0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
 

BODEGAS OSBORNE 

 

En este bellísimo pueblo que a principios del I milenio a.c. fundará, según la leyenda y después de la guerra de Troya, el capitán griego Menestheo y que dio en llamar "El Puerto de Menestheo", al que los árabes denominaron "Alcanatif o Puerto de las Salinas" y Alfonso X en 1260 rebautizará con el nombre de "Santa María del Puerto", se encuentra una de las bodegas con más solera y raigambre del panorama vinícola español, Bodegas OSBORNE. El Puerto de Santa María en Cádiz, pertenece a la D.O. Jerez y Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda. 

Y es uno de esos pueblos cargados de sabor, de historia, de encanto, capaz de enamorarte, como hizo con el propio Menestheo, o con Cristóbal Colón, huésped entre 1483-1486 de los duques de Medinaceli, o Juan de la Cosa, que realizó en está ciudad, en 1500 el 1º mapamundi que incluía a América.

O a esos comerciantes, "Cargadores a Indias" que construyeron sus casas-palacios, de ahí que El Puerto sea conocido como la "ciudad de los cien palacios". Está singular villa, también enamoró a finales del siglo XVIII al joven y comerciante inglés Thomas Osborne Mann, fundador de Bodegas OSBORNE.


Thomas Osborne contrajo matrimonio con la hija del apoderado de la casa Duff Gordon y serán sus hijos Tomás y Juan Nicolás los que heredaran el negocio a su muerte en 1854. Siendo éste último el que en 1869 recibirá el título de Conde de Osborne. Desde entonces; El Puerto, Vinos y Osborne forman un bonito axioma, que contribuye a reforzar los elementos identitarios de esta ilustre localidad gaditana.

Fundadas en 1772, Bodegas Osborne ha realizado un ardúo camino en el mundo vitivínicola español, alcanzando cuotas inimaginables de reconocimiento, fama y prestigio, sus productos son conocidos y apreciados internacionalmente y son muchos los premios y distinciones que han conseguido tanto nacional como internacionalmente.


En la actualidad y después de mas de doscientos años, elaborando y criando vinos, Osborne constituye un Grupo de Empresas, sin perder su carácter familiar, ya que el capital está mayoritariamente en manos de la familia Osborne, que la convierten en una de las mas destacadas en el ámbito vinícola nacional e internacional.

Todo ello es fruto indiscutiblemente del esfuerzo continuado por ofrecer la mejor calidad posible y de una mágica combinación de tradición e innovación.

En el Puerto de Santa María, Osborne cuenta con un completo conjunto bodeguero, con un enfoque integral para la elaboración de sus vinos, de sus brandis y de sus licores. Es propietaria de mas de 200 hectáreas de viñas en el pago conocido como "Balbaina" con las variedades de Palomino Fino, Pedro Ximénez y Chradonnay, un pago situado en zona denominada de Jerez Superior.


Viñedos que se extienden por las conocidas tierras de "albarizas", ideales para la viticultura, sobre todo de esta variedades que ya el agrónomo Columela cultivaba, allá por el siglo I d.c.

Después de una rigurosa selección de las mejoras uvas, Osborne cuenta con varios centros de producción, según el tipo de producto a elaborar - vinos o brandies - así la bodega La Atalaya sirve para la realización de la vendimia.

Las bodegas del Tiro, cuyo interior se asemeja al esqueleto de un gran pez, sirven para la elaboración y crianza en barricas y botas de roble de los brandies de jerez y licores.


Y en las bodegas de Mora, que pertenecieron en su día a la familia Moreno Mora, un soberbio conjunto arquitectónico formado por el llamado casco de bodega, que responde al patrón de las denominadas "bodegas catedral" y una hermosa casa-palacio, cuyo nexo de unión entre ambas es un bonito y cuidado patio, lugar que actualmente se utiliza para la recepción de las visitas.

