0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Entre los vinos catados durante este año por el comité de cata de Apoloybaco, que han sido muchos y variados casi todos con un nivel bastante alto, por lo que algunos de ellos los hemos venido recomendando en este apartado. Pues bien en la última de estas catas nos ha llegado un vino un tanto peculiar, hoy por hoy una rareza en el panorama vinícola nacional y por ello queremos recomendarlo para este mes de noviembre y sobre todo porque es un vino que por su calidad y singularidad lo merece.  

Elaborado por Bodegas Juan Carlos Sancha en la Denominación de Origen Calificada Rioja, ha salido al mercado recientemente, con una producción muy limitada tan sólo 600 botellas en esta cosecha de 2014, su variedad es la Monastel de Rioja, una verdadera rareza, que nada tiene que ver con la monastrell cultivada en el Levante español, ni con la moristel del Somontano. Si tiene que ver con la morante o morenillo que se cultiva a lo largo del valle del Ebro. 

Se trata de una variedad histórica del ámbito geográfico de La Rioja (se ha documentado la existencia de referencias a esta uva en la literatura científica de la época desde el año 1847, e incluso una descripción ampelográfica detallada desde 1912). Tras más de un siglo en el olvido, he aquí algo realmente exclusivo. Para la recuperación de la variedad Monastel han sido necesarias tres décadas de trabajo científico, coordinado por la Universidad de la Rioja. Juan Carlos Sancha, un riojano que es muy conocido a nivel nacional por las dos facetas profesionales en las que desarrolla su actividad: profesor de enólogos en la Universidad de La Rioja y divulgador del vino en otras universidades y centros de formación españoles, así como asesor enológico con varias décadas de experiencia en numerosas bodegas desde Málaga hasta el País Vasco, junto con Fernando Martínez de Toda están realizando una extraordinaria labor para recuperar estas variedades minoritarias de Rioja. Un proyecto que ha contado con la UR (Universidad de la Rioja) y con el Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja

> Ad Libitum. Monastel de Rioja 2014. Es un vino fruto de años de investigación y trabajo sobre las variedades minoritarias de Rioja, llevado acabo por su creador Juan Carlos Sancha. 

“Ad Libitum” significa en latín “según tu voluntad”, es el primer vino 100% Monastel de Rioja, cultivada en ecológico; esta variedad autóctona riojana fue aprobada por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja en 2007, actualmente en proceso de registro y autorización en la D.O. Viñedo plantado hace 15 años, a una altura de 565 metros sobre el nivel del mar en terrazas colgadas en el Valle del Najerilla, con suelos arcillo‐calcáreos de cantos rodados. 

Vendimia manual en cajas de 17 kg durante la segunda semana del mes de Octubre. De estos viñedos se obtienen 5.000 kg por hectárea. Tras su despalillado, la uva se encuba en barricas nuevas de 500 litros de roble francés Tronçais en las que realiza la fermentación alcohólica, la fermentación maloláctica y la crianza. El vino permanece en las barricas con las lías de la fermentación durante 11 meses.

Ad Libitum. Monastel de Rioja 2014, es sin duda alguna un vino muy peculiar, a pesar de su juventud en botella, muestra una gran personalidad. Su color ya nos aventura su viveza, un bonito rojo picota y ribetes violáceos, de capa media alta. De aromas intensos y variados, están muy presentes los aromas frutales, donde destacan las frutas negras y rojas con notas balsámicas y toques de panadería, a copa parada también surgen también notas especiadas. En boca es envolvente, pero suave, bien estructurado, de taninos presentes pero domeñados, sabroso, de equilibrada armonía entre la fruta madura y la madera noble. Con un final muy agradable largo y persistente.

En su analítica facilitada por la bodega nos dice que tiene 13,5% vol., con un pH de 3,57, de una acidez total de 5,05 g/l TH₂, la acidez volátil es de 0.61 g/l AcH. Sulfuroso Total: 45 mg/l, y azucares Residuales: 1,8 g/l

"Ad Libitum". Monastel de Rioja, es un vino que no dejará a nadie indiferente, rompe moldes y sobre todo estereotipos, principalmente sobre los vinos de Rioja. Un vino que seduce, porque es un vino con carácter y muy persuasivo, su evolución y afinamiento en botella algún tiempo mas hará de él un adulador tinto. 

Bodegas Juan Carlos Sancha se fundó en el 2008, es el proyecto personal de Juan Carlos; La bodega y las viñas se encuentran en una zona de la Rioja Alta en dirección sur desde Nájera, en el curso alto del río Najerilla. Todo el viñedo, apenas 6 ha de superficie diseminado en más de 20 parcelas más o menos distantes entre sí. Viticultura y elaboración son realizadas por Juan Carlos Sancha. 

Todo el viñedo está plantado en parcelas muy pequeñas y con alta densidad de plantación (5.000 cepas/ha) en suelos pobres, poco profundos y calizos. Cuenta con variedades minoritarias autóctonas como la Maturana tinta y la Tempranillo Blanco, además de la Monastel de Rioja.

Cuenta además con una pequeña finca de Garnacha de 1917, de donde nace Peña el Gato. Ha apostado por la implantación de un innovador sistema de elaboración y crianza con barricas rotativas de 500 litros de roble nuevo francés Tronçais donde los tintos fermentan sin la intervención de maquinaria alguna.

Bodegas Juan Carlos Sancha tiene también actualmente en el mercado los vinos: 

Ad Libitum BLANCO: 100% Tempranillo blanco, variedad minoritaria autóctona. 

Ad Libitum TINTO: 100% Maturana Tinta, variedad minoritaria autóctona de Rioja.

Y Peña El Gato GARNACHA VIÑAS VIEJAS: 100% Garnacha. Elaborado con uvas procedentes de un viñedo singular de 95 años plantado en vaso. 

http://juancarlossancha.com/espanol/

Ir Arriba