0
0
0
s2sdefault
powered by social2s


Continuando con la línea emprendida para este año 2016 - año en el que Apoloybaco cumplirá su quince aniversario - de recomendar vinos que ofrezcan algún tipo de peculiaridad o característica que le de un rango de exclusividad, os traemos para este mes de febrero uno de esos vinos que reunen la singularidad y la exclusividad.

Singularidad porque es fruto de la investigación y prospección "enoarqueológica" que lleva a cabo el colectivo "Equipo Navazos" para poner al alcance de aficionados y público en general una serie de vinos, fundamentalmente generosos que, por complejidad, finura y personalidad, pertenecen legítimamente a la categoría de los grandes vinos de clase mundial.

Son pues vinos también exclusivos, cuantitativamente porque se hacen ediciones limitadas y sobre todo son exclusivos por esas características organolépticas que los hacen únicos.

Jesús Barquín Sanz (segundo por la izquierda en la foto) es fundador y miembro destacado de Equipo Navazos quien, en el Congreso Científico sobre los vinos de Jerez celebrado el pasado noviembre de 2015, señalaba la necesidad de simplificar la tipología de dichos vinos para reforzar su identidad y exclusividad a nivel mundial. Sin duda algo que Equipo Navazos viene realizando en estos ultimos años con unos resultados excelentes, que les ha llevado a conseguir un gran prestigio tanto en el ámbito nacional como internacional.  

> La Bota de Amontillado Nº 58Los vinos de las ediciones "La Bota" se embotellan en ediciones limitadas y cerradas, en una serie que sigue un orden numérico correlativo y con la fecha de saca identificada con exactitud, a fin de que el consumidor pueda comparar conscientemente las diferentes ediciones de una misma solera. Y, también, para que se pueda llevar un control preciso de su evolución, pues -como todos los grandes vinos- éstos también maduran y pasan por diversas fases en su larga vida disfrutable en botella. Las primeras ediciones se distribuyeron exclusivamente en un círculo cerrado, de modo que, en caso de que pueda encontrarse alguna botella suelta por ahí, provendrá necesariamente del lote privado de los poco más de treinta “socios” particulares que con su ayuda y colaboración hicieron posible y siguen apoyando este apasionante proyecto. 

La Bota de Amontillado Nº 58: Después de que el Grupo Estévez adquiriera la bodega de Hijos de Rainera Pérez Marín, las soleras de amontillado de dicha bodega se reorganizaron, seleccionandose las botas mas finas y complejas, refrescandose su contenido con algunas botas escogidas de verdadera manzanilla pasada sin encabezar, para crear una solera de amontillado de algo mas de cien botas. Equipos Navazos seleccionó quince de estas botas, el resultado un extraordinario amontillado muy seco y fresco a pesar de los tres años adicionales de vejez en comparación con la anterior saca del mismo vino. La Bota de Amontillado Nº 37.

La Bota de Amontillado Nº 58, procede de la variedad Palomino fino, de 18,5% vol. Y han salido al mercado 3.000 botellas. Tiene una edad media estimada de unos 22 años y embotellado en la saca de junio de 2015. Presenta un atractivo color naranja ambarino, brillante. En nariz muestra toda su complejidad aromática, carámelo, madera tostada, bollería, batata asada y sobre todo intensas notas de hierbas aromáticas. Su paso por boca es fresco, muy seco, envuelve todo el paladar, complejo y con toques de frutos secos, persistente y un retrogusto muy amable y prolongado.

EQUIPO NAVAZOS, comenzó su andadura allá por el año 2005, fruto del interés y la pasión de un grupo conocedores y amantes de los vinos generosos andaluces y sabedores de los tesoros que descansan casi escondidos en los cascos de bodega del Marco de Jerez y también en Montilla - Moriles, se propusieron recuperar algunos de esos tesoros enológicos, y lo hicieron seleccionado algunas de esa botas, embotellando su vino. 

En un principio su distribución tuvo un carácter casi privado entre un grupo de apasionados de estos vinos, en su mayor parte enólogos, escritores, distribuidores, sumilleres y aficionados con profundos conocimientos.

Todo comenzó en diciembre de 2005, a propósito de la visita a una pequeña y antigua bodega sanluqueña (Bodega Sánchez Ayala), cuando “descubrieron” varias docenas de botas de un amontillado natural viejo y finísimo que llevaba veinte años prácticamente parado, sin comercializar. Seleccionaron y adquirieron el equivalente al contenido de una bota bodeguera y lo embotellaron bajo una marca que evoca el conocido relato de Edgar A. Poe: La Bota de Amontillado, en este caso fué La Bota de Amontillado NAVAZOS. Estas poco más de 600 botellas fueron el inicio de las actividades de selección y producción de vinos por parte del Equipo Navazos.

A partir del verano de 2007, como consecuencia de la entusiasta insistencia de algunos amigos que a la vez son destacados comerciantes de vinos, tanto en España como en otros países, una pequeña cantidad de botellas de cada una de las sucesivas ediciones comenzó a estar a la venta para el público en general: La Bota de Amontillado "Navazos", La Bota de Fino "Macharnudo Alto", La Bota de Palo Cortado "Bota Punta", La Bota de Manzanilla, etcétera.

Más adelante, el número de botellas en circulación ha ido creciendo, siempre dentro de unos límites artesanales: como máximo unos pocos miles de botellas, a veces unos pocos cientos tan sólo. Asimismo, Equipo Navazos ha ido implicándose cada vez más en las etapas previas, colaborando intensamente con los productores en las diferentes fases de la producción, desde el mismo viñedo, e incluso asociándose con algunos de ellos en la elaboración de algunos vinos y brandys específicos bajo su directa participación.

Vinos de Equipo Navazos que surgen de las muchas soleras y botas individuales que reposan aún en las mejores bodegas andaluzas, relativamente dejadas de lado por el mercado, en las últimas décadas tan esquivas hacia estos vinos asombrosos. Vinos que, en algunas ocasiones, son hallazgos extraordinarios, testimonio del trabajo anónimo de generaciones de hombres y mujeres del vino, y que en otras ocasiones son el resultado del trabajo conjunto durante años de EQUIPO NAVAZOS con los vinateros de Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, Montilla y El Puerto de Santa María con los que tenemos el honor de colaborar.

Web: http://www.equiponavazos.com/

Ir Arriba