En estas bodegas de Mora, junto con la llamada Bodegas de Exportación, son las encargadas de acoger en su seno esas cientos de botas o barricas de roble americano, ordenadas en equilibradas "andanas", apilándose formando "piernas" y "castilletes" donde reposan vinos de todas las edades y tipos (finos, amontillados, olorosos, Pedro Ximénez, Palos Cortados).

Estas bodegas son auténticos templos enológicos donde la mano del hombre en perfecta comunión con el tiempo consiguen obtener unos vinos que son deliciosas ambrosias baquicas, sin duda los mejores vinos del Mundo.


El Puerto de Santa María fue la génesis del Grupo Osborne, que en la actualidad extiende su experiencia y su saber hacer a otras zonas vinícolas, como la D.O. Ca. Rioja con sus bodegas Montecillo, a la D.O Ribera del Duero, con la marca Señorío del Cid.

En La Mancha con las bodegas Tomelloso para la obtención de holandas y aguardientes. En Malpica del Tajo (Toledo), con su finca de mas de 700 hectáreas y bodega para la elaboración y crianza de "Vinos de la Tierra de Castilla".

Y en Portugal donde produce vinos de la denominación Oporto, White, Ruby, Tawny, 10 yeas Old y 20 years Old.


Sin duda alguna, una de las características de bodegas Osborne es su capacidad de innovación, su creatividad y originalidad, tanto para la elaboración de grandes vinos, como para proyectar la cultura del vino.

Así fueron capaces de crear allá por 1956 un símbolo representativo de su brandy que con el transcurrir de los años se ha convertido en la seña de identidad de la bodega y en todo un símbolo de expresión cultural: El Toro Negro de Osborne, diseñado por Manolo Prieto. El Toro de Osborne es reconocido internacionalmente. Ha recibido innumerables reconocimientos y ha sido el foco de numerosas actividades culturales y artísticas. 

En 1983 fue decorado por el artista norteamericano Keith Herring, en 1996 fue protagonista de la exposición fotográfica itinerante de Larry Mangino y fue el anfitrión de la Feria de Arte Contemporáneo ARCO, en 2000 Osborne recibió el premio AUS, en 2003 los socios del Fomento de las Artes Decorativas lo escogieron como el diseño más representativo del siglo XX, y recientemente ha sido decorado e interpretado por 50 personalidades internacionales con motivo de su 50 aniversario. Además, ha sido protagonista en numerosas exposiciones dedicadas al diseño gráfico.


Su compromiso con el mundo del arte, de la investigación y de la cultura, es una realidad permanente, como así lo atestiguan sus convenios de colaboración con distintas universidades, o su participación en el festival de Jazz de El Puerto de Santa María. Ciertamente Osborne es algo mas que una bodega; es tradición, es historia, es cultura, es innovación y sobre todo es sinónimo de calidad.

Visitar las bodegas de Osborne es un delicioso y placentero viaje por la historia del vino. Es un lujo para los sentidos y apoloybaco tuvo la suerte de realizar ese placentero viaje, y además coincidiendo con un concierto de Jazz en el interior de la bodega ( vinos y música, divina combinación), y todo ello gracias a Ana Pérez del departamento de marketing y a Iván Llanza responsable de Relaciones Publicas de la bodega.

Pasear entre barricas centenarias y empaparse de los aromas que levitan por estas catedrales del vino, escuchando las sabias y prolijas explicaciones del personal tan profesional, como el que cuenta está bodega, es algo tan delicioso que todo amante y aficionado al mundo del vino no debe dejar escapar.

 


Vinos Muy viejos que en la Denominación de Origen se indican con las siglas VORS y VOS. La edad media de cada uno de estos jereces es de entre 30 y 40 años. Producción muy limitada.

AOS: Amontillado, de producción limitada. 100% Palomino Fino. Vejez promedia de 25 años. Fundación de la solera en 1903. Vinificación en blanco. Prensado suave y desfangado del mosto durante 12 horas. Fermentación a temperatura controlada, 25ºC. Su envejecimiento es mixto de crianza biológica y fisicoquímica, siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras en botas de roble americano. 

