vinos cataapoloybaco 29112019 interiorCon está nueva reunión del Comité de Cata de Apoloybaco, cerramos el año 2019. Está última cata del año le ha correspondido organizárla al amigo José Corral, Pepin para los amigos, ya sabeis, el "Magister Bibendi" de cada cata es el encargado de elegir los vinos que se cataran, así como el restaurante que elaboraría los platos apropiados para su armonización con las caracteristica de los vinos.

El restaurante no fue otro que el que recientemente abrió sus puertas en el centro de Sevilla por nuestro querido amigo Alejandro Chaves, un experimentado cocinero formado en diferentes fogones del extranjero y n el dos estrellas Michelin de Cáceres, el Atrio. Después del gran éxito de su primer restaurante en el Aljarafe sevillano Ha decidido trasladar su creación gastronómica al centro de la capital y en un coqueto y confortable local de la calle Pavia ha abierto sus puertas "Puro Tinto. Centro". 

Puro Tinto es un restaurante con una cocina tradicional pero con la aportación de los nuevos conocimientos culinarios que aportan los cocineros que estudian, investigan y experimentan como hace Alejandro, eso sí, con productos de mercado y de cercania. Así cada tres meses cambia la carta por lo que esta siempre innovando y proponiendo nuevas recetas. Otra característica del restaurante, como su propio nombre nos indica, es la amplia oferta de vinos con mas de 70 denominaciones de origen españolas, en los que destaca una fuerte apuesta por los vinos andaluces.

Sin duda un adecuado lugar para armonizar la última cata de este año, en el que hemos celebrado, con está, nueve encuentros apolobaquianos donde hemos catado 58 vinos distintos y aunque han predominado los tintos, también hemos degustado, rosados, blancos, espumosos y generosos, ciertamente hemos ampliado nuestro acervo vinatero.

Por el panel de cata han pasado vinos como Las Lamas 2013 (Tinto), Clos Mogador 2014 (Tinto), Rebuzno 2016 (Tinto), Pelliteri 2013 (Vino del hielo), Cirsion 2015 (Tinto). Pardoxin dulce godello 2017 (Blanco). MIP 2016 (Rosado). Williams & Humbert Col. Añadas Fino en Rama (Generoso). Recaredo Turó d'en Mota 2006 (Cava). Viña Tondonia 2003 (Blanco), o el Maceración Carbónica 2019 de Colonias de Galeón (Tinto). Esta relación es sólo una pequeña muestra de los vinos catados en el 2019. Año que se ha caracterizado por un predominio de los vinos tintos, seguidos de los espumosos, en cualquier caso todos de un nivel elevado, en el que los "Cellarii" - encargados del vino- en cada cata han mostrado un gran interes por sorprender gratamente al resto de catadores.

vinos cataapoloybaco 29112019 catadoresEl conjunto de los vinos catados han dado una puntuación de 8,2 puntos sobre 10 de media, es decir un notable. Aunque los tres vinos mejores puntuados por los catadores han sido el Williams & Humbert Col. Añadas Fino en Rama con 9,5 puntos sobre 10. El Recaredo Turó d'en Mota 2006, con 9,35 puntos sobre 10 y el Clos Mogador 2014, con 9,32 puntos sobre 10. Sin duda un nivel bastante considerable, que intentaremos superar el próximo año.

Asimismo de todos los restuarantes y sitios en los que hemos maridado los vinos, el mejor valorado y puntuado fue la comida preparada por Salvador Morgado en su propia casa. Menú compuesto de Ajoblanco de mango con tartar de salmon, Ceviche de bacalao con gambas y granos de granada, Causa Limeña, bacalado confitado con pimiento y para el postre una espectacular tata Sacher. Así podemos decir que nuestras catas son enogastronómicas. El vino fue el detonante de etas catas, pero después de tres años la gastronomía también reivindica su sitio.

