vinos bodegas clementes depositosDentro de la sub zona de la Rioja Alta existen varios cientos de bodegas de distintas características, tanto por su tamaño como por la elaboración de sus vinos, todos de una excelente calidad, también son diferentes sus componenetes societarios; unas son sociedades anonimas, otras cooperativas y otras tienen un carácter netamente familiar. Pues bien una de esas bodegas familiares tuvimos la suerte de visitar una delegación de Apoloybaco a principios del mes de abril de 2019. Aún seguimos visitando y recorriendo las distintas zonas vitivinícolas de nuestro País, 18 años después, ya que la primera bodega que visitamos apoloybaco fue en el año 2001 en la sub zona de la Rioja Alavesa.

Pero volviendo al año 2019 y gracias a un viejo amigo de Sevilla y gran compañero en muchas y diferentes lides, el jurisconsulto Aurelio Garnica natural de La Rioja y con familia viticultora y bodeguera, nos facilitó la visita a un pequeño templo enológico situado en un precioso pueblo riojano: Los Baños del Río Tobía perteneciente a la comarca de Nájera y muy próximos a villas tan significativas como Santo Domingo de la Calzada, San Millán de la Cogolla o Haro por mencionar tan sólo algunos de ellos. Todas estos pueblos y comarcas formaron en su día parte del territorio de los Berones, que fueron un pueblo prerromano en las edades del Bronce y del Hierro de la península ibérica. Las primeras menciones históricas a este pueblo lo refieren como asentado en la zona de la actual Rioja y el extremo occidental de Navarra. Que en las Guerras Sertorianas tomaron partido contra el ejército de Sertorio (Tito Livio), 

Se ha descrito a los berones como un pueblo colonizador, agricultor y ganadero, a la tradición agricultora y ganadera se sumaron otras como la metalúrgica y alfarera. Así que es muy posible que practicaran la viticultura y por consiguiente que elaboraran vino. Según los indicios arqueológicos para los pueblos prerromanos de la Península Ibérica, la vid tenía una gran carga simbólica, era símbolo de fertilidad y riqueza, por ello su consumo era algo ritualizado. Durante siglos en los territorios Ibéricos, el consumo del vino era patrimonio de las capas dirigentes, el vino era un bien de lujo y por tanto de prestigio social, era una bebida “elitista”, hasta la llegada de los romanos que generalizaron la plantación de vides y socializaron el consumo del vino. Una de las principales ciudades de los Berones fue Tritium (actual Tricio), muy próximo a Los Baños del Río Tobia.Con restos de alfares de época romana.

Ciertamente La Rioja tiene una larguisima tradición vitivinícola y sin duda alguna es una de las denominaciones de origen de nuestro País con mayor prestigio y reconocimiento tanto nacional como internacional. Con un clima continental moderado, así su indice bioclimático, que no es otra cosa que la conjunción de las temperaturas activas, es decir las de mas de 10ºC, los días de insolación y la pluviometria, todo ello referido a los 190 días que van desde la brotación de la vid hasta la vendimia, es de cinco. Ha de tenerse en cuenta ue los valores entre 4 y 7 son los optimos para los vinos de calidad. La D.O. Ca. Rioja se divide en tres zonas bien marcadas; la Rioja Baja, La Rioja Alavesa y La Rioja Alta, en esta última se encuentra como dijimos al principio, la Bodega de Clemente García que tuvimos el placer de visitar 

vinos bodegas clementes entradaEn está antigua pero remozada casona que hunde sus raices allá por el siglo XVI se encuentra en su interior la bodega Clemente García. De sus inicios, es decir del siglo XVI tan sólo queda algunas piedra situadas en la parte posterior de la misma, ya que la actual morfología de la casa corresponde mayoritariamente al siglo XVIII. Y sobre ella se ha realizado la última remodelación, sacando a la luz la mamposteria y las traviesas de madera.

La primera planta de la casa sirve de recepción de los visitantes y por uno de sus laterales atraves de un corral o patio se recepciona la uva en época de vendimia donde se hace una segunda y mas exaustiva selección de los raciomos. En est´primera pplanta se encuentra también los elementos necesarios para el embotellado y etiquetado de los vinos, así como un adecuado espacio para lo que ellos llaman "merendero" y en otras zonas vinicolas llaman "Txoko", que no es otra cosa que el lugar de encuentro de amigos y familiares para comer y beber los extraordinarios productos que da la tierra.