BC200: Oloroso, 88% Palomino Fino y 12% Pedro Ximénez. Vejez promedia de 40 años. Fundación de la Solera en 1864. Vinificación en blanco. Prensado suave y desfangado del mosto durante 12 horas. Fermentación a temperatura controlada, 28ºC. Crianza fisicoquímica, siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras en botas de roble americano. 

Pedro Ximénez Viejo: Dulce natural, 100% Pedro Ximénez. Vejez promedia de 30 años. Fundación de la solera en 1905. Exposición de la uva cortada al sol (soleo). Prensado suave y encabezado del mosto. Envejecimiento:Crianza fisicoquímica, siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras en botas de roble americano.  


< Solera India: Oloroso Medium, 80% Palomino Fino y 20% Pedro Ximénez. Vejez promedia de 25 años. Fundación de la solera en 1922. Vinificación en blanco. Prensado suave y desfangado del mosto durante 12 horas. Fermentación a temperatura controlada, 28ºC. Envejecimiento:Crianza fisicoquímica, siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras en botas de roble americano. Vino de un enorme potencial aromático, de gran bouquet de oxidación, en el que dominan notas de madera procedentes del prolongado tiempo de envejecimiento en roble, perfectamente integradas con matices torrefactos, de nuez moscada, caramelo tostado y pasas. 

> Solera PΔP: Palo Cortado, 92% Palomino Fino y 8% Pedro Ximénez. Vejez promedia de 30 años. Fundación de la solera en 1911. Vinificación en blanco. Prensado suave y desfangado del mosto durante 12 horas. Fermentación a temperatura controlada, 28ºC. Crianza fisicoquímica, siguiendo el tradicional sistema de criaderas y soleras en botas de roble americano. Muy expresivo y sabroso, amplio, con sabor a nueces, bien equilibrado y persistente, con un paso de boca espectacular y un final muy largo y ligeramente abocado. 


Dentro también de la D.O. Jerez y Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, Osborne elabora una amplia gama de excelentes vinos. Elaborados como no por el tradicional sistema de criaderas y soleras.

Como el Oloroso Medium 10 RF, mezcla de Palomino Fino y Pedro Ximénez. 

El oloroso seco Bailen, de una vejez promedia de 10 años. 

El fino amontillado Conqueiro, de aromas avellanados y salinos. 

El Pedro Ximénez 1827, de color caoba, muy dulce y sabroso.

El cream Santa María, con una vejez promedia de 6 años.


 

< El fino Quinta, es más que un clásico. Es uno de esos vinos de cuya marca se acuerdan nuestros mayores. Posee un bonito color pajizo con algún reflejo verdoso. En nariz salen frutos secos, hinojo, recuerdos salinos. En boca, ligero pero con excelente volumen y notas ligeras del velo, punzante al paladar, sabroso e intenso en el final.

 

> La manzanilla fina Cara de Gallo. En Sanlúcar de Barrameda, Bodegas Osborne elabora esta deliciosa manzanilla, de color amarillo pálido con tonos verdosos. Muy brillante. Aroma a almendras amargas y aceitunas, con notas salinas, ahumadas. En boca es muy seco, con buen cuerpo. Amargo, amplio y ligeramente cremoso. Final almendrado, con recuerdos salinos, ahumados y de aceitunas. 


Dominio de Malpica, Plural y Solaz; son tres vinos tintos de la zona vinícola "Vinos de la Tierra de Castilla", procedentes de la finca y bodegas Malpica, adquiridas por Osborne en el año 2000.

Dominio de Malpica es un tinto monovarietal de cabernet sauvignon, con una crianza de doce meses en barrica nueva de roble americano y otros doce meses en botella.

Plural; elaborado con merlot, petit verdot, shyraz y cabernet sauvignon, aunque cada año suelen cambiar alguna de las variedades, con una crianza de 14 meses en barricas de roble francés y americano.

Solaz; es un coupage de tempranillo y cabernet sauvignon, con cuatro meses en barricas nuevas de roble americano y un mínimo de 4 meses más en botella. 