También hemos tenido durante este año dos nuevas incorporaciones de miembros al grupo de cata los amigos Javier Compás y Juan Miguel Vaquero (en la foto el segundo de la derecha), precisamente Juan Manuel fue está su primera incorporación al grupo de cata; esperamos que sus aportaciones sirvan para ampliar nuestros conocimientos sobre el mundo de los vinos y sobre todo para ampliar nuestros lazos de amistad. 

vinos cataapoloybaco 29112019 Leiranvinos cataapoloybaco 29112019 Tondonia< Leirana Genoveva. 2017; es un vino monovarietal Albariño de viñas que el 80% tiene una media de edad de 180 años, que elabora Forjas del Salnés en la DO Rías Baixas  de la mano de Rodrigo Méndez. Es un Albariño complejo, La fermentación se realiza de forma espontanea en fudre de roble sin control de temperatura. La crianza se lleva a cabo durante 12 meses en fudres de roble francés de quinta y séptima generación con sus lías sin tocar.

Leirana 2017, deja un vino con un color amarillo pálido, muy limpio y brillante en copa parada que deja entrever reflejos dorados en el movimiento en copa, lo que indica que la crianza tiene su efecto. Una nariz enormemente varietal, con toques a fruta por todos los lados, fruta blanca, de hueso, toques cítricos, con aromas tan típicos de la Albariño a flores y hierbas frescas. Un fondo salino y mineral perfectamente equilibrado. De entrada en boca fresca, se muestra como un vino muy vivo en el paso por el paladar, con un toque de untuosidad fruto de su crianza, con una carga frutal intensa, y un toque mineral muy varietal. Acidez muy ie gestionada que le da buena persistencia y guarda, así como un paso largo.

El maridaje gastronómico que nos preparó Alejandro fueron unos esparragos blancos con mayonesa de ostras, que mostro un comportamiento equilibrado con el vino. Asimismo fue valorado por los asitentes con 6,93 puntos sobre 10, siendo su precio de 23 euros.

> Viña Tondonia Blanco Reserva 2003; Una auténtica joya enológica dorada  elaborado por la Bodega López de Heredia en la D.O. Ca. Rioja. Se elaboró con Viuras y Malvasías centenarias que aportan finura y acidez de forma natural y que son las artífices de su espectacular longevidad. Sobre todo la Viura, que es capaz de entregar una extraordinaria complejidad a medida que envejece. Viñedo situado en la margen derecho del Río Ebro, con una altitud entre los 438 y los 489 metros. 110 hectáreas, viñedos plantados entre 1913 y 1914 (Más de 100 años). Terrenos diversos que van desde aluviales hasta arcillo-calcáreos con presencia de gravas y cantos rodados. La vendimia se extendió del 24 de septiembre hasta el 23 de octubre.

Una vez en bodega, se prensa para obtener el mosto. El mosto fermenta sin raspón ni hollejo en grandes tinas de roble de 60 hectolitros. Crianza de 6 años en barrica sometido a 2 trasiegos por año. Clarificado con claras de huevos frescos y embotellado sin filtrar.

Viña Tondonia Blanco Reserva 2003; De Color ámbar natural, desarrollado. Nariz muy fina, compleja, evolucionada pero recordando a la fruta. En boca es suave, consistente, fino y desarrollado. El chef Alejandro nos preparo una sopa de tomate con navajas y mejillón, resultando un acompañamiento muy fino, elegante y sabroso que el vino supo admitir con mucha sutileza. El mismo fue valorao por los catadores con 8,93 puntos sobre 10. Su precio fue de 29 euros.

vinos cataapoloybaco 29112019 vinatigovinos cataapoloybaco 29112019 vinyadelvuit< Viñatigo. 2016. Elaboraciones Ancestrales; No solo profundizanen la búsqueda, conocimiento y ensamblaje de las distintas variedades, sino que abren nuevos caminos en la recuperación de formas de elaborar muy antiguas, que, conjugadas con los conocimientos actuales, dan resultados sorprendentes.