En está primera planta también se encuentran algunas barricas para la crianza de los vinos, principalmente del vino blanco que lo elaboran fermentando en barricas con sus propias lías.En la planta superior es la vivienda habitual de los propietarios, amplia y acogedora. Aquí nos prepararon los padres de Clemente, Teresa Garnica y Clemente García unos soculentos y deliciosos platos, a la hora de comer, típicos de la zona; unas patatas a la riojana al estilo de los vendimiadores y un combinado de chuletitas de cordero lechal, costillas y panceta de cerdo hechos a la brasa de los sarmientos bañados en vino, y por supuesto sus acompañantes perfectos fueron, en primer lugar el vino Blanco  y después los dos tipos de vinos tintos que elaboran: El Tempranillo y el Clemente Gacía Garnacha. Y al final café y copa, todo un lujo. Desde aquí muchas gracias por su hospitalidad y trato. 

vinos bodegas clementes vinasAntes de comer estuvimos visitando sobre el terreno una parte de los viñedos con los que cuentan, en total unas tres hectáreas y media de las variedades garnacha, tempranillo y viura en las que se practica una viticultura ecológica y sobre todo son tratadas con mucha dedicación y mimo, sabedores que de una viña con salud se puede obtener un buen vino en bodega 

El pago que estuvimos visitando, situado muy cerca del pueblo tiene una fanega y media ( en La Rioja una fanega equivale a 2.000 meros cuadrados), este viñedo es el de mayor edad de los que poseen, las cepas van de unos 35 años a 70 años. Todas plantadas en vaso y en una suave ladera como muestra la foto de la izquierda, en un suelo cuya composición es arcillo - calcáreo

Nos explicaba Clemente que los viñedos de está comarca se encuentran en el limite de la Denominación de Origen Calificada Rioja, según el Consejo Regulador de la misma, por tanto son unas viñas de "frontera", con un clima de características similares al conjunto de la Rioja Alta, pero con la particularidad de las influencias climaticas que le aporta la cercania de la sierra Cebollera

La vendimia la realizan a mano y no sólo es la acción de recoger los racimos de uva, sino que también realizan lo que podriamos llamar la primera selección de la misma antes de proceder a su traslado a la bodega, con lo que consiguen obtener, si cabe aún mas, una uva de mayor calidad, Una vez en bodga se depositan sobre unas mesas largas, para proceder a una segunda selección de los racimos antes de proceder a su vinificación.

vinos bodegas clementes vinedosEn este viñedo donde algunas de sus cepas por su edad se  van muriendo, se utiliza un milenario método de replantación, el "Acodo de la vid" o lo que en la Rioja llaman "Morgones" es un sistema de reemplazamiento de esas viejas cepas.

Es una técnica vitívinícola que consiste en enterrar parte de un sarmiento para dar vida a una nueva vid. El sarmiento no debe estar separarlo de la cepa madre y se debe dejar al descubierto el extremo en posición vertical. Una vez que el sarmiento enterrado consiga crear raíces (enraizar) se separa y ya hemos obtenido una planta independiente que vivirá de sus propias raíces

Bodegas Clemente García, como deciamos al principio se encuentra en una antigua casona, remozada y rehabilitada, manteniendo intacto gran parte de su estructura y morfología. Por consiguiente podemos decir que su actividad vinatera comenzo allá por el siglo XVI.

Si bien es cierto que será fundamentalmente a partir del siglo XVIII con la construcción de la nueva casa cuando se tengan mas vestigios de esa actividad bodeguera. De entonces aún se conserva en su subsuelo los espacios abovedados donde se guardaba el vino. y en los que actualmente se encuentra gran parte del parque de barricas que poseen y los botelleros para la crianza y conservación de sus vinos.

Nos cuenta Clemente que está actividad  inicial bodeguera se perdió hace unos 30 años y que ha sido ahora a partir del año 2014 cuando la han vuelto a reactivar con el lanzamiento de estos dos vinos tintos monovarietales, uno de garnacha y otro de tempranillo, así como su última creación del vino blanco e la variedad viura.

El conjunto formado por los espacios dedicados a la vinificación y crianza de los vinos es una auténtica joya, es un pequeño templo vinatero, es un rincón que embelesa. Sus instalaciones se encuentran a distintas alturas lo que permite mover el vino por gravedad, con lo cual se consigue estresarlo menos que cuando se utilizan elementos mecánicos. . Dos depósitos de acero inoxidable y un curioso depósito cuadrado de hormigón recubierto de resina epoxi donde los vinos realizan su fermentación alcoholica y malolactica. 

De aquí pasan a las barricas de roble, actualmente cuentan con 12 barricas de 500 l y 35 de 225 litros. Y posteriormente estarán también un tiempo en botella en botelleros que junto con las barricas se encuentran en el calado de la bodega que tiene su correspondiente respiradero para mantener una humedad y temperatura constante. Sin duda alguna una bodega con encanto, done los vinos se encuentran muy a gusto para desarrollar posteriormente todas sus sensaciones organoleptica.

vinos bodegas clementes propietariovinos bodegas clementes calado
Clemente Garcia junto con Vicente en una de las instancias de la bodega  Parte de calado de la bodega, un lugar para el reposo de los vinos


Arriba