la viticultura ecológica y desde 1999 pusieron en marcha el llamado modelo agroambiental.

Bodegas Robles, fue la primera que dentro de las denominaciones de origen de Andalucía produjo vino ecológico certificado. Para ello no solo utiliza uvas cultivadas ecológicamente, si no que también en bodega utilizan métodos biológicos, sin aditivos químicos, usando levaduras autóctonas y tratamiento físico del vino (filtración con tierras diatomeas y estabilización por frío).

La actual concepción de Bodegas Robles no se entendería sin la intervención y la visión que tenía Francisco Robles, hijo de Antonio José y Pilar y el padre de Francis, Marisa y Francisco José, tercera generación que está al frente de dichas bodegas, junto a otros miembros de la familia. Fue él, el que respetando las practicas artesanales, amplió e innovó las instalaciones, introduciendo las nuevas técnicas enológicas, así como la importación de botas de roble americano. En Bodegas Robles se palpa esa mágica combinación entre tradición y modernidad, entre artesanía y nuevas tecnologías, entre acerbo cultural e innovación. Esto ha hecho que sus vinos hayan obtenido un amplio reconocimiento tanto nacional como internacional, consiguiendo diversos premios y galardones, pero sobre todo ha hecho que sus vinos sean pletóricos y embelesadores de los sentidos. 

Web: http://www.bodegasrobles.com/index.php

Ir Arriba