Elaborado por Bodegas Viñatigo en la D.O. Islas Canarias-Tenerife, con 50% Tintilla de la Finca Laderas de Teno y 50% Baboso Negro de la Finca Juandana. Plantadas en pie franco sin injertar. Vendimia manual. No se añaden sulfitos. Fermentación y maceración de cada variedad por separado en un tino de roble abierto de 1.500l con raspones y levaduras seleccionadas de cada parcela. Una vez terminadas las fermentaciones, ambas vinificaciones se ensamblan y en envejecen durante un año en el tino cerrado. 

Viñatigo. 2016, de color rojo granate y de capa media alta. Aromas violetas de la Baboso Negro y frutos negros y chocolate de la tintilla. Intenso y persistente, equilibrado y con taninos presentes pero domados. Cada añada es una edición limitada y numerada de menos de 2.000 botellas. La tipografía en la etiqueta evoca los tiempos en los que se elaboraban este tipo de vino.

La armonía gastronómica preparada por Alejandro fue un potaje de ortiguillas, pochas, pulpo y carrillada de bacalao, que aguanto perfectamente el vino y los dos se entrelazaron equilibradamente. Asimismo fue valorado por los asitentes con 7,63 puntos sobre 10, siendo su precio de 30 euros.

>La Vinya del Vuit. 2013; es un vino tinto elaborado por La Vinya del Vuit en Gratallops (Tarragona), D.O.Q. Priorat. Desde 2001, ocho enólogos (ocho es "vuit" en catalán) entre los que se encuentran Sara Pérez y René Barbier, se reúnen para compartir sus ideas y crear un vino diferente y original año tras año, a partir de viñas viejas recuperadas, siguiendo métodos de vinificación artesanales.La Vinya del Vuit es un vino elaborado con Cariñena y un poco de Garnacha, de un viñedo de 70 años de edad, situado en Gratallops sobre suelos de licorella desmenuzada, gestionado orgánicamente, labrando con mula y respentando al máximo el viñedo y su entorno. La vendimia es manual y se transporta en pequeñas cajas hasta la bodega. Una vez allí realiza una fermentación espontánea con levaduras autóctonas. Terminada la fermentación reposa durante 20 meses en barricas de roble de 300 litros de 2º y 3er año. Solo 1800 botellas de, sin duda, una de las mejores añadas de La Vinya del Vuit.

La Vinya del vuit. 2013; es de color cereza intenso, ribete violáceo, capa media-alta, fina lágrima suavemente tintada. En nariz muestra la fruta bien madura con intensos tostados aún muy marcados que se suavizan gracias a las notables notas balsámicas de mentolados y regaliz de palo, toques especiados, buena mineralidad que se traduce en recuerdos de licorella mojada, espliego y tomillo de fondo; al cabo de un buen rato surgen notas de cueros y tabaco, toques de hidrocarburo y una nube intensa de brasas. En boca iene una potente entrada, bien astringente, marcada estructura en todo su recorrido con nervio, buena acidez y mineralidad, intenso, especiado, buena textura, amplio, goloso y muy persistente. Final largo, postgusto de fruta madura y retronasal ahumado y mineral.

El amigo Alejandro preparo para conjuntarlo con este vino un Royal de chocolate negro, pluma y picantón, todo un conjunto armonioso de aromas y sabores, aportando un delicioso maridaje con ese potente vino. Asimismo fue valorado por los asitentes con 8,72 puntos sobre 10, siendo su precio de 70 euros.   

vinos cataapoloybaco 29112019 botellasOtro dato interesante de las catas realizadas en el año 2019 ha sido que con los distintos vinos catados hemos recorrido gran parte de la geografía vinícola española, Desde Galicia a las Islas Canarias, pasando por Castilla y León, Rioja, Priorat y Andalucía entre otras..

La heterogeneidad de la geografía Española ofrece, por suerte, un amplio abanico de suelos: Desde el canto rodado típico de Rueda, pasando por la arena de Toro, los afloramientos calizos de la Ribera del Duero, la licorella de la zona del Priorat o la albariza jerezana hasta llegar al suelo granítico de Rías Baixas o al volcánico de los viñedos tinerfeños.