< Montecillo; es el vino de la D.O. Ca. Rioja, elaborado en las bodegas del mismo nombre, fundada en 1874 por D. Celestino Navajas y adquirida por Osborne en 1973. Las bodegas Montecillo son las tercera más antiguas de La Rioja y acumulan más de 200 premios nacionales e internacionales. Elabora Montecillo crianza, reserva, gran reserva y Montecillo Gran Reserva Selección Especial. 

> Señorío del Cid; vino tinto de la D.O. Ribera del Duero, elaborado en las instalaciones adquiridas en el año 1999 en la localidad de Roa del Duero. En su apuesta por la calidad, el Grupo Osborne decide empezar a elaborar vinos en la prestigiosa Denominación de Origen Ribera de Duero, donde cría y envejece Señorío del Cid Roble, un monovarietal de Tinta del País, seleccionada de los viñedos más antiguos de la zona y cosechada bajo un estricto control de calidad.

Se recolecta a mano y se almacena en cajas  de madera fina para evitar su deterioro. Acto seguido, se envejece en barrica de roble francés y americano que le permite mantener toda su carga frutal. 


Gadir; vino blanco, elaborado con las variedades Chardonnay y Palomino procedentes de viñedos situados en El Puerto de Santa María propiedad de la bodega y calificado como "Vino de la Tierra de Cádiz".

Gadir es el tributo de la familia Osborne a la tierra que los acogió hace más de dos siglos. Así, Palomino -la variedad histórica del marco de Jerez- y Chardonnay -la uva blanca por excelencia de Europa-, se fusionan en Gadir, un vino blanco luminoso, de color amarillo pálido con ligeros reflejos verdosos. Aromas limpios de frutas y toques salinos. En boca es sabroso, con una agradable acidez que le da frescor y persistencia.

El coupage de estas dos variedades, seleccionadas de los viñedos que Osborne posee en el corazón de las tierras gaditanas y cuya plantación de Chardonnay es la más meridional de toda Europa, traslada a quien lo prueba a la Costa de la Luz, donde el mar y la tierra se encuentran. Una opción atrevida y fresca.


Bajo la Denominación específica de Brandy de Jerez, Osborne elabora diversos brandies cuya esencia es su especial y equilibrada combinación de "holandas" y aguardientes de vinos obtenidos en su propia destilería en Tomelloso (Castilla La Mancha) y de su envejecimiento en la bodega El Tiro en el Puerto de Santa María. Veterano, 103 etiqueta blanca y etiqueta negra, Magno y Toro, corresponden a la categoría de brandies de jerez solera y/o solera Reserva. Independencia y El Conde de Osborne corresponde a la categoría de solera Gran reserva. El Conde de Osborne botella Dalí fue diseñada por Salvador Dalí en 1964 para este brandy único y excepcional.
Los vinos de Oporto fueron los primeros vinos del Mundo en ser sometidos a un riguroso control y reglamentación. Osborne también elabora y cría estos históricos vinos amparados bajo la disciplina y el arbitraje del Instituto dos Vinho do Douro e do Porto, en su bodega situada en Vila Nova de Gaia (Portugal). Los de mayor fama son los Vintage elaborado con uvas de los mejores viñedos y solo en añadas de excepcional calidad. El Late Bottled Vintage Porto (L.B.V.)  y el Porto Vintage son los Vintage de Osborne. Y el 20 Years Old Porto es otro excepcional vino con 20 años madurando en barricas y de producción limitada.


GRUPO OSBORNE

Visitas a Bodegas Osborne en el Puerto de Santa María (Cádiz).

Bodega del Tiro: Ctra. Nacional IV, km. 651 - 11500 - El Puerto de Santa maría (Cádiz). Tel: 956 854 228. Fax: 956 877 514. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bodega de Mora: C/ Los Moros, s/n - 11500 - El Puerto de Santa maría (Cádiz). Tel: 956 869 100. Fax: 956 877 514. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ir Arriba