El suelo en el que está plantada una cepa es uno de los muchísimos factores que influyen en el resultado del vino. De hecho, el famoso término ‘terroir’ o ‘terruño’ hace referencia a ese conjunto de características como el tipo de suelo, composición del mismo (cantidad y variedad de nutrientes), prácticas culturales, clima, altitud o levaduras, que inciden en las particularidades de un vino.

Y es cierto que cada territorio aporta sus matices al vino, a pesar de la "malvada" tendencia existente en la actualidad de la homogenización de los vinos. Esos matices se aprecia sobre todo en aquellos elaboradores y bodegueros que apuestan por la investigación y el conocimiento de los recursos que implementan a las cepas en los distintos lugares de nuestra geografía. Nosotros en nuestras catas hemos hecho un amplio recorrido por esos matices que aporta la tierra. 

vinos cataapoloybaco 29112019 CasaCastillo< Casa Castillo Pie Franco 2013; es el vino más emblemático de la bodega y el vino de la D.O Jumilla mejor puntuado por Robert Parker y su revista The Wine Advocate con 97 puntos. Procede de una única parcela, "La Solana" con orientación sur en el que resiste una vieja plantación de Monastrell de pie franco plantada en 1941 con rendimientos muy bajos. Es un tinto mediterráneo, complejo, con un interesante recorrido aromático entre la fruta compotada, casi mermelada, y los especiados. En boca logra una potencia muy controlada con una agradable combinación entre la frescura balsámica y los especiados. Largo y persistente, resulta un tinto con buen potencial de guarda en botella.

Un viñedo de 8 hectáreas, plantado en suelo arenoso con glacis, con un rendimiento entre 700 y 900 kilográmos por hectárea. Enólogo: José Mª Vicente. Despalillado sin estrujado, encubado en pequeños lagares subterráneos donde tuvo lugar la fermentación alcohólica por levaduras autóctonas durante 12 días a 26ºC, bazuqueo manual. Prensado en prensa vertical, descube a barricas de roble francés nuevo de 500 litros, donde se completa la fermentación maloláctica en contacto con sus lías. Crianza de 16 meses en barricas nuevas de roble francés de 500 litros.

Casa Castillo Pie Franco. 2013; muestra un bonito color picota oscuro con borde granate. En nariz es muy expresivo y con buena complejidad, fruta roja y fruta negra muy madura, casi mermelada, chocolate, especiados, café, recuerdos balsámicos y minerales. Ya en boca es una auténtica explosión de fruta madura (grosellas y arándanos) carnoso y muy amplio. Con un ataque brutal presenta una alta acidez y los taninos marcados pero sin excesiva astringencia. Impresiona su estructura, la de un gran vino, voluptuoso, con cuerpo y muy elegante. En retronasal vuelve a mostrar notas de fruta negra, ese toque especiado de pimienta y su lado mineral, entre grafito y tinta china. Su persistencia es larga, de algo más de tres minutos, lo cual le imprime más carácter si cabe. Temperatura de servicio: 16ºC. Consumo: Óptimo entre 2017 y 2022. Si hay suerte tendremos que volvero a catar dentro de tres años, donde seguramente hay alcanzado su climax de redondez.

Alejandro para este vino nos sorprendio, pues le busco un maridaje que a primera vista parecía insuficiente, ya que era un postre, concreamente un Brownie, en este caso de harina de garbanzo sin mantequilla y helado de nata y vino de la variedad monastrell. Uf! fue todo un acierto, en pastel envolvia al vino y el esté se ayuntaba con el pasel. Bien es cierto que alguno de los catadores - comensales hubieran preferido otroplato mas contundente "un pollo relleno de pajaritos", bromas a parte fue todo un éxito esa magica combinación de Brownie y Casa Castillo. 2013.

Los catadores le otorgaron una puntuación de 7,93 puntos sobre 10. Y el precio de la botella es de 70 euros. 

vinos cataapoloybaco 29112019 grupo

También hemos de consignar que con los vinos catados en el año 2019 hemos hecho un amplio recorrido por las distintas variedades de uvas que se encuentran en las distintas zona vinícolas de nuesttro País, desde las variedades de uvas autóctonas como la Prieto Picudo en León, o la Baboso Negro de Canarias hasta variedades que aún son consideradas hibridas como la Vidal, que surge del cruce de la uva francesa Ugni Blanc o Trebiano Italiana con una uva Seibel Americana.

Por supuesto no han faltado en nuestro recorrido varietal la Tempranillo, la Garnacha o la Graciano que en algunos sitios es conocida como Tintilla de Rota que tan excelentes vinos está dando en la Sierra Norte de Sevilla y en oros lugares de Andalucía. También variedades de la zona del Mediterráneo como la Bobal y la monastrell.

Y tampoco han faltado las variedades denominadas nobles como la Cabernet Sauvignon, la Syrah, la Pinot Noir, la Merlot o la Cabernet Franc, variedades todas ellas que se han adatao perfectamente a los suelos y climas de diferentes zonas vinícolas españolas.

En blancas las sudamericanas Carmènere y Malbec han compartido mesa y mantel con la Viura, la Verdejo, el Albariño, la Garnacha Blanca y la Godello, y por supuesto la Palomino que participa en la elaboración de los vinos generosos.

Pero sin duda las variedades de uvas que mas nos ha sorprendido positivamente en este año, han sido la del espumoso elaborado por la bodega Artadi el Izar Leku. 2015, que nace partiendo de un vino base elaborado con uvas hondarribi zuri y hondarribi beltza, es decir un txacoli.

vinos cataapoloybaco 29112019 Coloniasvinos cataapoloybaco 29112019 espumoso< Colonias de Galeón Maceración Carbónica. 2019; Como en otras ocasiones por estas fechas, el amigo Julian Navarro, nuestro bodeguero del grupo, nos brinda la oportunidad de probar el vino nuevo de su bodega, el vino de maceración carbonica. Este tipo de vino fue el primer vino que sacaron al mercado, alla por el año 2002 y desde entonces no ha faltado a la cita anual de noviembre. Como los vinos de otras regiones el Beaujolais francés o el vino cosechero riojano.

Aunque no formó parte del panel de cata, pues se trataba de conocer este primer vino de la cosecha 2019, todos los catadores coinciieron en su superación con respecto al del año pasado. De color rojo picota, es muy aromático, frutos negros como la mora silvestre, envuelto en aromas de monte bajo, en boca es franco, gustoso y llena todo el paladar, bien estructurado y equilibrado. Un maceración carbónica extraordinario, buen acompañante de las tapitas sevillanas. Alejandro nos preparo unas patatas al estilo de las que se añaden al pulpo a feira.

> Valle de Átima. Brut nature Rosé; Para finalizar esta excelente sesión enogastronómica, el chef y propietario del restaurante Puro Tinto nos descorcho este espumoso elaborado por bodegas Lezcano Lacalle en Castilla, León. Es un rosé de tempranillo, albillo, verdejo y sauvignon blanc.

Tampoco entró dentro del panel de cata y por tanto su valoración fue de forma genérica, despertando sensaciones muy positivas entre los asistentes, fue un gran acompañante en la tertulia final donde cada catador suele ajustar las puntuaciones otorgadas a los distintos vinos, también es el moento de resaltar los diferentes matices y particularidades que han mostrado los mismos, así como contrastar cual ha sido el vino que ha destacado mas.

En definitiva una cata muy equilibrada y completa, la propuesta enológica del amigo Pepin de blancos y tintos supuso un interesante contraste, en el que resulta dificil inclinarse por uno o por otro. Esto acompañado de la propuesta gastronomica de Alejandro favorecio la armonia de esta última sesión del año, ahora toca preparan la primera del año 2020.

Arriba